Los trastornos mentales pueden afectar nuestro de estado de ánimo de diferentes maneras. Eso se evidencia en la forma cómo las personas se relacionan con sus familiares y cercanos, actividades cotidianas e incluso en el desarrollo de nuevas afecciones. Pese a lo delicado de estos trastornos, muchas veces los afectados declinan por buscar ayudar profesional. En ese sentido, te mostramos cómo puedes reconocer los síntomas de las enfermedades mentales más frecuentes para que puedas actuar en respuesta.

Estrés postraumático

Este trastorno se presenta a partir de una situación traumática o aterradora que hayas experimentado. Por lo general se presenta en forma de pesadillas, pensamientos y sentimientos de angustia persistente sobre la situación vivida. Por lo general, se presenta con la siguiente sintomatología:

  • Revivir una y otra vez el hecho traumático,
  • Sentirse vigilado y en constante peligro,
  • Evitar personas, conversaciones, lugares y hasta cosas relacionadas con la situación aterradora,
  • Problemas de memoria, sobre todo para recordar aspectos del suceso,
  • Perdida de interés en actividades cotidianas,
  • Falta de concentración e insomnio,
  • Sensación de desesperanza y problemas para mantener relaciones cercanas,
  • Asustarse con facilidad,
  • Reacción física a un evento que desencadena recuerdos traumáticos,
  • Dificultad para sentir emociones positivas.

Trastorno obsesivo-compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es una enfermedad mental que se caracteriza por pensamientos y miedos no deseados (obsesiones) que ocasionan comportamientos repetitivos (compulsiones).

Ese comportamiento impulsivo puede interferir en nuestras actividades diarias y causar un gran sufrimiento emocional. Sus síntomas más frecuentes son:

  • Miedo a la contaminación o a la suciedad,
  • Necesidad de mantener las cosas ordenadas o en su posición correcta,
  • Pensamientos inapropiados sobre gritar obscenidades o actuar incorrectamente en público,
  • Dudas recurrente por saber si las puertas se ha cerrado, incluso si los dispositivos multimedia se han apagado,
  • Evitar compromisos sociales por temor a tocar a los demás (evitan los apretones de mano),
  • Recuento de cosas,
  • Repetir en silencio las frases,
  • Lavarse las manos hasta que la piel se vuelva áspera

Depresión mayor

Chica triste

El trastorno depresivo mayor también conocido como depresión clínica, se caracteriza por un sentimiento de tristeza constante que afecta los sentimientos y pensamientos de una persona. En efecto, desencadena problemas físicos y emocionales. Se presenta de la siguiente manera:

  • Sensación de desesperanza y muchas ganas de llorar,
  • Irritabilidad por asuntos de poca importancia,
  • Pérdida de interés en actividades que normalmente se disfrutaban,
  • Falta de apetito o comer en exceso,
  • Pensamientos de culpabilidad y suicidas,
  • Falta de concentración,
  • Insomnio.

Trastorno bipolar

Este es un trastorno caracterizado cambios de humor incontrolables. Una persona con bipolaridad puede pasar de una depresión severa hasta una manía extrema, de una constante tristeza hasta un excesivo buen humor. Un individuo con bipolaridad tiende a:

  • Tener pensamientos acelerados,
  • Agitarse con facilidad,
  • Pensar, planificar e intentar suicidarse,
  • Distraerse con facilidad,
  • Vive en una constante indecisión,
  • Fatiga física,
  • Al experimentar un episodio de manía tienden a tener un exceso de confianza en sí mismo,
  • Síntomas relacionados con el trastorno depresivo mayor,
  • Hiperverbal o problemas para comprender el lenguaje del habla.

Esquizofrenia

Persona mirándose en un espejo

Las personas esquizofrénicas interpretan la realidad de manera anormal. Además, tienden a presentar una combinación de delirios y alucinaciones que afectan sus pensamientos y comportamiento. Sus síntomas más frecuentes son:

  • Delirios a partir de una falsa realidad,
  • Alucinaciones con una falsa percepción sensorial, sobre todo escuchar voces,
  • Pensamiento desorganizado que se presentan en una ensalada de palabras al hablar,
  • Mala higiene personal,
  • Falta de contacto visual,
  • Efecto plano o problemas para transmitir emociones.

Anorexia

Esta enfermedad mental se caracteriza por un deseo incontrolable de perder peso. Las personas anoréxicas tienen una percepción distorsionada del peso, del ejercicio físico, la dieta y una obsesión por su figura corporal.  Entre los síntomas más comunes se encuentran:

  • Apariencia demacrada,
  • Piel seca y amarillenta,
  • Cabello quebradizo,
  • Pigmentación azulada en los dedos de la mano,
  • Dolor abdominal y vómitos autoinducidos,
  • Deshidratación,
  • Ritmo cardiaco irregular y presión arterial baja,
  • Deterioro dental,
  • Inflamación de extremidades.

Bulimia

Al igual que la anorexia, la bulimia es un trastorno alimenticio grave. Las personas bulímicas se caracterizan por episodios de atracones, tienden a comer grandes cantidades de alimentos sin control y para deshacerse de las calorías en exceso toma laxantes. La bulimia nerviosa se presenta de la siguiente forma:

  • Vivir con miedo a aumentar de peso,
  • Practicar actividad física en exceso,
  • Usar innecesariamente laxantes, diuréticos o enemas para perder peso,
  • Forzar el vómito,
  • Restricción de alimentos,
  • Sentir vergüenza por la forma del cuerpo.

Como has podido notar los síntomas varían de un trastorno mental a otro. Sin embargo, todos impactan negativamente sobre nuestro bienestar emocional. Es por ello que es importante saber identificar su sintomatología más frecuente para atacarlos de forma correcta.

Referencia:

Cómo reconocer los tipos más comunes de enfermedades mentales. https://www.lifehack.org/906009/mental-illness

Trastorno por estrés postraumático. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/post-traumatic-stress-disorder/symptoms-causes/syc-20355967

Anorexia nerviosa. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/anorexia-nervosa/symptoms-causes/syc-20353591

Escribir un comentario