El estudio del espacio ha dado frutos de nuevo con el descubrimiento del exoplaneta rocoso más ligero jamás medido. Al parecer, la formación planetaria forma parte de un sistema estelar similar al nuestro.

La información de su detección se publicó recientemente en Astronomy & Astrophysics. Dicho exoplaneta, junto a otro par que también orbitan a la estrella L 98-59, ya había sido ubicado en el 2019 gracias al satélite de estudio de exoplanetas en tránsito (TESS) de la NASA.

Sin embargo, han sido las nuevas observaciones las que han permitido caracterizarlo con más detalle. Algo que se ha traducido en su clasificación como uno de los exoplanetas más livianos jamás detectados.

Sobre el planeta con la mitad de la masa de Venus

Crédito: M. Kornmesser/European Southern Observatory (ESO). Vía YouTube.

Las mediciones actualizadas se lograron gracias a la adición del Very Large Telescope (VLT), del Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) en Chile, a las herramientas de vigilancia del sistema L 98-59. Todo debido a que él puso sobre la mesa un nuevo sistema de captura de datos conocido como técnica de velocidad radial –que ofrece información más detallada que los otros métodos utilizados hasta ahora–.

De acuerdo a los nuevos datos obtenidos sobre el sistema exoplanetario, sus características son bastante similares a las de nuestro Sistema Solar interior. Por lo que, el espacio cuenta con una zona habitable en la que, posiblemente, puedan darse planetas con depósitos de agua.

Ilustración del exoplaneta más ligero jamás medido en un sistema estelar cercano.
Vía Pixabay.

Específicamente, el exoplaneta más ligero de todos, tiene aproximadamente la mitad de la masa de Venus. Por su cercanía a su estrella –de unos 35 años luz– el calor emitido por ella haría que apenas tenga pequeños depósitos de agua. Es decir que, se espera que sea mayormente seco. Por lo que, aunque se destaca por sus particulares valores, no será un blanco principal de las investigaciones sobre exoplanetas habitables.

El sistema de exoplanetas guardaba incluso más sorpresas

El VLT no solo dio detalles más precisos sobre el exoplaneta rocoso más ligero jamás detectado. De hecho, también ofreció un poco más de luz sobre los otros dos exoplanetas que comparten con él el sistema estelar.

Exoplaneta.
Vía Pixabay.

Uno de ellos posee condiciones muy similares al primero, por lo que su cercanía a su estrella lo hace particularmente cálido y escaso de agua. Ahora, las cosas cambian con el tercer exoplaneta en el que, según los registros, el 30% de su masa podría ser agua. En otras palabras, existe la posibilidad de que se trate de un exoplaneta oceánico posicionado en la zona habitable de su sistema estelar.

Como si fuera poco, los grandes descubrimientos no pararon allí. De hecho, el VLT de ESO también logró detectar las señales de un cuarto exoplaneta que, según sospechan, podría ser parte del sistema L 98-59. Incluso, han encontrado pistas que sugieren la existencia de un quinto, pero aún no han podido corroborarla. De hacerlo, sería el segundo exoplaneta del sistema en ubicarse a la distancia correcta de su estrella para poder contener agua en su superficie.

Referencia:

Warm terrestrial planet with half the mass of Venus transiting a nearby star: https://doi.org/10.1051/0004-6361/202140728

Escribir un comentario