Estudios señalan que existe una estrecha relación entre la diabetes y la enfermedad del Alzheimer. En correspondencia con ello, una nueva investigación sugiere que los medicamentos que se utilizan para tratar la diabetes tipo 2 podrían emplearse para tratar el Alzheimer.

En un artículo publicado en la revista Neurology , los autores señalan que la ingesta de fármacos antidiabéticos conocidos como gliptinas o inhibidores de la dipeptidil peptidasa-4 (DPP-4) reducen la cantidad de amiloide –biomarcador de la enfermedad de Alzheimer– en el cerebro. Al respecto, el autor del estudio, Phil Hyu Lee, expresó:

Se ha demostrado que las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir la enfermedad de Alzheimer, posiblemente debido a los altos niveles de azúcar en la sangre, que se han relacionado con la acumulación de beta amiloide en el cerebro”.

Los medicamentos contra la diabetes retrasan el deterioro cognitivo

Ilustración de un rompecabezas en el cerebro de la silueta de una persina

Tras un estudio longitudinal, en el que participaron 282 personas con una edad promedio de 76 años, los científicos detectaron que las pacientes diagnosticados con la enfermedad del Alzheimer preclínica, temprana o probable y que además eran tratados con gliptinas, mostraron cantidades más bajas de amiloides en comparación con aquellos que no tomaron los medicamentos o que no sufrían de diabetes.

Con base en los resultados, los científicos no descarta la posibilidad de que estos fármacos se puedan utilizar para tratar a personas no diabéticas que presenten problemas de memoria. Sin embargo, “se necesita más investigación para demostrar si estos medicamentos pueden tener propiedades neuroprotectoras en todas las personas”, agrega Lee.

Diabetes no tratada aumenta las probabilidades de sufrir trastornos mentales

Persona mayor con la mano en la cara

Estudios previos indican que la diabetes no tratada aumenta las probabilidades de sufrir trastornos mentales, específicamente que acelera el avance del Alzheimer y la demencia. En ese sentido, afirman que los medicamentos para tratar la diabetes tipo 2 pueden ayudar a proteger el cerebro. Afirmación que coincide con la planteada por Lee y sus colegas en su trabajo de investigación.

Tal como comentamos inicialmente, entre la diabetes y el Alzheimer hay una estrecha relación. En ese sentido, investigaciones sugieren que esta enfermedad es una tercera forma de diabetes.  Por tanto, la insulina no solo se puede utilizar para tratar la diabetes, sino también este trastorno progresivo de la memoria.

“La insulina modula procesos de homeostasis energética, reproducción, plasticidad sináptica y supervivencia neuronal, razón por la cual se ha propuesto que puede estar implicada en procesos neurodegenerativos”, se indica en un artículo de Scielo.

Así pues, tal parece que algunos medicamentos para controlar los niveles de azúcar en la sangre, como las gliptinas, se pueden emplear el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Referencia:

Association of Dipeptidyl Peptidase-4 Inhibitor Use and Amyloid Burden in Diabetic Patients With AD-Related Cognitive Impairment. https://doi.org/10.1212/WNL.0000000000012534

Linking type 2 diabetes and Alzheimer’s disease.  https://doi.org/10.1073/pnas.1002555107

INSULINA Y ENFERMEDAD DE ALZHEIMER: UNA DIABETES TIPO 3? http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-00112007000100009

Escribir un comentario