Un nuevo avistamiento sorprendente ha llegado a los titulares del mundo. En la presente oportunidad, se trata de una cobra de dos cabezas que ha sido encontrada en el estado, Uttarakhand, de la India.

De acuerdo al portal Hindustan Times, es la primera vez que un espécimen así hace presencia en dicho territorio. Por lo que no se ha demorado en llamar la atención de las organizaciones conservacionistas y biólogos de la zona.

¿Cómo encontraron a la cobra de dos cabezas?

Siguiendo el testimonio del rescatista de serpientes Adil Mirza, todo comenzó con una llamada de rescate común y corriente. Por teléfono, se le avisó al profesional que posiblemente se trataba de una pequeña cobra avistada en la en las instalaciones de una unidad industrial en el área de Vikas Nagar del distrito Dehradun, cerca del bosque Kalsi.

Una vez llegaron al sitio del reporte, notaron que la cobra no era como ninguna que hubieran visto antes, ya que tenía dos cabezas en un solo cuerpo. Una vez removida del sitio, del departamento forestal de Uttarakhand no demoró en tomar la custodia de la particular serpiente.

Lo que se sabe sobre el raro espécimen de la cobra de dos cabezas

Según las observaciones iniciales, la cobra de dos cabezas debería tener apenas dos meses de vida y un largo aproximado de unos 46 cm. Asimismo, según Vipul Maurya, quien es un experto en vida silvestre del Instituto de Vida Silvestre de la India (WII), la serpiente es un espécimen particularmente raro.

Dicha perspectiva está secundada por Mirza, quien comenta que, en sus 15 años de trayectoria profesional, nunca había visto a una serpiente igual. Por lo que podemos entender un poco más qué ha hecho que la pequeña cause tanto revuelo desde que se la ubicó en el departamento de Dehradun.

Cobra de dos cabezas.
Crédito: Hindustan Times.

De acuerdo a lo explicado por Maurya, que también ha formado parte de estudios herpetológicos del departamento forestal estatal del Uttarakhand, la causante de la extraña mutación en la serpiente es una condición conocida como ‘bicefalia’.

En resumen, es una anomalía que aparece en el desarrollo embrionario de las serpientes. Allí, los que de otro modo serían gemelos idénticos no se separan adecuadamente, pero sí desarrollan de forma independiente sus cerebros. En consecuencia, tenemos un animal con un solo cuerpo, pero con dos cabezas, y dos “voluntades”.

En general, no es una condición que produzca incomodidades como tal en la serpiente. Sin embargo, no es una de las mutaciones más favorables a la hora de intentar sobrevivir en la selva.

¿Qué pasará con la cobra?

Por los momentos, su caso se encuentra en observación. Justo ahora está en un centro de rescate del zoológico de Dehradun. Allí, los médicos procederán a realizarle exámenes para determinar su estado de salud.

Una vez se realicen los exámenes, finalmente se determinará si la cobra de dos cabezas es apta para regresar a la naturaleza o si se la deberá mantener en cautiverio. Hasta ahora, históricamente, los especímenes con bicefalia no suelen sobrevivir mucho por sí solos.

Por lo que, al menos podemos especular que su destino podría ser muy similar al de ‘Dos’, una serpiente corredora negra de dos cabezas que fue encontrada en Florida durante el 2020. Luego de hacerle exámenes, se determinó que la pequeña quedaría en la custodia de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC, por sus siglas en inglés). En el caso de la cobra de dos cabezas, es posible que termine bajo el cuidado del equivalente indio de la FWC.

Escribir un comentario