Muchas enfermedades se desarrollan de forma silenciosa y acumulativa hasta que, en un punto, por lo general avanzado, de la vida se muestran en todo su esplendor. La demencia es una de ellas, y un estudio arroja nueva evidencia de que puede iniciar en la juventud.

Los investigadores de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, y del Centro de Alzheimer de la Universidad de Maastricht en Limburg en los Países Bajos, descubrieron que hasta un cinco por ciento de todos los casos ocurren en personas jóvenes. Además, sus estimaciones sugieren que casi 4 millones de personas en todo el mundo viven con demencia de inicio entre los 30 y 64 años de edad.

Prevalencia de demencia en la juventud

La revisión de 95 estudios de carácter internacional reveló que hay alrededor de 119 casos de demencia al inicio de la juventud por cada 100,000 personas en todo el mundo. Para tener una idea más clara, con base en estos datos, unas 3,9 millones de personas viven con la enfermedad.

Además, se estima una prevalencia de aproximadamente 1 por cada 100,000 habitantes en individuos más jóvenes, de 30 a 34 años. La proporción es pequeña en comparación con la de personas de más de 60 años, de alrededor de 77 casos por cada 100,000.

¿Qué puede causar la demencia durante la juventud?

Joven desvaneciéndose en un paisaje de otoño.

El autor cree que las causas de la demencia en la juventud son las mismas que las que se han identificado para la de la vejez, la enfermedad de Alzheimer y los problemas vasculares que afectan el flujo sanguíneo al cerebro.

Sin embargo, destaca un tipo particular denominado demencia frontotemporal, que se diagnostica con frecuencia a una edad más temprana. Según la ciencia, este se hereda en aproximadamente un tercio de los casos.

Difícil diagnóstico debido a la superposición de síntomas

En efecto, se trata de una cifra alarmante considerando las implicaciones de la neurodegeneración. Pero, desafortunadamente, las personas con inicio de demencia en su juventud suelen pasar años sin un diagnóstico y, por tanto, sin un tratamiento.

Uno de los estudios explorados arrojó algunos datos sobre ello. Según sus hallazgos, el diagnóstico de la enfermedad en personas jóvenes tomó, en promedio, 4.5 años en comparación con los menos de 3 años que toma entre adultos mayores.

Algunas señales tempranas que merecen atención

En conclusión, la detección de demencia en la juventud es poco común, pero los médicos deben estar al tanto de que sí es posible y que su diagnóstico temprano puede hacer la diferencia en su progreso. A pesar de ello, el Dr. David Knopman, neurólogo que se especializa en la atención de la demencia, reconoce que la mayoría de los médicos tienen poca experiencia para hacerlo.

Concepto de neurodegeneración en persona joven con manta sobre la cabeza en la oscuridad.

Para empezar, la demencia guarda un vínculo estrecho con el envejecimiento. Por lo tanto, las señales típicas que, en edades avanzadas podrían suponer deterioro cognitivo, suelen atribuirse a condiciones más comunes de la juventud, como la ansiedad y la depresión. De hecho, en la mayoría de los casos este diagnóstico es certero.

Sin embargo, hay algunas señales de alerta que pueden ayudar a guiar a los profesionales a detectarla de forma certera. Entre ellas, las quejas cognitivas que van más allá de los lapsos de memoria habituales, incluyendo problemas relacionados con pensamiento, el razonamiento, el juicio y el aprendizaje.

Referencia:

Young-Onset Dementia—New Insights for an Underappreciated Problem. https://jamanetwork.com/journals/jamaneurology/article-abstract/2781921

Escribir un comentario