La icónica lluvia de meteoritos de las Perseidas tuvo su inicio el pasado 25 de julio y las podremos ver hasta el 18 de agosto. Ahora, durante la presente semana, se dará su mayor pico, donde las particulares estelas dejadas por los meteoritos que chocan con la atmósfera se harán más notorias y fácilmente identificables.

Si quieres poder disfrutar de la mejor vista de tal lluvia de meteoros, los siguientes son algunos datos que tienes que saber. Todo para que puedas estar bien informado y asegurarte de que el momento que elijas para ver a las Perseidas sea el indicado.

¿Cuándo será el mejor momento para ver la lluvia de meteoros de las Perseidas?

Lluvia de meteoritos de las Perseidas.
Vía Wikimedia Commons.

De acuerdo a lo dicho por el portal EarthSky, el jueves 12 de agosto será el momento más conveniente para ver la lluvia de meteoritos de las Perseidas. Ellas, también conocidas como lágrimas de San Lorenzo, se destacan por brindar un espectáculo que permite a los observadores disfrutar de entre 50 y 75 meteoros cada hora.

El miércoles 11 y el viernes 13 de agosto también serán buenos días, pero la facilidad de avistamiento de las “estrellas fugaces” será un poco menor a la del jueves. Pero, en cualquier caso, solo será posible disfrutar del espectáculo una vez la constelación de Perseo se haya elevado.

Ahora, cuando hablamos de la mayor intensidad en la cantidad de pequeños meteoritos que chocarán con la atmósfera, EarthSky ha señalado el periodo entre las 3 pm y las 6 pm EDT como el idóneo para hacer avistamientos. Sin embargo, como no siempre estarán las condiciones de luz necesarias para eso, las primeras horas de la mañana son una opción. Adicionalmente, por la noche, después de las 10 pm, también podría ser una buena oportunidad.

¿Qué hace tan especial a la lluvia de meteoritos de las Perseidas?

La lluvia de meteoros de las Perseidas gana su nombre debido a que, cada año, se la puede apreciar muy cerca de la constelación de Perseo. Sin embargo, su verdadero punto de origen es la cola del cometa Swift-Tuttle.

El viajero espacial tarda 130 años en orbitar al Sol y, a su paso, deja una cola de trozos de hielo, rocas y escombros. Entre julio y agosto, la Tierra se acerca lo suficiente a ella como para que sus fragmentos más pequeños golpeen la atmósfera.

Cuando ambos elementos hacen contacto, los meteoritos –que usualmente son del tamaño de un grano de arena– pasan a 59 km/s y comienzan a quemarse. Cosa que los hace dejar en el camino sus icónicas líneas de luz y color en el cielo. Unas que, por su gran cantidad, incluso ahora, hacen de las Perseidas una de las lluvias de meteoritos más esperadas para ver cada año.

Algunos consejos para ver a las Perseidas

Lo primero que debemos hacer si queremos poder observar el cielo en detalle es encontrar un punto “oscuro” lejos de las luces de la ciudad. De esa forma, podremos evitar que el brillo de la iluminación artificial evite que nuestros ojos puedan captar las estrellas de menor intensidad.

Cielo estrellado.
Vía Pxfuel.

Para estar bien preparados, vale la pena llegar al lugar el menos unos 20 o 30 minutos antes, de forma que nuestros ojos tengan la oportunidad de acostumbrarse a la oscuridad. Así será más fácil que capten el brillo hasta de las bolas de fuego de los meteoritos más pequeños.

Como el evento será solo 4 días después de la Luna Nueva, nuestro satélite natural no estará muy intenso, pero sí podría interferir con la visualización. Por eso, si no podemos esperar a que la luna baje de su cenit, lo mejor que podremos hacer será ubicarnos en un lugar donde un edificio, árbol o roca la tapen, para que su brillo no afecte nuestra vista.

Finalmente, una recomendación de EarthSky es que dejemos los telescopios y binoculares en casa. La lluvia de meteoritos de las Perseidas se puede ver perfectamente a simple vista y cualquier otro instrumento solo reduciría nuestro campo de visión.

Así que, una vez hayas elegido el lugar y la ubicación perfectos, solo tendrás que buscar una tumbona o una manta de picnic cómoda sobre la que recostarte para disfrutar del espectáculo estelar.

Escribir un comentario