Tres volcanes que forman parte de la cadena de islas Aleutianas de Alaska entraron en erupción, mientras que otros dos mantienen una actividad peculiar, uno de ellos mostrando temperaturas superficiales elevadas.

Dada su imprevisibilidad, los científicos se mantienen alerta monitoreando su actividad, y desde el domingo 15 de agosto se encuentran en un nivel de alerta naranja, según el Observatorio de Volcanes de Alaska.

Erupciones relativamente pequeñas

Los volcanes Great Sitkin, el monte Pavlof y Semisopochnoi entraron en erupción de forma simultánea, algo que no se observaba desde hace al menos siete años. Hasta el momento, sus erupciones son relativamente pequeñas, generan ciertos ruidos y están generando pocas cenizas, aunque esto podría cambiar.

“Eso puede parecer una película de desastre en proceso, pero los estados de erupción no son tan dramáticos hasta ahora”, declaró Danielle Banks, meteoróloga de The Weather Channel. Por ello, los científicos siguen de cerca las erupciones en busca de cambios y, sobre todo, un aumentos de actividad para tomar las precauciones correspondientes. Los cuatro volcanes están ubicados en secciones remotas de las Aleutianas.

Tres en erupción, dos con inicio de actividad

Pavlof es un estratovolcán cubierto de nieve y hielo en el extremo suroeste de la península de Alaska. Su última erupción se registró en 2016, momento en el cual arrojó cenizas a la comunidad cercana.

Una vista de los pináculos de Aghileen y el volcán Pavlof desde el Refugio Nacional de Vida Silvestre Izembek.
Una vista de los pináculos de Aghileen y el volcán Pavlof desde el Refugio Nacional de Vida Silvestre Izembek. Crédito: Kristine Sowl/USFWS/Flickr.

En el caso particular del monte Pavlof y Semisopochnoi, solo se han detectado cantidades mínimas de ceniza, mientras que en Great Sitkin, un estratovolcán con caldera y cúpula, no se ha registrado ninguna. Sin embargo, este último, que se ubica cerca de dos pueblos con menos de 400 habitantes, ha arrojado algo de lava.

Semisopochnoi, por su parte, ha experimentario varias explosiones y movimientos sísmicos. El miércoles produjo una nube de ceniza que se elevó a unos 3,048 metros en el aire.

Los otros dos son el monte Cleveland y el complejo volcánico en Atka. El primero ha experimentado un aumento de calor debajo del monte Cleveland, cuya última erupción fue en 2020; el segundo, algunos pequeños terremotos. Sin embargo, los científicos los han mantenido en un nivel de alerta amarillo, más bajo que el naranja otorgado a los otros tres.

Los de Alaska no son los únicos volcanes en erupción en EE.UU.

La situación ya parece lo suficientemente terrorífica con tres volcanes en erupción, pero Alaska no es el único sitio en alerta en los Estados Unidos. Otros dos volcanes, uno en Hawai y otro cerca de Guam, también han exhibido orgullosamente signos de actividad, según infia el sitio web Weatherboy.

El Mauna Loa, en Hawái, es el gran más grande de nuestro planeta, y en los últimos días también ha experimentado algunos terremotos. A pesar de ello, no ha entrado en erupción. Mientras que Pagan, cerca de Guam, ha mostrado terremotos y emisiones de humo de forma más similar a los de Alaska.

Referencia:

Alaska Volcano Observatory Daily Update. https://www.avo.alaska.edu/

Escribir un comentario