La conectividad es un aspecto fundamental de nuestras vidas, ya que a través de la web somos capaces de interactuar como nunca antes con el mundo que nos rodea. Lastimosamente, no todos tienen la misma posibilidad de acceder a ella como en las grandes ciudades. De allí que el avance de Starlink para hacer que sus velocidades de conexión alcancen a la banda ancha se presente como una oportunidad única.

En la actualidad, el proyecto Starlink, manejado por la empresa aeroespacial privada SpaceX, ha logrado poner en órbita 1.730 satélites de los 50 mil que se necesitarían para dar cobertura a toda la Tierra.

Aunque el porcentaje colocado sigue siendo pequeño, ya ha mostrado ser suficiente como para dar soporte a más de 90 mil usuarios de las pruebas beta. Todos distribuidos en diversas zonas rurales de Estados Unidos, junto a países como Canadá, Chile, Colombia, México, Alemania, Francia y Nueva Zelanda, entre otros.

Desde la presentación del proyecto, el rostro y dueño de SpaceX, Elon Musk, ha hablado sobre las virtudes de Starlink. Ahora, su clamor ha sido sustentado por la empresa Ookla, que actualmente maneja una de las pruebas de velocidad de internet más conocidas y utilizadas en el mundo.

Para su evaluación, se puso a las redes de Starlink mano a mano con otros servicios de internet satelital como HughesNet y Viasat. Una vez se obtuvieron los resultados, la diferencia fue abrumadora. Tanto las velocidades de subida como de descarga de datos del proyecto de SpaceX dejaron atrás a las ofrecidas por las otras alternativas.

Comparación de la velocidad de conexión de starlink y la de la banda ancha.

Eso podría deberse a las diferencias de posición y funcionamiento de los satélites. Mientras que Starlink trabaja con unos que vuelan particularmente cerca de la Tierra, las otras dos alternativas trabajan con satélites en órbitas “geosincrónicas”. En otras palabras, están más alejados de la Tierra para cubrir más terreno, pero las distancias entre cada uno, y también con el planeta, hacen que su intercambio de información sea más lento.

Tal situación ha hecho que el proyecto y la calidad de su servicio ya no sean justamente comparables con otros proveedores de internet satelital. Ahora, de hecho, la velocidad de conexión de Starlink se encuentra muy cerca de rivalizar con los proveedores tradicionales de internet de banda ancha.

La empresa Ookla también comparó a la iniciativa de Starlink con las conectividad ofrecida por servicios tradicionales de banda ancha fija como cable y DSL. De acuerdo a los resultados, la velocidad de conexión de Starlink en variadas ocasiones llegó a ser casi tan alta como la banda ancha fija.

No obstante, tales cifras variaron levemente entre condados y países. Algo que, aunque por ahora quita consistencia a los resultados, prueba que, al menos de forma general, Starlink sigue ofreciendo conectividad de alta potencia allí donde se la utiliza.

Tal situación fue particularmente cierta en Francia, donde clasificó como el servicio de internet más veloz. Cosa que también se repitió en Alemania, en la cual incluso llegó a superar los valores ofrecidos por la banda ancha tradicional.

Como ya mencionamos, en la actualidad no todas las personas cuentan con las mismas oportunidades para ofrecer servicios de conectividad. En general, las grandes ciudades no tienen problema, ya que no solo tienen el servicio, sino que también cuentan con una variedad de alternativas entre las que escoger.

Por otro lado, en la mayoría de las localidades rurales el internet de banda ancha no es ni siquiera una opción. Eso hace que las personas deban decantarse por los servicios de conectividad satelital que, aunque funcionan, se han caracterizado por años debido a lo costosos que son y a lo particularmente lentos que pueden llegar a ser.

La nueva propuesta podría sacudir de forma definitiva ese par de creencias sobre las redes satelitales. Gracias a la iniciativa de Starlink, las personas que viven en ambientes rurales también podrán contar con una alta velocidad de conexión, con baja latencia y mayor estabilidad. Algo que, hasta la fecha, se veía como simplemente imposible.

Referencia:

How Starlink’s Satellite Internet Stacks Up Against HughesNet and Viasat around the Globe: https://www.speedtest.net/insights/blog/starlink-hughesnet-viasat-performance-q2-2021/

Escribir un comentario