El menú de apagado de Windows es uno de los apartados más conocidos del sistema operativo. Sin embargo, desde ahí no solo podemos apagar o reiniciar el sistema, sino que también se ofrecen otras alternativas. Pese a ello, no está demasiado claro para qué sirven cada una y por ello te contaremos las diferencias entre Hibernar y Suspender en Windows.

Esto te ayudará a tener clara la utilidad de cada función y te permitirá ocupar cada una de acuerdo a las necesidades que tengas.

Estas son las diferencias entre Hibernar y Suspender en Windows

Pareciera no haber diferencias entre Hibernar y Suspender en Windows, incluso para muchas personas hacen referencia a opciones similares. Lo que más se suele saber al respecto es que estas alternativas ponen al equipo en un estado de bajo consumo de energía. No obstante, no es del todo cierto que sea igual en ambos y en ese sentido, vamos a comenzar a detallar las diferencias fundamentales entre las dos opciones.

Para empezar, estas alternativas actúan diferente en cuanto al consumo de energía. Mientras la opción Suspender, en efecto pone al equipo en un modo de bajo consumo, Hibernar hace que el computador no consuma energía, es decir, que este apagado.

Esto nos lleva a otro factor importante ¿qué pasa con los archivos y aplicaciones abiertas? El manejo de los datos en los dos modos son totalmente diferentes, en ese sentido, cuando ocupas Suspender la información es almacenada en la memoria RAM. Por su parte, cuando pones el computador en Hibernar, los datos son escritos en el disco duro, es decir, se guardarán tal y como ocurre cuando intentas apagar el computador con archivos abiertos.

Basado en todo lo anterior, otra de las diferencias fundamentales en Hibernar y Suspender en Windows es que en la primera, las luces del computador estarán apagadas y en el segundo no.

¿Cuál opción debo elegir entre Hibernar y Suspender?

Como todo en el mundo de la tecnología, no hay una opción necesariamente mejor que otra. Lo que hay son opciones que se ajustan más o menos a nuestras necesidades y así debemos ver las opciones de Hibernar y Suspender.

En ese sentido, tenemos que Suspender mantiene el computador en un estado de espera y bajo consumo de energía. Los archivos abiertos se mantienen almacenados en memoria RAM de modo que, al activar el equipo tendrás todo tal y como lo dejaste. Resulta especialmente útil para estar ausente durante cortos periodos de tiempo.

Por su parte, Hibernar prácticamente apaga el computador, no hay consumo de energía, sin embargo, al reactivar el equipo tu sesión volverá a estar como antes. Sin embargo, el tiempo que ocupa en activarse nuevamente es bastante prolongado en comparación con la suspensión. Por esta razón, resulta más útil para cuando nos ausentaremos por mucho tiempo.

Como vemos, las diferencias entre hibernar y suspender en Windows son varias y conocerlas te ayudará a mejorar mucho más tu experiencia dentro del sistema.

Escribir un comentario