Con el pasar del tiempo, Windows se ha convertido en un sistema operativo cada vez más amigable para muchos procesos. Algunos de ellos resultan muy interesantes porque ayudan a que no tengamos que depender demasiado de un soporte técnico. Un ejemplo palpable es que en estos momentos podemos conectar un disco duro secundario en Windows 10 sin tener que configurar nada.

No obstante, no siempre los sistemas funcionan como esperamos y necesitamos buscar opciones para solucionarlo. En ese sentido, si tienes problemas al conectar tu nuevo disco duro, te daremos algunas forma de solventarlo.

¿Problemas con tu disco secundario en Windows 10? Prueba esto

Chequea el puerto y cable USB

Para dar con la solución ante cualquier problema con un disco duro secundario en Windows 10, lo primero es chequear la conexión. Los involucrados en ella son el cable USB, el puerto del computador y el del disco. En ese sentido, en primer lugar, prueba todos los puertos de tu computador.

Si el problema persiste, entonces necesitaremos conectar el disco duro con otro cable USB a fin de descartar fallas en él. También es de resaltar que prescindas del uso de hubs o extensiones USB y hagas la conexión directa del disco al computador.

Busca cambios de hardware

Continuando con la situación en donde el sistema no actúa como se espera, el siguiente paso para solucionar los problemas con tu disco secundario en Windows 10 es buscar cambios de hardware. Si bien el sistema operativo debería reconocer de inmediato el disco que estamos conectando, cuando no lo hace, podemos forzar esta detección.

Para ello, haz click derecho en el menú inicio y luego ingresa en el Administrador de Dispositivos.

De inmediato, haz click derecho sobre el nombre de tu computador y se desplegará “Buscar hardware”.

Esto hará que el sistema actualice los dispositivos conectados y probablemente comience a mostrar tu nuevo disco.

Instala los drivers del disco

Muchos discos duros externos tienen drivers especiales y que ameritan para su funcionamiento. En ese sentido, es probable que al conectar el dispositivo y no encontrar sus controladores, el sistema no lo reconociera y por ende no se refleja en la interfaz.

En este caso, será necesario dirigirte a la web del fabricante o verificar las instrucciones en la caja del disco.

Cambia la letra de la unidad

Windows cuenta con una sección llamada Administrador de Discos en donde podemos llevar a cabo toda la gestión de los dispositivos de almacenamiento conectados. Aquí podemos hace cosas como crear particiones o cambiar la letra asignada a los discos. Esto último es precisamente lo que haremos si todavía el disco secundario no se muestra en tu Windows 10.

Para ingresar ahí, haz click derecho en el menú inicio y de inmediato, ingresar en el Administrador de Discos.

En su interfaz verás como se reflejan los discos conectados y es probable que también veas el disco secundario con el que tienes problemas. Aquí, solo tendrás que hacer click derecho y luego seleccionar la opción “Cambiar letra y ruta de acceso de la unidad”.

Selecciona una letra y listo, al ingresar a “Equipo” podrás ver tu disco e ingresar a él.

Con estas alternativas es seguro que podrás hacer que tu disco secundario se refleje en Windows 10 para acceder sin problemas.

Escribir un comentario