Para poder estar realmente sanos y en nuestra mejor condición, los seres vivos necesitamos dormir. Ahora, la cantidad de horas de sueño que cada especie necesita es distinta, aunque existen promedios.

Por nuestra parte, cuando hablamos específicamente de los humanos, nos topamos con el promedio típico que nos indica que todos deberíamos tener unas 8 horas de sueño en nuestro día a día. Sin embargo, es bien sabido que muchos no cumplimos con tal horario. Algunos se pasan y otros quedan cortos, pero las consecuencias no son iguales para todos.

¿Por qué pasa eso? Principalmente, se debe a que no todas las personas requieren la misma cantidad de horas de sueño. Aspectos como la genética y la edad pueden cambiar mucho tal necesidad. De allí que, para poder entender realmente qué cantidad de horas de sueño necesitamos, es necesario hacer una comparación entre los elementos anteriores y los hábitos diarios que tenemos.

Primero lo primero: debemos escuchar a la biología

El factor principal que determinará cuántas horas de sueño podemos necesitar será nuestra edad. Ello ya que, dependiendo del momento del ciclo de vida en el que nos encontremos, será mayor o menor la cantidad de horas de sueño que necesitaremos para sentirnos bien.

Mujer cumpliendo con la cantidad correcta de horas de sueño.
Vía Pixabay.

Para presentar de forma general tales rangos, tenemos algunas clasificaciones como la realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés) y la SleepFoundation.org. De forma básica, existen tres grandes clasificaciones.

Las personas entre 18 y 64 años sueñen requerir entre 7 y 9 horas de sueño por noche. Por su parte, aquellos de 65 años o más suelen estar bien con entre 7 y 8 horas. Por su parte, los niños suelen requerir un mínimo de 8 horas, y los bebés incluso más.

Aun así, puede que seamos parte de los grupos que se salen del promedio. Por lo que, tal vez no necesitemos exactamente 8 horas de sueño, o ni siquiera siete. Sin embargo, ello dependerá principalmente de nuestro organismo y nuestros cronotipos. Por lo que es vital que no solo aprendamos a escuchar a nuestro cuerpo, sino a reconocer lo que nos pide.

¿Cómo saber qué cantidad de horas de sueño necesita nuestro cuerpo?

Una vez conocemos los promedios de sueño que, en teoría, nuestro cuerpo requiere, la siguiente gran misión es ver si en nuestra cotidianidad logramos darnos la cantidad de horas de descanso necesarias. De no ser así, entonces deberemos empezar a prestar atención a nuestro organismo y ver si presenta signos de agotamiento por falta de sueño.

Mujer con somnolencia diurna.
Vía Pixabay.

Uno de los primeros signos de que nuestro cuerpo no está descansando todo lo que necesita son los antojos. Si constantemente sentimos que queremos consumir bebidas con cafeína o comidas con alto contenido de carbohidratos, ello podría ser una señal de nuestro organismo diciéndonos que le falta energía.

Asimismo, si no tenemos esos antojos particulares, pero igual tenemos hambre casi todo el tiempo, es posible que también sea una señal de nuestro cuerpo. Sumado a lo anterior, también podemos sentirnos de mal humor con más frecuencia y facilidad. Por otro lado, podríamos empezar a ser más olvidadizos y a distraernos fácilmente.

Como si fuera poco, por las mañanas podríamos sentir una sensación de aturdimiento o inquietud, como quien no ha logrado descansar durante la noche. Algo que puede ligarse durante el día a una disminución en la disposición o motivación para realizar cualquier tarea.

Finalmente, otros signos más claros de la falta de sueño son la resistencia reducida durante los entrenamientos o las tareas rutinarias y la somnolencia diurna. En caso de que uno o varios de dichos signos sean comunes en nuestro día a día, lo mejor que podremos hacer será aumentar las horas de sueño que estamos teniendo hasta que ellos desaparezcan.

Escribir un comentario