Los avispones gigantes japoneses han hecho presencia al otro lado del globo nuevamente. Desde finales del 2019, y durante gran parte del 2020, Estados Unidos se mantuvo alerta debido a una posible invasión de las ‘avisas asesinas’ de origen asiático.

Actualmente, se las reconoce por dos grandes motivos. Primero, por su gran tamaño, que puede alcanzar los 4,4 centímetros de longitud. Segundo, por su alta agresividad contra otras especies de insectos. Como consecuencia, cualquier colmena que se encuentre en su territorio termina bajo el ataque de las avistas asesinas, que no dudarán en “masacrar” a toda la colonia.

Y la historia de terror continúa…

De acuerdo al Departamento de Agricultura del Estado de Washington (WSDA), el primer avistamiento de las avispas asesinas en Estados unidos se dio en cerca de Blaine, Washington, en diciembre del 2019. Esa primera señal de alarma causó que el gobierno estatal se mantuviera alerta durante todo el año monitoreando la posible actividad de la especie invasora.

Avispas asesinas de regreso en Estados Unidos matando abejas melíferas.
Vía Pxfuel.

Para finales del 2020, localizaron el primer nido de avispones gigantes japoneses dentro del territorio estadounidense. Todo gracias a un sistema de rastreo e “infiltración” que diseñaron para intentar ubicar los escondites de las avispas asesinas.

En su momento, se atacó el nido y fue posible acabar con más de 200 ejemplares de avispones. Desde ese momento, la vigilancia se mantuvo, pero no hubo más incidentes. Ahora, a mediados del 2021, un nuevo avistamiento de las avispas gigantes dentro del territorio estadounidense nos muestra que la historia no ha terminado.

Las ‘avispas asesinas’ han vuelto a Estados Unidos

Ahora que se ha comprobado un nuevo avistamiento de las avispas asesinas cerca de la frontera de Canadá y Estados Unidos, la WSDA nuevamente tomará cartas en el asunto. Primero colocará trampas en toda el área señalada.

Del otro lado de la frontera, las autoridades canadienses también instalaran trampas. Todo con la finalidad de evitar que las avispas puedan escapar sin importar en qué dirección se movilicen.

El estado de Washington ha solicitado la cooperación de sus ciudadanos

Mandíbula de avispa asesina.
Crédito: USGS Bee Inventory and Monitoring Lab. Vía Flickr.

De acuerdo a la WSDA, gran parte del éxito del año pasado en el rastreo de las avispas asesinas vino de la mano con la cooperación del público. De hecho, aclararon que de los 31 informes confirmados sobre avistamientos de los avispones, al menos la mitad le correspondieron al público –incluido el que llevó a poder rastrear el nido destruido en el 2020–.

Por ese motivo, ahora que Estados Unidos se encuentra en alarma de nuevo, la WSDA nuevamente ha solicitado al público que mantenga los ojos abiertos. Incluso, han desarrollado un formulario en su página web y un correo ([email protected]) a través del que las personas en Washington podrán hacer sus reportes en caso de creer que han avistado una avispa asesina.

Escribir un comentario