Si quieres tener una experiencia auditiva de alta calidad y que se adapte a las necesidades de tu día a día, es importante que sepas qué buscar a la hora de elegir tus audífonos. Con eso en mente, un punto vital que debemos conocer bien es la importancia y función de los “controladores de auriculares” en el hardware de los equipos.

Después de todo, ellos definen en gran medida la calidad del audio y los puntos fuertes en los que cada modelo de audífonos podrá destacarse. Por lo que, al saber lo que son podremos determinar qué tipo de auricular se ajustará más a lo que queremos.

¿Qué son los controladores de auriculares?

Los controladores, también conocidos como “drivers”, son la parte más importante en el diseño de los auriculares. Ellos son los encargados de transformar las señales recibidas por el audífono entre los sonidos que recibimos. En otras palabras, son los que convierten los datos recibidos en el audio que finalmente nuestros oídos registrarán.

Vía Piqsels.

En total, cuentan con tres simples componentes: el imán, las bobinas de voz y el diafragma. El primero crea el campo magnético necesario para que el diafragma trabaje. Por su parte, la labor de ese último es simplemente vibrar para crear las ondas de sonido. Finalmente, la bobina de voz es la encargada de mover el diafragma cada vez que una corriente eléctrica pasa a través de ellas.

En resumen, los controladores de auriculares son básicamente pequeñas “bocinas” con forma circular que colocamos cerca de nuestros oídos. Pero, al igual que con los diferentes tipos de reproductores de audio que hay, los drivers también vienen diseñados con distintos modelos y cualidades.

Tipos de drivers de auriculares que conseguirás en el mercado

Vía Pixnio.

Los primeros y más comunes son los drivers dinámicos o de bobina móvil. Suelen ser más usados en los audífonos de baja gama o de precios más asequibles. Sin embargo, no implica que su calidad sea mala. De hecho, suelen ser bastante buenos para la reproducción de los bajos y para reproducir sonidos potentes sin consumir mucha energía. Su punto débil estaría en que suele producir distorsión armónica a volúmenes altos.

Por su parte, los controles de auriculares magnéticos planos son más comunes entre los modelos de alta gama del mercado. Están diseñados para producir sonidos más limpios y precisos –libres de distorsiones–. Sin embargo, suelen consumir mucha más energía y ser particularmente pesados. Por lo que son más recomendados para usarlos en casa.

Siguiendo con la lista, nos encontramos con los drivers de armadura equilibrada. Tienen a ser pequeños, lo que los hace perfecto para los audífonos que van directamente al interior del oído. En general, dan mejor aislamiento de los ruidos externos lo que garantiza una experiencia de sonido extremadamente detallada. Pero no suelen ser los mejores a la hora de reproducir los bajos.

Vía Piqsels.

Adicionalmente, tenemos los drivers electrostáticos que se destacan por ser los más precisos a la hora de reproducir sonido de alta calidad. Por ese motivo, son raros en el mercado y particularmente costosos. Pero la experiencia auditiva que ofrecen es la más detallada entre todos sus pares.

Finalmente, tenemos los controladores de auriculares de conducción ósea. A diferencia de los anteriores, no suelen ofrecer la mejor calidad de audio. No obstante, ofrecen buenos niveles de sonido medio para personas que necesitan mantenerse atentas a su alrededor mientras los usan. Asimismo, suelen ser la mejor alternativa para personas con problemas auditivos.

¿Qué debemos tomar en cuenta a la hora de escoger nuestros controladores de auriculares?

Vía PxHere.

Existen dos características principales que deberás observar en los controladores de auriculares a la hora de buscar tus audífonos ideales: tamaño y cantidad. Usualmente, mayores dimensiones implican más potencia a la hora de reproducir audio. Pero no necesariamente hablan de una mejor calidad. Por eso, el tamaño por sí solo no debe engañarnos.

Por su parte, la cantidad se encuentra en un terreno similar. Con varios drivers especializados se podría crear una red que, en conjunto, creen un sonido de mejor calidad. No obstante, cada driver debe estar bien diseñado para que eso se dé tal como se espera. En caso de que sean de mala calidad, entonces un solo controlador –bien diseñado– podría superar a un grupo de drivers.

Drivers para cada ocasión

Con todo lo anterior presente, también existen algunas recomendaciones que podríamos darte para adaptar los tipos de controladores de auriculares a lo que buscas de ellos. Ya que, dependiendo de lo que esperes de tus audífonos, algunos modelos podrían serte más útiles o llamativos que otros.

Auriculares de tres controladores.

En caso de que seas un amante de la música y lo que quieras sea un buen par de audífonos para escuchar música en casa, un modelo como los 1MORE Triple Driver Over-Ear Headphones podría ser justo lo que necesitas.

El equipo cuenta con tres controladores dinámicos de grafeno que ofrecerán sonidos –y sobre todo bajos– hiperrealistas. Todo junto con la comodidad de un hardware ajustable de acero inoxidable y cuero que será tan cómodo como agradable a la vista.

Auriculares con controladores para uso cotidiano.

Por otra parte, si quieres llevar tu música favorita a donde vayas, entonces el 1MORE Quad Driver In-Ear Headphones es tu mejor alternativa. En su caso, cuentan con hasta 4 drivers dinámicos de carbono similar al diamante a los que se le suman 3 controladores de armadura equilibrada.

Finalmente, si lo que buscas es un equipo un poco más profesional, tal vez los 1MORE Spearhead VR Gaming sean una mejor alternativa. Cuenta con un driver de grafeno de alta calidad y 50 mm. Tal cualidad permite reproducir sonido en alto detalle y su icónico Super Bass VR Shock Wave.

Auriculares con controladores profesionales para videojuegos.

Como si fuera poco, también cuentan con un micrófono integrado y tecnología de cancelación de sonido. Todo para poder hacer de tu experiencia de juego lo más inmersiva posible.

Si quieres adquirir cualquiera de ellos, podrás hacerlo desde acá.

Escribir un comentario