Los estudios astrofísicos actuales acaban de realizar un hallazgo que podría cambiar la forma en la que vemos a uno de los planetas de nuestro sistema solar. A través de un novedoso enfoque basado en el análisis de las ondas que afectan a los anillos de Saturno, finalmente hemos podido dar un “vistazo” más claro a su núcleo.

De acuerdo a lo recientemente publicado por los investigadores Christopher R. Mankovich y Jim Fuller en Nature Astronomy, el centro del planeta gigante podría ser mucho más amplio y “fluido” de lo que se esperaba. De hecho, las primeras conjeturas apuntaron a que el núcleo de Saturno era pequeño, además de principalmente metálico y rocoso.

Ahora, la información obtenida por la conocida nave espacial Cassini, que se construyó para girar alrededor de Saturno, nos da información mucho más detallada sobre el planeta. Una que, además, sobrescribe anteriores observaciones y conclusiones realizadas en torno al gigante anillado.

El núcleo de Saturno es más “difuso” y masivo de lo que se pensaba

Anillos de Saturno.
Vía maxpixel.net

La imagen convencional dice que el interior de Saturno tiene una clara división entre un núcleo compacto de rocas y hielos y una envoltura de principalmente hidrógeno y helio. Descubrimos que, contrariamente a esta imagen convencional, el núcleo es en realidad ‘borroso’: todas esas mismas rocas y hielos están allí, pero están efectivamente borrosas en una gran fracción del planeta”, explicó Mankovich.

Para resumir lo dicho por el autor principal y también investigador de California Instituto de Tecnología, básicamente podemos decir que el núcleo de Saturno no tiene límites tan definidos como los esperados. De hecho, sus capas de roca y gases están entrelazadas y se diferencian de forma paulatina, en lugar de a través de “fronteras” bien delimitadas.

Adicionalmente, las observaciones realizadas por el Cassini también permitieron detectar combinaciones de hielo, roca, hidrógeno y helio en el núcleo. Unas que, además, se sospecha que podrían ser hasta 50 veces más masivas que la Tierra.

Los nuevos datos sobre el núcleo de Saturno

La misión de Cassini se mantuvo activa durante 13 años y culminó en el 2017 cuando la nave agotó su combustible. Hasta ese momento, estuvo enviando datos a la Tierra que ahora podemos utilizar para aprender más sobre uno de nuestros vecinos planetarios.

Para el caso actual, uno de las observaciones más importantes fue la transición entre las rocas y el hielo del núcleo de Saturno a las partes más gaseosas del planeta. Mientras más te alejas de su centro, mayor es la cantidad de las últimas, y menor la de los primeros.

Núcleo de Saturno de acuerdo a la información dada por sus anillos.
Crédito: Caltech/R. Hurt (IPAC).

Sin embargo, como ya lo dijimos, no existe realmente una frontera clara y todo se maneja en matices. A tal espacio se lo ha reconocido como una “región de transición” y se descubrió que ocupa al menos el 60% del diámetro total de Saturno.

En otras palabras, el área “difusa” del núcleo es justamente aquella más prominente en el planeta. Algo que va contra el 10% o 20% que se había estimado que podría ocupar, si se hubiera tratado de un núcleo compacto –como se creía antes–.

¿Qué “delató” al núcleo de Saturno?

Básicamente, su comportamiento. Debido a que el núcleo de Saturno no es particularmente sólido, su contenido puede llegar a comportarse como un líquido. En consecuencia, cuando el planeta se mueve puede actuar como una “mezcladora gigante” de roca y gases.

Por su parte, el movimiento de los dos anteriores también produce un efecto dominó de cambios que llegan a la superficie del planeta. Desde allí, la energía del movimiento termina liberándose en forma de ondas que se expulsan al espacio. Pero, antes de ser libres, muchas “chocan” con los anillos de Saturno y generan lo que se conocen como distorsiones.

Fue a través del registro de dichas distorsiones que Cassini pudo conseguir los datos necesarios para descifrar qué se encontraba en el núcleo del planeta anillado. Hasta el momento, no se ha analizado toda la información recolectada por la nave espacial, por lo que aún podría quedar mucho más por descubrir sobre Saturno.

Referencia:

A diffuse core in Saturn revealed by ring seismology: https://doi.org/10.1038/s41550-021-01448-3

Escribir un comentario