Por lo general, cuando queremos perder peso o simplemente tonificar nuestra figura nos apegamos a una rutina de ejercicios. De hecho, si las combinamos con una buena alimentación obtendremos los resultados esperados. Sin embargo, poco se habla de los beneficios que las actividades físicas regulares que consideramos como “no ejercicios” traen a nuestro cuerpo, las cuáles pueden ser tan efectivas en la quema calorías como los ejercicios mismos.

En primera instancia, toda actividad que involucre movimientos conlleva un gasto calórico. Desde ese punto de vista, podemos decir que caminar hasta la parada de autobús, limpiar la casa e incluso ir a la tienda de comestibles, son actividades importantes, pues nuestro cuerpo está movimiento.

Termogénesis de actividad sin ejercicio

Hombre de compras en un supermercado
Ir de compras también es hacer ejercicios

Esa serie de actividades cotidianas que muchas veces realizamos a diario y que pasan como actividades físicas encubiertas reciben el nombre de termogénesis de actividad sin ejercicio (NEAT, por sus siglas en inglés).

En Mayo Clinic indican que NEAT se enfoca en la cantidad de calorías que una persona quema diariamente mientras realiza actividades normales que son diferentes al hacer ejercicio. Eso incluye caminar mientras se habla por teléfono, cocinar, doblar la ropa y hasta estar de pie mientras conversamos con otra persona.

La termogénesis de actividad sin ejercicio se limita a la quema de calorías de actividades cotidianas. Por tanto, no incluye calorías consumidas durante períodos intensos de ejercicio, como andar en bicicleta, correr, trotar o cualquier otra actividad aeróbica.

Entre el 15 y 50 por ciento de las calorías que quemamos diariamente provienen de actividades regulare

Persona hablando por teléfono

De acuerdo a los expertos, las actividades físicas regulares que hemos mencionado representan entre el 15 y 50 por ciento de las calorías que quemamos a diario. Por tanto, son tan importantes como las intensas jornadas de ejercicios que podemos llegar a realizar en un gimnasio, CrossFit, calistenia o en la casa con nuestros propios implementos.

Todo ello, porque mientras las rutinas de ejercicios prestablecidas la hacemos durante un periodo de tiempo determinado, la NEAT abarca todas las actividades regulares que hacemos durante el día, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

“Otras calorías se queman como parte de nuestra ‘tasa metabólica basal’ o lo que sucede cuando estamos en reposo o dormidos, y luego se gasta otra pequeña porción en digerir los alimentos. En las personas con ocupaciones sedentarias, esa tasa metabólica basal puede representar hasta el 60 por ciento de la energía que gastamos, porque no se gasta mucha energía en la línea de base”, se explica en el artículo.

Actividades complementarias

Es evidente que las actividades cotidianas son muy importantes. Por tanto, debemos procurar combinarlas con nuestras rutinas de ejercicios si queremos quemar muchas más calorías.

Con base en ello, te recomendamos poner en práctica (si aún no lo has hecho) actividades que prometen ayudarte a quemar más de 100 calorías por hora, según el libro Move a Little, Lose a Lot. Entre ellas destacan:

  • Ir de compras al supermercado
  • Asear la casa
  • Subir las escaleras
  • Sacar a pasear a tu perro
  • Lavar el carro
  • Salir en bicicleta
  • Bailar
  • Practicar natación
  • Y, caminar a tu trabajo (si la distancia es corta)

Si bien esas actividades no son fijas, debemos procurar ponerlas en práctica cuando tengamos oportunidad, pues nos ayudaran a mantenernos saludables y no caer en el sedentarismo.

Referencia:

The invisible exercise that might count more than your workout. https://www.inverse.com/mind-body/hidden-exercise-better-health

Mayo Clinic certificó un producto para termogénesis por actividad sin ejercicio. https://newsnetwork.mayoclinic.org/discussion/mayo-clinic-certifico-un-producto-para-termogenesis-por-actividad-sin-ejercicio/

Escribir un comentario