El futuro del trabajo está en las industrias tecnológicas. Pero, ¿cómo se entra al mundo IT? Bien sea porque estás haciendo un cambio de carrera o porque recién das tus primeros pasos en el mundo laboral, te dejamos la guía definitiva para conseguir tu primer trabajo en IT y no morir en el intento.

Lo primero que hay que hacer es ponerle esfuerzo y concentración al armado del CV, es nuestra carta de presentación al mundo y lo primero que los recruiters van a ver y, como ven cientos de CVs por día, es necesario que el nuestro sea mínimamente legible y claro. Acá van unos consejos sobre el estilo:

  • Elige una fuente clara, con un tamaño de lectura fácil (11pts para arriba) y un color que contraste con el fondo.
  • Hay muchos estilos y diseños, si eres creativo, no tengas miedo de hacer algo fuera de lo común. Hay un montón de plantillas disponibles online o en programas procesadores de texto si lo tuyo no es el diseño. Invertir tiempo en este paso puede significar distinguirte de un aluvión de CVs que leen los recruiters por día.
  • La atención al detalle se nota, así que establece un formato y apégate a él a través de todo el documento.
  • Es importante chequear que no haya faltas de ortografía ni errores gramaticales o de sintaxis en ningún texto. Ten en cuenta la competitividad del mercado, y que cualquier mínimo detalle puede influir en ser descartado.  

Ejemplo: Si estás aplicando a un trabajo de QA, por ejemplo, es requerido tener excelente atención al detalle, y tener un error de este tipo puede dar la pauta de que no seas lo suficientemente detallista

Ahora vamos con la información que debe ir en tu CV para IT. En pocas palabras, lo que sea relevante en tu carrera o formación para el puesto que aplicas. Es recomendable tener un CV distinto para cada postulación, haciendo foco en tus habilidades relacionadas al puesto que aspiras. La información puede ser separada en las siguientes categorías: 

  • Información Personal
  • Experiencia Laboral
  • Formación Académica
  • Habilidades/Conocimientos Técnicos/Idiomas
  • Proyectos 

Información Personal

Lo que no puede faltar es: 

  • Email – La mayoría de los contactos se inician por esta vía
  • Teléfono – Segunda vía de contacto
  • Linkedin
  • Github (u otras plataformas)
  • Ubicación geográfica.

Opcionales: 

  • Edad, fecha de nacimiento, dirección, y más

Experiencia Laboral

Incluimos la experiencia laboral de los últimos 10 años como mínimo, SEA O NO RELACIONADA A SISTEMAS. En todos los trabajos aprendemos, y hay muchas competencias aplicables de otros sectores a lo que hacemos en sistemas. 

Te recomiendo dar un breve pantallazo del puesto, haciendo foco en esas competencias transferibles, y agregar también proyectos (personales o freelance) relacionados al área.

Por ejemplo:

  • Call center/atención al cliente: multitasking, empatía, escucha activa
  • [email protected]/gastronomía: sociabilidad, agilidad, resolución de problemas
  • [email protected]/Artista: creatividad, orientación al detalle, innovación
  • Profesor/a particular: perseverancia, paciencia, amabilidad
  • Deportistas: determinación, resiliencia, automotivación
  • Comercial/ventas: orientación al cliente, persuasión, iniciativa

En caso de no tener experiencia laboral, simplemente no incluimos la sección, haciendo foco en formación académica/proyectos personales. Si tienes experiencias no formales, voluntariados, pasantías, etc. TODO SUMA y de todas las experiencias nos llevamos nuevas habilidades y conocimientos. Incluí todo lo que te habilita en tu camino profesional.

Formación Académica

No es necesario incluir estudios primarios, y los estudios secundarios sólo en caso de no tener formación terciaria formal. 

Agrega una carrera abandonada si es la única que hiciste, aunque no esté relacionada con sistemas. 

Bootcamps y certificaciones también pueden entrar en esta categoría, aunque si son muchas pueden crear su propia categoría de certificaciones.

Habilidades/Conocimientos Técnicos/Idiomas

En esta sección podemos separar la información en varias sub-secciones, pero lo importante es listar: 

  • Tecnologías que conocemos (lenguajes de programación, bases de datos, servicodore, nubes
  •  Plataformas relacionadas como Jenkins, GIT, SVN, Jira
  • Metodologías de trabajo (SCRUM o KanBan).
  • Idiomas, de ser nivel intermedio o avanzado.

Proyectos

Esta sección no es obligatoria, pero si trabajaste en proyectos que se relacionan con la búsqueda que estás haciendo es importante comunicarlos. 

Idea de formato: “Nombre del Proyecto” + “Nombre del puesto: Ej “Full stack developer” + Detalle de tareas y tecnologías utilizadas.

Aprovecha cada oportunidad que tengas de mostrar lo que puedes hacer!

Tips finales para el armado del CV

  • Si determinado nivel de idioma es un requerimiento excluyente para el puesto, asegúrate que sea fácilmente visible.
  • Para postulaciones a puestos bilingües, enviar el CV en inglés.
  • En tecnologías, no incluyas un nivel de conocimiento, simplemente lista la tecnología que manejes.
  • Para aquellas habilidades que sí sean “medibles”, usa denominaciones como básico/intermedio/avanzado (o propias como B1/B2 para los idiomas) pero no porcentajes, ni puntitos.

Una vez tengas armado tu CV descargalo en PDF de alta resolución para poder ser adjuntado en los mails de postulación que envíes. Y ahora ha llegado el momento de trasladar toda esta información a tu página de LinkedIn. Nuestro perfil de LinkedIn nos permite ser encontrados por recruiters.

Para optimizarlo, pensemos en cómo buscan los recruiters: con palabras clave. Incluyamos en nuestro perfil variantes de los puestos que nos interesan. 

Por ejemplo: 

  • Software Developer 
  • Software Engineer 
  • Full Stack developer 
  • Backend software engineer 

También enuncia las tecnologías que te interesan. El encabezado de tu perfil es una excelente oportunidad para fortalecer tu marca personal y destacar quién eres y qué quieres lograr de manera concisa y atractiva. Usa frases cortas y emojis, es lo primero que los recruiters ven cuando te encuentran.

Ya vieron tu CV, les gustó y quieren pasar a la siguiente etapa: La Entrevista. Ahora vamos a ver cómo encarar este primer encuentro con tus posibles empleadores.

Por lo general, la entrevista inicial está a cargo de Recruiting o HR. Y te preguntarás ¿Por qué me entrevista alguien de HR cuando mi rol será técnico? Porque en estas charlas el foco está en conocer mejor tu personalidad y cómo podrías interactuar con tu equipo de trabajo y el resto de la organización.

En las entrevistas iniciales los recruiters buscan:

  • Reconocer fortalezas en tu forma de ser, de hablar, de presentarte y que tu experiencia y/o formación académica estén alineadas con competencias requeridas para el puesto
  • Fit Cultural
  • Oportunidades de mejora / ”Red Flags” 

Llegar al momento de la entrevista con una buena preparación previa marcará la diferencia entre sentirnos seguros o no. Es importante que al encuentro llegues con esta información lo más clara posible:

La empresa

¿A qué se dedica? ¿Es una empresa que hace software o el foco del negocio es otro? ¿Hacen productos? ¿Es una consultora o Software Factory? Esto te va a ayudar a acomodar tu discurso y enfocarlo a la necesidad de la búsqueda. Por ejemplo, en mi caso, nuestra empresa desarrolla software para service desk y gestión de inventario de activos de IT.   

¿Por qué quieres trabajar en IT?

¿Qué te gusta de la industria? ¿Cómo te iniciaste en el camino del desarrollo? Hazte estas preguntas y elabora tus respuestas, contribuye a la fluidez de la entrevista y además te ayuda a tomar mejores elecciones sobre el lugar al que entres a trabajar.

Nunca olvides que la entrevista es una evaluación mutua. Si bien tener una entrevista claramente no te asegura entrar en una organización, saber sobre el posible lugar de trabajo y qué puedes o no hacer allí es clave para crecer profesionalmente.

Una vez en la entrevista, que en tiempos de pandemia lo más seguro es que se conduzca de manera virtual, es primordial prestar particular atención a los siguientes puntos:

Dinámica

En la entrevista inicial es crucial bajar los niveles de ansiedad y escuchar. Es el entrevistador el que va a guiar la entrevista, por lo que no intentes tomar el control, sobre todo cuando estás aplicando a un puesto de nivel inicial.

Tomate el tiempo que necesites para escuchar y pensar tus respuestas, y asegúrate de contestar exactamente lo que te preguntan. Intenta no hablar encima de quien te está entrevistando.

Tono:

El tono de la entrevista también está a cargo de la persona de RH, y es importante que te adecues al mismo. Es posible que te encuentres con empresas que tienen una comunicación más descontracturada, y otras mucho más formales. 

Es recomendable ajustar tus modos a lo que propone quien te contacte por primera vez. Si se plantea un tono informal, podes manejarte en ese nivel, siempre cuidando no sonar poco profesional.

Si estás leyendo esto es porque tienes poca o nada de experiencia en el área de IT, entonces, ante las inevitables preguntas sobre tu experiencia laboral, ¿qué se supone que tienes que decir?

No hay que desesperar, acá van varios consejos sobre cómo abordar estas preguntas:

  • No tengas miedo de hablar de experiencias pasadas. Todo suma a formar el profesional que puedes ser. 
  • Tené en claro qué aprendiste en cada experiencia que pueda ser compatible o aplicable a un trabajo en IT. 
  • También es importante que puedas describir procesos, decisiones y desafíos que hayas tenido de forma clara.
  • Haz foco especial en proyectos realizados (ya sean personales o académicos) como si fueran parte de tu experiencia laboral. 
  • Se claro al explicar tu rol en el equipo, y cómo te organizaste. ¿Para qué sirve el desarrollo que hicieron? ¿Cómo fuiste dándole forma a la idea? ¿Qué cosas pudiste cambiar u optimizar? Y en retrospectiva ¿Qué cambiarías o mejorarías del proyecto?

Entrelazadas a tu experiencia laboral se encuentran las competencias: esas habilidades blandas que tienen que ver más con tu perfil conductual y que rara vez puedes enseñar a alguien a tenerlas.

Los puestos no sólo requieren de habilidades técnicas sino también de estas competencias que permiten un mejor desempeño de las tareas que involucran el puesto de trabajo. Durante la entrevista van a surgir preguntas que apunten a evaluar actitudes concretas, como por ejemplo, proactividad, autonomía, eficiencia.

Ten muy en claro cuáles son las tuyas y cómo las puedes hacer brillar en las preguntas al respecto. Sirve tener pensados de antemano algunos ejemplos y bien desarrollada la situación, desafío, y resolución en cada caso.

Antes de que termine la entrevista es esperable que se abra una ronda de preguntas para que puedas sacarte dudas. No dejes nada en el tintero, te va a servir para saber cómo proceder en las siguientes instancias y el reclutador va a entender que te entusiasma e interesa la propuesta.

Últimos consejos para tu primera entrevista de IT:

  • Salario. Recomiendo no tocar el tema si no lo propone quien entrevista. Cada empresa tiene su propio proceso, se paciente. Si se habla del tema, pregunta sobre bandas salariales, beneficios, aumentos.
  • La entrevista es una charla. Teniendo en cuenta los tips anteriores, podés prepararte para estar más seguro, pero seguramente sea mucho más exitosa si estás relajado.
  • Se tú mismo. Deja que se vea tu personalidad. Vas a lograr que la charla sea más amena para ambas partes y mucho más orgánica.
  • No mientas. La mayoría de las veces nos damos cuenta, si no es en la entrevista inicial puede ser durante el resto del proceso. 

Atreverse a iniciar un camino profesional tiene que sentirse más como una aventura que una película de terror. Con preparación, seguridad y confianza, nuevos rumbos son posibles.

Por: Eugenia Maurizi

Escribir un comentario