Internet se ha convertido en una especie de réplica del mundo real, que si bien en general puede ser un buen sitio, no siempre estamos seguros. Cuando damos los primeros pasos para crear una página web nunca esperamos que esta sea atacada. Sin embargo, los sitios en internet reciben más ataques de los que podemos creer y por ello siempre es mejor estar prevenidos.

Por ello, queremos comentar algunas señales que debemos tener en cuenta para determinar si nuestra página web ha sido atacada. Asimismo, te daremos algunas recomendaciones que puedes seguir para prevenir la pérdida de información ante estos ataques.

¿Por qué se atacaría una página web?

Es la primera pregunta que nos hacemos al enterarnos de que una página web puede ser atacada con mucha frecuencia. Sin embargo, en nuestros días el botín de los piratas de la web es la información y en ese sentido, los sitios web tienen mucho de ello. Cuando creamos una página que además almacena datos de usuario por suscripciones a foros o a newsletters, de inmediato se convierte en un blanco para los hackers.

Es por ello que resulta equivocado pensar que como no somos gigantes al estilo de Amazon o Microsoft, los piratas de la red no estarán interesados en nosotros. Cualquier base de datos con correos electrónicos y contraseñas es un blanco apetitoso para estos personajes. Por ende, es necesario que cualquiera que esté al frente de un sitio web pueda tomar las medidas para evitar o detectar si su página web es atacada.

¿Cómo saber si mi página web ha sido atacada?

Tomando en cuenta que no existe una sola forma de atacar un sitio web, es necesario que estemos muy atentos a todos los aspectos que conforman el sitio. Es decir, una página web atacada puede reaccionar de diversas formas, de acuerdo al ataque perpetrado. En ese sentido, tu sitio podría simplemente o no abrir o por el contrario, aparentar un funcionamiento normal, pero con cambios ligeros.

Sin embargo, vamos a detallar una serie de comprobaciones de muchas ayuda para comprobar si tu página ha sido víctima de un ataque.

¿El sitio se comporta distinto a lo habitual?

Lo primero que debemos comprobar para saber si el sitio ha recibido un ataque es su comportamiento. Como estarás habituado a ingresar a diario a tu página web, sabrás todo lo que debe ocurrir al abrirla. Por ejemplo, el despliegue de la página principal, la muestra de algún anuncio para suscribirte a un newsletter y características similares.

Este tipo de detalles pueden verse afectados al recibir un ataque y si notamos que esto está ocurriendo, debemos activar las alarmas para verificar si en efecto está ocurriendo algo.

¿Hay cambios en la apariencia de la página?

En caso de que el sitio se comporte como lo esperamos siempre, lo siguiente será prestar atención a los detalles de la apariencia. ¿Tu sitio luce como siempre? Si percibes algún cambio en la interfaz, deberás profundizar en las comprobaciones para determinar si tu página web ha sido atacada.

Revisa las conexiones a tu servidor FTP

En caso de que uses un servidor FTP para cagar elementos al sitio, es imprescindible revisar el registro de conexiones. En este apartado solo debemos ver conexiones hacia la dirección IP de nuestro servidor. Si notas otras direcciones IP es probable que alguien más esté ingresando a tu sitio sin permiso.

Compara el código fuente con las copias de seguridad

El código fuente es el alma de tu sitio web y muchos ataques pueden ir directamente a él, para editarlo o eliminar elementos. Si notas un comportamiento sospechoso en tu web, una buena comprobación sería comparar el código fuente de ahora con alguna copia de seguridad de días atrás.

Si notas diferencias, es muy probable que algún malware o hacker esté haciendo de las suyas en tu página web.

Presta atención a las notificaciones de tu hosting

El hosting contratado representa una barrera de protección importante para cualquier sitio web. Es por ello que resulta crucial tomar en serio la decisión sobre cuál contratar, a fin de contar con apoyo en cuestiones de seguridad.

Si tu sitio web está siendo víctima de ataques, es muy probable que su hosting lo detecte primero y te envíe alguna notificación para que tomes tus previsiones. En ese sentido, es necesario estar atento al correo electrónico asociado al servicio para saber los datos del sitio están en riesgo por ataques.

¿Qué tipo de ataques puede recibir mi sitio?

Las formas de burlar los mecanismos de seguridad en la web se han diversificado y los ataques no tienen un solo método. Si bien la información es el principal botín de los hackers, sus motivaciones también pueden ser múltiples y esto lleva a que la forma de atacar una página sea diferente.

Por ejemplo, hemos visto muchas veces como algunas páginas web son vandalizadas cambiando por completo su página principal con mensajes e imágenes de cualquier índole. Estos son los llamados Ataques Defacement, basados en aprovechar brechas en las páginas para cambiar su apariencia.

También existen las llamadas Backdoor o Puertas Traseras, un tipo de ataque muy complicado de detectar. Aprovechando las vulnerabilidades del sitio, los hackers son capaces de insertar una pieza de código que básicamente abre un acceso oculto a la administración del sitio. Esto pueden lograrlo a través de un malware y lo más complicado es que al desinfectar la web, la pieza de código de la puerta trasera estará ahí.

Por otra parte, muchos hackers buscan llevar tráfico a sus sitios maliciosos y esto lo pueden lograr con ataques de Inyección SEO. Se trata básicamente de insertar sus enlaces en las páginas víctimas, de manera que, sus usuarios acaben redirigidos a las páginas del atacante. En ese sentido, podemos ver que hay muchas formas de violentar una web, de acuerdo a los fines del atacante y por ello es necesario estar bien preparados.

Los ataques DDoS

Uno de los ataques que se ha presentado con más frecuencia en los últimos años son los DDoS. Por sus siglas en inglés: Distributed Denial of Service, se refiere a un ataque que busca inhabilitar un servidor a través de una sobrecarga de peticiones. Mientras su predecesor, el ataque DoS sobrecargaba los sistemas con peticiones desde un punto único, el ataque DDoS envía paquetes desde múltiples direcciones.

Por esta razón resulta tan complicado contenerlos, al no tener la posibilidad de bloquear un pool de direcciones IP en específico. Estos ataques buscan dejar los sitios, aplicaciones o servidores web fuera de servicio, perdiendo el acceso a ellos.

¿Qué podemos hacer para evitar el impacto de los ataques a una web?

Si bien buena parte de los mecanismos y barreras de seguridad con los que contamos provienen del hosting contratado, también hay buenas prácticas que podemos llevar a cabo para protegernos o disminuir el impacto de un ataque a tu sitio.

Instala un certificado SSL

Incorporar un certificado SSL a tu sitio, lo mejorará en un 100% por dos factores importantes. El primero es que Google marca los sitios HTTP como no seguros y este es el modo en el que se encuentra tu web sin el certificado. Por oro lado, al funcionar bajo el protocolo HTTPS, los datos que se envían y reciben en tu web estarán cifrados y en ese sentido, no podrán ser interceptados por terceros.

Mantén actualizado todo el sistema

Cuando adquirimos un servicio de hosting para alojar nuestra página web, notamos que el sistema ofrece actualizaciones de todos sus elementos. En ese sentido, cuando recibas notificaciones para obtener la nueva versión de cualquier apartado del CMS, no dudes en aplicarla.

Igualmente, si estás usando plugins, es necesario que siempre los mantengas en la versión más reciente. Esto te permitirá disfrutar de mejoras en estabilidad y de la corrección de vulnerabilidades de las versiones anteriores.

Asegúrate de los plugins que estás instalando

Cuando usamos un CMS como WordPress, por ejemplo, tenemos acceso a una amplia variedad de complementos para mejorar muchos aspectos de tu web. Si bien el catálogo de plugins puede tener opciones que parecen atractivas, es necesario que estemos seguros de lo que estamos instalando.

En ese sentido, verifica el desarrollador del software que instalas e investiga un poco sobre el plugin. Esto te dará la garantía de que estás instalando un complemento legítimo y no presentarás fallas de seguridad.

Usa complementos de seguridad

Dentro de todo el catálogo de plugins disponible, hay muchos relacionados con aspectos de seguridad. Lo mejor de todo es que la variedad que encontramos se ajustan a diversos modelos de aplicaciones, páginas web o negocios. Por ello, a la hora de asegurar tu sitio web, investiga un poco sobre las alternativas más adecuadas para tu tipo de página.

Elige un hosting seguro

La elección del servicio de hosting para tu sitio no debe ser algo tomado a la ligera. El apoyo de la empresa que presta este servicio es crucial para la seguridad del sitio web y para mitigar los efectos de cualquier ataque. En ese sentido, tendrás que sentarte a investigar un poco sobre la atención al cliente y soporte de cada empresa a fin de seleccionar la más adecuada.

Una página web puede ser atacada con más frecuencia de lo que creemos, sin importar su tamaño. Por ello, como administradores nuestros sitios tenemos el deber de aplicar las buenas prácticas para mantenerlas siempre seguras. Además, si almacenamos información de usuarios como cuentas o datos para el envío de newsletter, estamos en el deber de resguardarla al máximo.

Los ataques a los sitios web es algo que no se detendrá y por esta razón, debemos estar siempre un paso adelante para levantar todas las barreras necesarias ante cualquier contingencia.

Escribir un comentario