Sabemos bien que el coronavirus ha logrado esparcirse sin control por el mundo, y ha desatado la pandemia que todos ahora vivimos. Pero, su alcance no se ha limitado solo a los humanos. De hecho, también ha mostrado la capacidad de transmitirse a otros animales. Tal como fue el caso de un par de tigres de Sumatra que contrajeron COVID-19 a inicios del mes pasado.

En la actualidad, los tigres de Sumatra son básicamente la subespecie que corre más riesgo de extinción debido a sus reducidos números y la destrucción continua de sus hábitats naturales. Por ese motivo, cuando el par de ejemplares del zoológico Ragunan de Yakarta, la capital de Indonesia, mostraron síntomas del virus, sus cuidadores se movieron a toda velocidad para intentar salvarlos.

Los tigres de Sumatra se contagiaron a inicios de julio

De acuerdo a lo reportado por AP News, el par de tigres de Sumatra mostró síntomas del COVID-19 con tan solo días de diferencia. Inicialmente, solo Tino, un macho de nueve años, presentó problemas como dificultad para respirar, estornudos y secreción nasal desde el 9 de julio.

Tigre de Sumatra contagiado con COVID-19.
Crédito: Dadang Kusuma WS/Gobierno de la provincia de Yakarta. Vía AP.

Solo un par de días más tarde, Hari, una hembra de doce años, presentó la misma sintomatología. Para ese momento, ambos tigres también perdieron el apetito.

Con todas esas señales de alarma, el zoológico rápidamente decidió realizar pruebas diagnósticas. Para ello, tomaron muestras de las fosas nasales de cada tigre con hisopos y se analizó la posibilidad de que se tratara de COVID-19.

Cuando los resultados llegaron, se comprobó que ambos animales eran positivos para la enfermedad, según recopiló Suzi Marsitawati en un comunicado de Agencia Forestal y de Parques de Yakarta.

El par de tigres de Sumatra superó el COVID-19 luego de un mes de cuidados

Apenas se detectó que los tigres de Sumatra eran positivos para el COVID-19, se los trató con variados medicamentos. Entre ellos, estuvieron los antibióticos, los antihistamínicos y los antiinflamatorios. Todo con la intención que evitar que los animales tuvieran que experimentar los efectos más severos de la enfermedad.

Tigre de Sumatra en jaula, contagiado con COVID-19.
Crédito: Dadang Kusuma WS/Gobierno de la provincia de Yakarta. Vía AP.

Asimismo, también mantuvieron a su sistema inmunológico activo y luchando a través de otros soportes como los multivitamínicos. Como resultado de sus acciones, el par de tigres comenzó a mostrar mejorías a los 10 o 12 días de iniciados los tratamientos.

Ahora, a inicios de agosto, se puede decir que los tigres se han recuperado satisfactoriamente. De hecho, según Marsitawati, “su condición es buena ahora. Su apetito ha vuelto y están activos”. Por lo que solo se los mantiene bajo observación como medida preventiva.

El misterio

Con el par de tigres de Sumatra a salvo de las garras del COVID-19, el gobierno de Yakarta ahora ha vuelto su vista al zoológico y sus instalaciones. Después de todo, como medida contra el coronavirus, se cerraron sus puertas desde el inicio de la pandemia. Por lo que los animales no podrían haberse contagiado a causa de los visitantes.

Como si eso no fuera suficiente, tampoco se detectaron casos de COVID-19 entre el personal general del zoológico ni entre los cuidadores de los animales. Debido a eso, incluso ahora no se tiene claro cómo pudieron contagiarse los tigres de Sumatra. Se espera que futuras investigaciones ayuden a dar finalmente una respuesta.

Escribir un comentario