Un curioso YouTuber se dispuso a comprobar si el mítico “anillo único” de ‘El Señor de los Anillos’ podría resistir el verdadero calor de la lava hirviendo.

Para quienes habrán visto la producción de ‘El Señor de los Anillos’ de Peter Jackson, basada en la novela de J.R.R. Tolkien, seguramente recordará cuando Frodo arroja el “anillo único” a la caldera del Monte del Destino y este se derrite justo al entrar en contacto con el magma. No obstante, Kyle Hill se dispuso a comprobar si la realidad combina con la ficción.

El creador de contenido y dueño de su canal de YouTube se dispuso a comprobar si realmente la lava podría acabar con un anillo del material de la “anillo único”. Hill quiso poner a prueba las teorías de los relatos de Tolkien, para lo que se dirigió al laboratorio del Proyecto Lava de la Universidad de Siracusa en los Estados Unidos.

Ahí, los científicos funden distintos tipos de roca volcánica, principalmente combinando basáltica, metales y minerales para recrear de forma artificial la lava del volcán, para luego poder estudiar el material resultante.

Hill, junto con la ayuda del geólogo y líder del proyecto, Jeff Karson, pudo comprobar los verdaderos efectos de la lava y de los efectos que tiene exponer a un anillo de titanio chapado de oro a una temperatura cercana a los 1.500 grados Celsius.

Aunque le costó conseguir la pieza dentro del material resultante de la lava, se sorprendió a encontrar que el anillo estaba prácticamente intacto. Lo único que cambió fue su color. Por lo mismo, y si se nos permite iniciar con las teorías conspirativas, el “anillo único” no está realmente derretido.

Si nos dejamos llevar por la ciencia, y entendemos que la diferencia entre la temperatura del anillo, y la temperatura de la lava, es imposible que el artefacto se haya derretido. Por lo que, ¿debemos sentir que Tolkien nos mintió? O, ¿solo entender que se trata de una historia de ficción, en donde todo es posible?

Escribir un comentario