La diversidad de flora y fauna en el mundo es tal, que incluso en la actualidad, seguimos descubriendo nuevas especies que estudiar y categorizar. Pero no todas hacen tal tarea fácil, sobre todo porque su presencia en la naturaleza puede llegar a ser altamente rara. Justamente ese es el caso del conejo rayado de Sumatra, considerado el más raro del mundo, cuyo más reciente avistamiento ha llamado la atención de la ciencia.

De acuerdo a lo relatado por el portal Fauna & Flora International (FFI), la más reciente mención de esa especie de conejos se dio a través de un post de Facebook. Aparentemente, un ciudadano particular estaba ofreciendo venderlo como mascota antes de que fuera reconocido como un animal en extremo peligro de extinción.

¿Por qué el conejo rayado de Sumatra se considera el más raro del mundo?

Conejo rayado de sumatra a punto de ser liberado.
Crédito: KSNP.

Como ya lo mencionamos, el conejo rayado de Sumatra es considerado el más raro del mundo entre su especie. Eso se debe a que actualmente es casi imposible encontrarlos en la naturaleza y sus avistamientos pueden estar separados por años.

En general, lo máximo que se optiene de ellos son pequeñas tomas de cámaras trampa y la información conservada sobre su especie en antiguos museos holandeses que recolectaron datos sobre dichos conejos a inicios del siglo XX. De allí que, cuando la criatura apareció en Facebook como una posible mascota más, la FFI se moviera a toda velocidad para contactar al vendedor y regresar al espécimen a su ambiente natural.

Contra todas las probabilidades

Según se comentó en el escrito de FFI, el avistamiento o encuentro del conejo más raro del mundo a través de Facebook es el equivalente indonesio a encontrar un tilacino en una tienda de mascotas.

Los tilacinos, también llamados lobos de Tasmania o tigres de Tasmania, fueron una antigua especie de marsupiales carnívoros nativos de Australia, Tasmania y Nueva Guinea que pudo extinguirse por completo en el siglo XX. En otras palabras, el toparse con un espécimen de ellos es casi imposible.

Para los conejos rayados de Sumatra la situación debería ser la misma. Pero, como vemos, el actual avistamiento creó una excepción a la regla.

El conejo más raro del mundo estuvo a punto de ser vendido como mascota

Como ya lo mencionamos, luego del avistamiento del conejo más raro del mundo a través de Facebook, el FFI no se demoró en actuar. Asimismo, las autoridades del Parque Nacional Kerinci Seblat también se pusieron manos a la obra para localizar al vendedor.

De acuerdo a lo reportado, el hombre resultó ser simplemente un granjero local que encontró al conejo herido al lado de la vía y que aprovechó la oportunidad para atraparlo, curarlo y luego venderlo. Afortunadamente, fue posible ubicarlo antes de que alguna venta se llevara a cabo.

Luego, el personal del Kerinci Seblat se llevó el conejo a sus instalaciones, donde se lo mantuvo bajo custodia por un tiempo. Para el momento actual, el conejo más raro del mundo ya está de vuelta en su hábitat en una zona señalada como segura por el parque nacional.

Una oportunidad única

Avistamiento más reciente del conejo más raro del mundo.
Primera fotografía tomada de un conejo rayado de Sumatra. Crédito: Jeremy Holden/FFI.

De acuerdo a Deborah Martyr, quien es asesora a las Unidades de Protección y Conservación de Tigres del parque, el raro avistamiento del conejo rayado de Sumatra es una oportunidad única para el mundo de la ciencia. Gracias al tiempo que estuvo bajo la custodia del parque, fue posible observar de cerca a la criatura y recolectar datos que se podrán usar en el futuro para aprender más sobre la escurridiza especie.

Como un ejemplo de lo difícil que es obtener datos sobre ellos, podemos remitirnos a la primera imagen obtenida de ellos en el siglo XX. Se trata de una toma nocturna capturada en 1997, que se convirtió en la primera fotografía de dichas criaturas en estado salvaje. Tal situación muestra que, aunque se sabía de su existencia desde principios de siglo, solo fue posible tener una imagen de ellos hace poco más de 20 años.

Escribir un comentario