Por lo general, las tareas se utilizan como un recurso para fomentar de aprendizaje en los estudiantes. Sin embargo, una investigación reciente sugiere que el exceso de tareas escolares puede afectar la salud mental de los estudiantes.

De hecho, los autores destacan que muchos estudiantes ven en las tareas escolares su principal fuente de estrés, prácticamente porque deben sacrificar horas de sueño o de disfrute para cumplir con sus deberes escolares. En consecuencia, tienden a presentar problemas para conciliar el sueño, además de signos de agotamiento físico y mental.

Tareas escolares en exceso pueden provocar ansiedad y depresión

Niño triste sentado al lado de unas libretas

Según se explica en el artículo, las tareas dirigidas a estudiantes de primaria no tienen mayor beneficio en el proceso de aprendizaje. Por tanto, sugieren que estas actividades escolares están demás y que la enseñanza debe centrarse en el aula de clase.

Por otro lado, destacan que los alumnos (sobre todo aquellos en escuelas de alto rendimiento) dedican al menos tres horas a sus actividades escolares. En efecto, pierden de compartir con sus amigos, familiares y de realizar actividades extracurriculares. Se trata de un tiempo de disfrute que promueve el bienestar emocional de una persona. En ese sentido, la trabajadora social clínica con licencia y terapeuta en Talkspace, Cynthia Catchings, dice:

Las cargas de trabajo pesadas también pueden causar serios problemas de salud mental a largo plazo, como ansiedad y depresión”.

En concordancia con ello, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que las cargas escolares y extras escolares promueven la aparición de un cuadro de estrés y ansiedad en niños mayores a 6 añitos.

Las tareas escolares no garantizan un mayor rendimiento

Expertos aseguran que las cargas escolares no necesariamente implican un mayor rendimiento. De hecho, a veces hace más daño que bien a los estudiantes. Por ejemplo, el incremento de tareas escolares puede provocar dolores de cabeza, espalda, malestar abdominal e incluso mareos, es decir, un rechazo de nuestro cuerpo a la carga de trabajo excesiva.

Con base en ello, la consejera de salud mental de Humantold, Emmy Kang, recomienda no eliminar las tareas escolares, sino la carga de trabajo que los estudiantes se llevan a casa. “No creo que debamos desechar la tarea, creo que deberíamos desechar la tarea sin sentido y sin propósito”, agrega.

La planificación es clave para lidiar con la carga de trabajo en exceso

niña en un columpio
Los niños en edad escolar necesitan tiempo para sentir, distraerse y conocer su entorno

La psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil, Celia Rodríguez Ruiz, considera que los profesores deben enviar tareas escolares que promuevan el interés y la motivación de los estudiantes. Asimismo, deben permitir que los estudiantes se organicen con sus tareas y, no sobrecargarlos de actividades.  

Si bien la educación es clave, los expertos consideran que la carga de trabajo escolar en exceso perjudica la salud mental de los estudiantes porque les restan tiempo para jugar, distraerse es interactuar socialmente.  

Referencia:

Is it time to get rid of homework? Mental health experts weigh in. https://phys.org/news/2021-08-homework-mental-health-experts.html

Exceso de tareas afecta la salud mental de los infantes. https://www.expoknews.com/exceso-de-tareas-afectan-la-salud-mental-de-los-ninos/

El peligro del exceso de deberes para los niños. https://www.hacerfamilia.com/educacion/noticia-peligro-exceso-deberes-ninos-20160509123915.html

Escribir un comentario