Los teléfonos se han convertido casi en una extensión de nosotros mismos. Son nuestros compañeros eternos en nuestra cotidianidad y también muchas veces lo primero y último con lo que interactuamos antes o después de descansar. Por ese motivo, muchos podemos tener la costumbre de cargar nuestro teléfono durante las noches –el único comento en el que realmente no lo necesitamos–.

Lastimosamente, a la larga eso puede resultar altamente perjudicial para la batería de nuestros teléfonos, disminuyendo su vida útil y su productividad. Por ese motivo, si queremos cuidar nuestros equipos, tendremos que asegurarnos de cambiar algunos de nuestro hábitos.

¿Por qué no debes cargar tu teléfono en las noches?

En un principio, lo que se debe aclarar es que inevitablemente con el paso del tiempo la batería de los celulares comenzará a disminuir su capacidad, lo que hará que cada vez dure menos. Dicha disminución depende de la cantidad de “ciclos de carga” –cargas desde 0% a 100% – puede soportar cada una.

Si no hacemos los ciclos completos, sino que mantenemos al teléfono entre el 20 y 80% de su carga, su batería se desgastará menos. Como consecuencia, contará con una vida útil más larga.

Cuando dejamos el teléfono cargando por la noche, no solo superará el 80% recomendado, sino que superará también el 100%. Eso no implica que la batería se vaya a “sobrecargar”, pero sí causará que ella se desgaste incluso más para mantenerse estable a pesar de la energía extra.

Al final, dejar el teléfono cargando por la noche empeorará los efectos de cada ciclo de carga y además desgastará la batería incluso más por cada hora que pase luego de alcanzar el 100%.

Además de no cargar el teléfono por las noches… ¿qué más podemos hacer para proteger su batería?

Teléfono cargando.
Vía maxpixel.net

No cargar el teléfono en las noches no es la única medida que podemos tomar para proteger a nuestros dispositivos. También podemos evitar daños potenciales a su batería al evitar exponerlo a temperaturas de frío o calor extremo (por debajo de los 0° o por encima de los 70°).

Asimismo, si va a cargar el teléfono, lo preferible es que lo deje “descansar” tranquilo. Muchos tendemos a continuar usando el equipo mientras lo cargamos, pero eso también perjudica a la batería y compromete el funcionamiento del CPU.

Por lo que, lo mejor que podemos hacer es esperar la hora o los minutos que tarde el teléfono en cargarse. En caso de que sea urgente utilizarlo, acciones como chequear los mensajes o abrir el correo no deberían ser tan dañinas. Lo que deberemos evitar serán las aplicaciones de alta intensidad que eviten que la batería pueda cargarse adecuadamente.

El poder de un buen cargador

Teléfono cargando en la noche
Vía stock.adobe.com

Otro punto vital que puede ayudarnos a extender la vida útil de los teléfonos es contar con un buen cargador. Tener el indicado es tan importante que incluso si no tendemos a cargar el teléfono por las noches, podríamos ver pronto problemas con su batería si la exponemos a un cargador inadecuado o de mala calidad.

En general, la mejor recomendación es trabajar con el cargador original de nuestros equipos. Eso debido a que están diseñados para suplir las necesidades específicas del tipo de batería en nuestros dispositivos, de forma que no la llenarán con voltajes menores o mayores a los que puede necesitar.

Sin embargo, no siempre es posible contar con el cargador original. Ya sea que se haya dañado, lo hayamos extraviado o simplemente queramos tener varios, en ocasiones será necesario ver otras opciones de cargadores en el mercado.

En esos casos, será imperante que sepamos exactamente qué buscar. Eso puesto que solo así podremos asegurarnos de poder mantener la integridad de la batería de nuestros teléfonos a largo plazo.

¿Cómo elegir el cargador perfecto?

Existen tres puntos vitales que deberemos observar en cada cargador a la hora de adquirirlo. El primero tiene que ver con el adaptador –aquel que conectamos al tomacorriente o salida de los carros– y que transformará la energía al voltaje o amperaje correcto para el teléfono. Deberemos siempre buscar un adaptador capaz de satisfacer los requerimientos estipulados de nuestra batería.

Por otra parte, también será importante prestar atención a los puertos que hay en el adaptador. Puede hacer uno o varios, y sus formas también pueden variar. En el caso de los celulares, se suele contar con puertos tipo B o tipo C. Si hay varios de un mismo tipo, la potencia de carga de cada uno podría ser distinta y habría que chequear si se ajusta a lo que requiere el teléfono.

Finalmente, existe un amperaje o voltaje fijo que los cargadores pueden hacer llegar a la batería. No siempre son iguales y, dependiendo de su potencia, pueden hacer de la carga más o menos rápida. Será vital que nos aseguremos de que la batería de nuestro celular sea capaz de soportar lo que el cargador le hará llegar.

Un truco que compartir contigo

En la actualidad, existen infinidad de modelos de cargadores que podríamos explorar. Pero a veces tantos detalles que observar pueden hacerse confusos. Por ese motivo, te podemos ofrecer algunas alternativas de cargadores con un amplio rango de compatibilidad, que te facilitarán la tarea a la hora de buscar el par perfecto para tu teléfono.

Por ejemplo, el BOOST-CHARGE Dual USB-C de Belkin podría ser perfecto para aquellos que quieran cuidar sus teléfonos en casa. Es un cargador de pared compatible tanto con smartphones como con laptops a través de su puerto de carga tipo C.

Cargador de pared para teléfonos.

Tiene una potencia general de 68W y es capaz de ofrecer cargas de tan solo 30 minutos. Por lo que no tendremos que sacrificar mucho tiempo de uso cada vez que vayamos a cargar el teléfono.

Por otro lado, también podemos mencionar el Wireless Charging Pad. Aunque tiene una potencia menor, con 15W, este cargador inalámbrico nos ofrece la comodidad de no tener que lidiar con cables ni puertos USB. De hecho, solo tendremos que preocuparnos por las cualidades del “adaptador”, que en este caso sería la base de carga.

Cargador de teléfono inalámbrico.

Actualmente es compatible con el Google Pixel 4 y una amplia gama de equipos de marcas como Apple (con el iPhone) y Samsung. Igualmente, es capaz de ofrecer carga rápida para todos los equipos enlistados como compatibles, por lo que tampoco requerirá demasiado de nuestro tiempo cargar nuestro teléfono con él.

Los anteriores son tan solo algunos ejemplos, pero si estás interesado en saber más de ellos o sus alternativas, podrás adquirirlos o encontrar la información que necesitas desde aquí.

Escribir un comentario