Aunque la versión más oficial de la historia de América nos presenta a Cristóbal Colón y sus marineros llegando a nuestras tierras y colonizando todo a su paso, existe otra parte digna de consideración. Esta involucra a una mujer vikinga llamada Gudrid Thorbjarnardóttir que pudo haber llegado al continente unos 500 años antes que los españoles, y que incluso se convirtió en la madre del primer europeo nacido en América.

Ciertamente, la referencia no suele aparecer en los libros escolares de historia, pero aparece en las Sagas Vinland, que incluyen “La saga de Erik el Rojo” y “La saga de los Groenlandeses”.

Por lo general, todas las historias vikingas contienen elementos de su mitología, por lo que es difícil saber si ocurrieron en realidad. A pesar de ello, la historia de Gudrid ha generado tanto interés que merece un espacio en TekCrispy. Pero, ¿existió realmente Gudrid Thorbjarnardóttir? ¿Es cierto que una mujer llegó a América antes que los españoles?

Sagas Vinland: la evidencia de que una mujer se estableció en América antes que Colón

Representación artística del viaje del vikingo Leif Erikson, años antes de la llegada de Gudrid Thorbjarnardóttir.
«Leif Erikson descubre América» de Christian Krohg. El viaje de Leif a Vinland ocurrió años antes de que Gudrid instara a su segundo esposo a ir. Crédito: Wikimedia Commons.

Ambas sagas relatan los viajes de los vikingos hacia las periferias de América del Norte alrededor del año 1.000. Vinland es el nombre que le dieron a esta región, probablemente en honor a las uvas que vieron crecer sobre las tierras. Vinland se traduce literalmente como “tierra del vino”.

Y a pesar de sus diferencias, las dos afirman que Gudrid nació en Islandia como hija de un esclavo liberado en algún momento de finales del siglo X. Su ajetreada vida inició desde temprana edad; cuando tenía alrededor de 15 años, viajó con su padre a Groenlandia llegando al asentamiento emergente dirigido por Eirik, con cuyo hijo menor se casa.

Primer viaje fallido al Nuevo Mundo

Thorstein, hermano menor de Leif Erikson, conocido también como el primer europeo en llegar a América del Norte, quiso repetir la faena, pero sin lograrlo. No está muy claro si Gudrid lo acompañó, pero su viaje infructuoso terminó con su regreso a Groenlandia justo antes de un invierno que precedería su muerte y la de otros allegados.

Es entonces cuando aparecen elementos mucho más difíciles de comprobar. Después de su muerte, el fantasma de Thorstein permanece cerca de Gudrid pronosticándole un “futuro grandioso”. Y tal parece que así fue.

El hijo de Gudrid fue el primer europeo nacido en América

Las sagas coinciden también con su siguiente amor: Thorfinn Karlsefni, un comerciante islandés, cuyo nombre significa “la creación de un hombre”. No podemos dejar de mencionar que este fue descendiente del primogénito de Ragnar Lodbrok, un personaje popularizado gracias a la serie Vikingos de History.

Después de casarse, él y Gudrid intentaron terminar la tarea inconclusa de Thorstein. “La saga de los Groenlandeses” sugiere que Gudrid instó a su nuevo esposo a emprender el viaje.

Estatua de Thorfinn Karlsefni, segundo esposo de Gudrid Thorbjarnardótti, la mujer que llegó a América antes que Colón.
Estatua de Thorfinn Karlsefni, segundo esposo de Gudrid Thorbjarnardótti. Crédito: Capri23auto/Pixabay.

Juntos, y acompañados por sesenta hombres y cinco mujeres, se embarcaron al Nuevo Mundo logrando llegar y establecerse durante tres años. En este tiempo, nació su hijo Snorri, referido como el primer europeo en nacer en América.

Cumplido este tiempo, la joven familia decide regresar a casa debido a hostilidades con los pueblos nativos, a quienes llamaban skraelings. Una de las sagas menciona un desvío a Noruega en el proceso, pero en ambas Gudrid llega a Islandia para vivir en una granja de su esposo llamada Glaumbaer. En esta línea de tiempo, Gudrid debió haber llegado a América antes que Colón, lo que convierte a los vikingos en los primeros europeos en visitar el continente.

Una mujer sabia y valiente

En la mitología vikinga abundan los personajes masculinos ambiciosos y poderosos; en su mayoría, hombres rubios con barbas frondosas que viajaban en barcos y colonizaban nuevas tierras en el proceso.

Pese a estos estereotipos, la historia nórdica cuenta con una amplia representación femenina, abarcando desde las legendarias valquirias hasta las primeras ministras y líderes de la actualidad. Puede que Gudrid, más allá de haberse convertido en la mujer que se le adelantó a Colón al establecerse en América, fuera una de las pioneras de esta tendencia que sigue siendo ejemplo para el resto del mundo.

Grabado de Gudrid y su esposo Thorfin de rodillas al llegar a Terranova, en América del Norte.
Gudrid y su esposo Thorfin al llegar a la costa de Terranova, en el Nuevo Mundo. Crédito: Print Collector/Getty Images.

Sin embargo, esto no la alejó de las tradiciones de su época ni mucho menos la llevó a los extremos de la imprudente. Ambas sagas describen a Gudrid como una mujer digna y sensata.

Paricularmente, en la de los groenlandeses, destacan su capacidad para “comportarse entre extraños”, en referencia a sus interacciones posteriores con una mujer indígena norteamericana. Mientras que en la saga de Eirik destaca como la “mujer más bella” y con habilidades para el canto.

Gudrid y su conversión al cristianismo

Gudrid también es una referencia frecuente del inicio del cristianismo entre los vikingos a pesar de su participación en rituales paganos. En aquel momento, fue motivada por una vidente que solicitó su apoyo durante una terrible hambruna. Sin embargo, esto se menciona solo en la Saga de los Groenlandeses.

Cuando tenía alrededor de 40 o 50 años, después del matrimonio de Snorri, la viajera se embarcó en una peregrinación a Roma, referencia histórica del cristianismo. Como es costumbre, el viaje fue casi en su totalidad a pie, momento en el cual pudo nutrirse en una religión totalmente opuesta a la de sus orígenes.

Luego, volvió a la granja para vivir como monja y reclusa el resto de su vida, aunque poco se sabe sobre ello. Lo que sí parece ser cierto es que su descendencia dio lugar a personajes que participaron activamente en la cristanización de Islandia.

¿Es real la historia de Gudrid Thorbjarnardóttir?

Si hay algo que ha motivo a los humanos es la búsqueda de la verdad, pero ¿existe en realidad esta meta? La relatividad en la historia, reflejada a través de diferentes versiones contadas por diferentes grupos o individuos, nos ha hecho dudar, pero ciertamente nos motivo a continuar investigando.

Las Sagas Vinland son un buen ejemplo de ello. Como ya indicamos, hay ciertas incongruencias en la forma en que relatan los hechos de la vida de Gudrid. Además, incluyen elementos icónicos de su mitología, como fantasmas, dragones, brujas y circunstancias muy difíciles de creer hoy en día.

Pero esto no parece ser suficiente para descartar la veracidad de su historia. Las Sagas Vinland también coinciden con hechos históricos y personajes bien documentados, e incluso se halló un asentamiento que podría haber sido la granja de Glaumbaer donde vivió hasta el fin de sus días.

Además, existe un asentamiento vikingo llamado L’Anse aux Meadows en América del Norte, más al norte de Terranova, Canadá. Los estudios de datación por radiocarbono sugieren que se creó alrededor del año 1,000 d.C., lo que coincide con el viaje de Gudrid y su segundo esposo a América y también apoya la creencia de que fue antes que Colón.

Estatua de la viajera vikinga al aire libre.
Crédito: Alamy.

Es de esperar que un personaje tan fascinante como Gudrid haya inspirado obras de diferentes formas de arte, y no podíamos finalizar nuestro artículo sin citar algunas de ellas.

Además de las Sagas Vinland, historia se cuenta en la novela “Gudrid the Fair” de Maurice Hewlett, así como en “The Sea Road” de la escritora escocesa Margaret Elphinstone. También existe una serie de manga llamada Vinland Saga creada por Makoto Yukimura que recrea la historia de Thorfinn Karlsefni y su viaje a Vinland.

Dibujo de Gudrid Thorbjarnardóttir en el manga de Vinland Saga.
Gudrid Thorbjarnardóttir en el manga Vinland Saga.

Quizás una de las referencias más enredadas es la de la novela de comedia y ciencia ficción de Harry Harrison titulada “The Technicolor Time Machine”. En esta, Gudrid es en realidad una actriz que se enamoró de un vikingo del siglo XI que resultó ser el mismo Thorfinn Karlsefni y fue abandonada por su equipo de filmación después de hacer un viaje en el tiempo.

Y no podemos dejar de mencionar la estatua creada por el escultor Ásmundur Sveinsson en 1938 para la Feria Mundial de Gudrid de Nueva York de 1939. Gudrid se muestra erguida en un bote, con la mirada firme mientras carga a su icónico hijo Snorri en su hombro.

Referencias:

Did a Viking Woman Named Gudrid Really Travel to North America in 1000 A.D.? https://www.smithsonianmag.com/history/did-viking-woman-named-gudrid-really-travel-north-america-1000-years-ago-180977126/

Escribir un comentario