La nicotina es adictiva, por eso a algunas personas les cuesta tanto superar la adicción al tabaquismo. Esa dependencia se presenta con mayor frecuencia en personas depresivas, es por ello que algunos científicos consideran que facilitar a las personas con depresión un tratamiento generalizado para dejar de fumar podría salvar sus vidas.

En concreto, sugieren que integrar los tratamientos para combatir la dependencia al tabaquismo en los centros de salud mental de Estados Unidos podría salvar la vida de 203 mil personas en los próximos 80 años. Eso daría como resultado más de 887 mil años de vida ganados.

La aplicación de tratamientos contra el tabaquismo en los centros de salud mental podría evitar 32 mil muertes para el 2100

Persona acostada con síntomas de depresión

Los autores indican que adoptar cualquier tipo de tratamiento para dejar de fumar entre los pacientes depresivos podría evitar 32 mil muertes y daría como resultado 130 mil años de vida ganados para el 2100.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores usaron datos (con más de 10 años de antigüedad) provenientes de la Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud. Eso les permitió realizar proyecciones a futuro y evaluar la efectividad de los tratamientos para dejar de fumar en las próximas ocho décadas.

Tratamientos para combatir la dependencia al tabaquismo

Para que esas proyecciones se puedan cumplir, los expertos deberán incluir como parte del tratamiento contra el tabaquismo: terapias conductuales y fármacos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

En las terapias conductuales, deberán ayudar a los pacientes a reconocer cuáles son los factores desencadenantes de sus malos hábitos, motivarlos a realizar cambios saludables, incluso a analizar sus pensamientos, emociones y las sensaciones que provocan una recaída. En cuanto a los fármacos, debe centrarse en medicamentos alternativos que ayuden superar la adicción a la nicotina, como el bupropión y la vareniclina.

“Sabemos desde hace mucho tiempo que las personas con depresión fuman más que la población en general, y que los entornos de atención de salud mental a menudo no tienen un tratamiento para dejar de fumar como parte de la atención estándar”, dijo el profesor asistente y autor principal del estudio, Jamie Tam. 

Básicamente, los investigadores buscaban conocer el impacto a futuro que tendría la integración de la atención de la salud mental con los tratamientos para combatir la dependencia al tabaquismo. De cierto modo lo hicieron, los hallazgos revelan que proporcionar a los pacientes con depresión las herramientas adecuadas para combatir el tabaquismo podría alargar sus años de vida.

“Estas ganancias serían considerablemente mayores si los tratamientos de cesación fueran más efectivos”, concluyen los investigadores.

Referencia:

The Potential Impact of Widespread Cessation Treatment for Smokers With Depression. https://doi.org/10.1016/j.amepre.2021.04.024

¿En qué consisten los tratamientos para la dependencia del tabaco? https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/serie-de-reportes/adiccion-al-tabaco/hay-tratamientos-eficaces-para-la-adiccion-al-tabaco

Escribir un comentario