Los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel encontraron evidencia contundente de un fuerte terremoto que ocurrió en la antigua ciudad de Jerusalén hace aproximadamente 2,800 años, que además fue referido dos veces en la Biblia.

Como indican en su publicación de Facebook, las excavaciones revelaron una capa repleta de ruinas en el barrio de Silwan, en el este de Jerusalén. En ausencia de huellas de fuego y muchos escombros de destrucción, los investigadores creen firmemente que un evento traumático, probablemente causado por un terremoto, podría explicar el estado del lugar.

Numerosos utensilios enterrados y sin evidencia de fuego o daños intencionales

La evidencia consiste en cerámicas rotas, lámparas, utensilios de cocina, muebles y paredes desmoronadas. También se presenta como una “hilera de vasijas destrozadas” similar a los daños causados por otros terremotos.

Restos de las herramientas destrozadas por el terremoto de Jerusalén con referencia en la Biblia.
Herramientas destrozadas por el terremoto de Jerusalén. Crédito: Eliyahu Yanai, Ciudad de David.

Los investigadores creen que todos estos objetos habían sido cubiertos por los supervivientes del terremoto. Luego del evento, construyeron estructuras encima a las que se refieren como una “capa de destrucción”.

Dada la profundidad a la que estaban enterrados, y la falta de evidencia de incendios o daños causados intencionalmente, como los que perpetrarían delincuentes o invasores, la opción más lógica para explicar el hallazgo fue un evento natural, como un movimiento telúrico. El terremoto ocurrido en Jerusalén y mencionado en la Biblia parece coincidir con estas circunstancias.

Referencias al terremoto en la Biblia

Como mencionamos al principio, en dos libros de la Biblia, Zacarías y Amós, se menciona un terremoto devastador que debió haber tenido un gran impacto en los habitantes de Jerusalén en el siglo VIII a.C.

El primer versículo del Libro de Amós afirma que los eventos que lo componen ocurrieron “dos años antes del terremoto, cuando Uzías era rey de Judá”. La línea de tiempo aceptada sugiere que el rey Uzías gobernó a mediados del siglo VIII, lo que coincide con la estimación de las ruinas.

También hubo mención en el Libro de Zacarías; este predijo y advirtió sobre un futuro terremoto con las siguientes líneas: “Huirás como huiste del terremoto en los días de Uzías, rey de Judá”.

¿Es posible que sea el mismo terremoto mencionado en la Biblia?

Ruinas dejadas en Jerusalén por un terrible terremoto de hace 2,800 años.
El área de excavación en la que se encontraron las ruinas en la ciudad de David. Foto: Joe Uziel, Autoridad de Antigüedades de Israel.

Investigaciones previas demostraron que Jerusalén continuó existiendo como una ciudad después del terremoto, algo que también relatan los autores de la Biblia. Pero a los arqueólogos les sorprendió el estado de daño de los artefactos hallados, por lo que, considerando los hallazgos previos, sospechan que la ciudad no fue el epicentro del evento, aunque sí se vio gravemente afectada.

“Los terremotos destructivos en Jerusalén son posibles, como lo demuestra el terremoto bien registrado de 1927”, dijo Israel Finkelstein, arqueólogo de la Universidad de Tel Aviv que no participó en el estudio, a la revista Times of Israel. “La primera capa del libro de Amós incluye materiales que se relacionan con el siglo VIII y, por lo tanto, es posible que un devastador terremoto haya dejado una fuerte impresión y se haya registrado”.

Los hallazgos se suman a otra evidencia en Israel

El cristianismo es una de las religiones con mayor alcance a nivel mundial y ha logrado trascender pese al creciente escepticismo. La principal referencia escrita, la Biblia, contiene toda una odisea de historia que intenta explicar el origen de la vida en la Tierra, el propósito de la humanidad y un final basado en la justicia divina.

Para muchos, no es más que un cuento de hadas, pero dado su impacto en nuestra historia como especie, sus parábolas, personajes y acontecimientos siguen generando curiosidad entre los científicos. ¿Qué partes son reales y qué partes producto de los sesgos y ficcion añadida? Ese es el principal objetivo de los estudios sobre este tema.

Esta se suma a la evidencia de terremotos hallada en otras partes de Israel, como Hatzor y Tell es-Safi/Gath, y en el del Mar Muerto. Los autores los presentarán con mayor detalle en una conferencia Instituto Megalim de la Ciudad de David el 2 de septiembre.

Referencia:

Archaeologists unearth 1st Jerusalem evidence of quake from Bible’s Book of Amos. https://www.timesofisrael.com/archaeologists-unearth-1st-jerusalem-evidence-of-quake-from-bibles-book-of-amos/

Escribir un comentario