El mundo ha entrado en alerta luego de que se confirmara en Guinea la primera muerte causada por un virus similar al ébola. Dicho fallecimiento también ha confirmado la aparición del virus en África occidental. Lugar en el que, según el comunicado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no se había registrado antes la presencia de la enfermedad.

El virus similar al ébola ya ha cobrado su primera víctima en Guinea

La víctima de la enfermedad falleció en la prefectura de Gueckedou, en el sur de Guinea. De acuerdo a los reportes, la persona llegó a una clínica local buscando atención médica por su malestar. No obstante, no hubo mucho tiempo antes de que su condición empeorara y ocasionara su muerte.

Solo con los análisis post mortem realizados por varias instituciones nacionales se pudo confirmar que el paciente estaba contagiado con el “virus de Marburgo”. Tal afirmación inmediatamente encendió las alarmas de las autoridades de Guinea, que pusieron en marcha inmediatos planes de contención para intentar evitar la dispersión del virus similar al ébola.

El virus de Marburgo no es nuevo, pero nunca se lo había detectado en África occidental

Tal como explicó la OMS desde su comunicado, Guinea no es el primer país en reportar la presencia del virus similar al ébola. De hecho, desde 1967 se han dado al menos 12 brotes importantes del virus de Marburgo en Angola, la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica y Uganda.

Sin embargo, sí se trata de la primera vez en la que dicho virus se ha visto en Guinea, y en África occidental en general. Ya que, como vemos más arriba, sus apariciones hasta ahora se habían dado en África meridional y oriental.

Durante dichos brotes, sus tasas de letalidad han variado notoriamente. En algunos casos, se ha registrado un 24%, mientras que en otros las cifras llegan hasta el 88% de mortalidad a causa de la enfermedad. Usualmente, lo que ha hecho la diferencie entre un caso y otro ha sido tanto la cepa del virus como la estrategia de gestión de casos y contagios.

Sobre el virus similar al ébola

Acercamiento a la forma del virus altamente similar al ébola, conocido como de Marburgo.
Crédito: R. Regnery, E. L. Palmer, USCDCP. Vía Pixnio.

Identificado oficialmente como virus de Marburgo, se trata de un pariente cercano de aquel que causa el ébola. En general, llega a los humanos por contagio zoonótico a través de los murciélagos frugívoros.

Por su parte, entre personas los contagios se dan por el contacto con fluidos corporales, superficies y materiales infectados con el virus similar al ébola. Al igual que su pariente, la enfermedad empieza de forma abrupta y no demora en afectar gravemente a quien la padece.

Para el presente caso, los síntomas más comunes son fiebre alta, dolor de cabeza intenso y malestar general. Adicionalmente, los casos más severos pueden empezar a desarrollar características de la fiebre hemorrágica desde los 7 días después del contagio.

¿Tiene cura?

En la actualidad, no existe una cura directa para la enfermedad causada por el virus de Marburgo. Sin embargo, el tratamiento de los síntomas específicos y la rehidratación oral e intravenosa suelen ser de ayuda para mejorar la supervivencia de los pacientes, según recalca la OMS.

En el futuro, tratamientos que actualmente se están probando como el uso de productos sanguíneos, las terapias inmunes y las terapias con medicamentos podrían cambiar el panorama. Pero, por ahora, lo mejor que podemos hacer es actuar rápido para evitar cualquier contagio.

Guinea en alerta: se inicia el rastreo de posibles contagios del virus similar al ébola

Personal sanitario con trajes de protección en un pueblo de África.
Crédito: Christopher Black/OMS.

La prefectura de Gueckedou se ubica muy cerca de las fronteras con Liberia y Costa de Marfil. En consecuencia, el gobierno de Guinea no ha perdido tiempo para reforzar sus controles fronterizos para evitar una posible fuga del virus similar al ébola. Con eso en mente, las naciones vecinas del país africano también se han puesto en sobre aviso.

Adicionalmente, las autoridades nacionales –junto a un grupo de 10 expertos enviados por la OMS– han empezado a moverse para realizar el rastreo de contactos de la víctima. De esa forma, esperan poder detener cualquier inicio de cadena de contagio que se pudo haber generado por el contacto con el fallecido.

Sumado a eso, los expertos de la OMS –entre los que se encuentran tanto epidemiólogos y socioantropólogos– también buscarán ayudar a Guinea y a sus autoridades sanitarias a potenciar su respuesta de emergencia. Todo con la finalidad de frenar cualquier oportunidad de que el virus de Marburgo se filtre al mundo.

La posibilidad de que el virus de Marburgo se propague por todas partes significa que debemos detenerlo en seco. (…) Estamos trabajando con las autoridades sanitarias para implementar una respuesta rápida que se base en la experiencia y los conocimientos del pasado de Guinea en el manejo del ébola, que se transmite de manera similar”, declaró el Dr. Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

Escribir un comentario