Un antiguo local de comida rápida que fue descubierto durante unas excavaciones en 2019 en las ruinas de la antigua ciudad romana de Pompeya “reabrirá” sus puertas al público esta semana.

Este tipo de establecimiento, conocido como termopolio, que se traduce del latín como “mostrador de bebidas calientes”, forma parte de las muchas reliquias conservadas bajo las cenizas que dejó la erupción del Vesubio y ahora los turistas podrán apreciarla en persona.

Los visitantes podrán visitar el termopolio, que es el primero de otros 80 encontrados en el lugar, así como dos mansiones, Casa di Orione y Casa del Giardino que actualmente están en proceso de restauración.

El antiguo menú de un termopolio bien conservado en Pompeya

Tanto el mostrador como el área a su alrededor fueron descubiertos en el sitio Regio V, ubicado al norte del parque arqueológico, cerca de la bahía de Nápoles, en el sur de Italia. A pesar del trágico final de la antigua población después de la erupción volcánica, el termopolio de 21,8 hectáreas logró conservarse durante miles de años.

Interior del termopolio.
Interior del termopolio donde se observan los mostradores y los espacios para jarras. Parque Arqueológico de Pompeya.

En algún momento de su historia, el local de Pompeya ofreció a sus clientes romanos una variedad de platillos exquisitos que incluían carne de cerdo, cabra, pescado, caracoles, patos y ternera. De todos ellos se encontraron restos dentro del sitio. La presencia de restos de pescados y caracoles en cazuelas de barro sugiere que uno de los platillos en su menú habría sido algún tipo de paella.

Además, como indica la traducción de su nombre, el termopolio llegó a servir bebidas. Este hecho fue confirmado por el hallazgo de habas trituradas en el recinto, que probablemente se usaron para modificar el sabor del vino.

Un local de platillos y bebidas para los habitantes menos favorecidos

Interior del local de comida y bebidas hallado en Pompeya.
Crédito: Parque Arqueológico de Pompeya.

El mostrador muestra una decoración con frescos de colores vivos y soportes circulares que pudieron haber servido para colocar las jarras que contenían las bebidas. Además, el piso estaba decorado con mármol policromado.

A pesar de su exuberancia, los arqueólogos creen que los bares de este tipo fueron un sitio recurrente de los habitantes más pobres de la antigua ciudad romana. Esto debido a que era raro que estos contaran con un espacio de cocina en sus hogares.

Los hallazgos en el sitio Regio V de Pompeya

En general, hurgar en el pasado no parece ser lo más conveniente, pero la arqueología ha logrado cuestionar estos planteamientos. Gracias a esta rama científica, podemos analizar las circunstancias previas intentando comprenderlas para sacar lo mejor de ellas para el presente y el futuro. Quizás la reapertura de este antiguo local de bebidas en Pompeya sea un buen ejemplo de ello.

Pintura restaurada en el termopolio de Pompeya.
Pintura restaurada en el termopolio. Crédito: Luigi Spina/AP.

“Además de dar testimonio de la vida cotidiana en Pompeya, las posibilidades de análisis que ofrece este termopolio son excepcionales porque por primera vez hemos excavado un sitio en su totalidad”, dijo Massimo Osanna, director general del Parque Arqueológico de Pompeya.

Regio V ha sido la excavación más intensa realizada en el sitio arqueológico desde la década de 1960. Además del local de comida rápida, los investigadores han encontrado restos bien conservados de dos hombres que probablemente murieron mientras huían de la erupción del Vesubio. También descubrieron reliquias de algunos objetos que incluyen cristales, botones hechos de huesos, cuentas de vidrio y espejos.

Referencia:

Pompeii’s fast food joint unearthed in 2019 opens to public. https://www.theguardian.com/science/2021/aug/09/pompeis-fast-food-joint-unearthed-in-2019-opens-to-public

Escribir un comentario