Si hay algo a lo que nos hemos acostumbrado desde que interactuamos con aplicaciones móviles, es a las actualizaciones. Las aplicaciones y servicios que usamos viven en constante actualización a fin de corregir errores y mejorar otros apartados. Sin embargo, hay innovaciones en apps que han resultado verdaderos fracasos y tenemos un caso muy reciente con Twitter y sus fleets.

Pero Twitter no ha sido el único gigante con novedades cuyos resultados no han sido los esperados y por ello, vamos a recordar un poco algunas aventuras de otras empresas, que no han salido muy bien.

Microsoft Flow

Cuando llegó la página web de IFTTT con esa gran propuesta de automatizar acciones fácilmente, Microsoft también trajo su solución para competir: Flow. Se trataba de un servicio orientado a mejorar tu productividad haciendo lo mismo, automatizando tareas. La app se estrenó en Android en el año 2016 y un año después, habían solo 124 reseñas en Google Play.

Estos números no se compaginan con el alcance de un gigante como Microsoft, sin embargo, con la existencia de una opción tan sencilla como IFTTT, los usuarios no se complicarían con Flow. Cabe resaltar que, la empresa no se resigna a que esta sea una de las innovaciones de apps que fueron fracasos y en estos momentos está en el mercado bajo el nombre de Power Automate.

Google Spaces

No todo lo que hace Google tiende a salir bien y Google Spaces fue un claro ejemplo de ello. La idea en general no era mala, una aplicación en donde podías crear grupos reducidos de usuarios para compartir y comentar contenidos sobre temas específicos. La app además se integraba muy bien con la búsqueda de Google y YouTube.

El proyecto se estrenó en mayo del año 2016 y para febrero de 2017 ya se estaba anunciando su cancelación. Google indicó que no tuvo la acogida esperada, algo natural si consideramos que, ya existía una solución Slack para hacer lo mismo en las organizaciones.

Facebook Poke

Con el auge poderoso de Snapchat por allá en 2011 y 2012, Instagram no fue la primera ni la única en copiar su formato. Facebook ya lo había hecho en la Navidad del año 2012 con Poke, una aplicación muy similar con la que buscaba plantar competencia a Snapchat.

Sin embargo, Poke pretendía diferenciarse de Snapchat con opciones como la posibilidad de compartir mensajes, además de fotos y videos. Además, podías definir límites de tiempo de 1, 3, 5 y 10 segundos. Pese ello, forma parte esas innovaciones en las apps que fueron fracasos y que en estos momentos muy pocos recuerdan.

Amazon Chime

Si hablamos de apps e innovaciones que terminaron siendo fracasos, no podemos dejar pasar a la solución de videollamadas de Amazon. No obstante, es un poco raro porque este es un servicio que continúa operativo, sin embargo, no es un nombre que hayamos visto en competencia durante los días más duros de confinamiento.

Hace un año, comenzó una dura pelea por el liderato en los servicios de llamadas y videollamadas en internet. Vimos llegar a Zoom, Google también trajo su apuesta y lo mismo hicieron decenas de empresas, sin embargo, Amazon Chime puede resultar desconocida para la mayoría. Esto puede deberse a que se trata de un servicio de pago, aunque en el mercado empresarial tampoco aparece dentro de las referencias.

Amazon Rapids

Las innovaciones y apps que terminaron en fracasos pueden ser un tema sensible para Amazon, que no solo tiene al servicio anterior en esta lista. Rapids fue una apuesta interesante, la idea era incentivar a los niños en el hábito de la lectura pero de forma digital. Esto resultó un tema controversial entre muchos padres que no lo aceptaron del todo, porque apartaba a los pequeños de la lectura en libros físicos.

A primera vista podría parecer una idea excelente, tomando en cuenta además que Amazon es la referencia en los libros digitales. Sin embargo, el servicio no salió nada bien y la aplicación fue descontinuada.

Microsoft Clip Layer

En nuestros días hay un mecanismo muy útil y que nos puede ayudar en diversas circunstancias: copiar texto desde imágenes o aplicaciones. Microsoft también lo sabía y por ello llevó a Android su aplicación Clip Layer en el año 2016. Sin embargo, la aplicación no recibió el empuje, ni la atención esperada por parte de los usuarios.

En su lugar, se mantuvo a la sombra de otras alternativas que hacían exactamente lo mismo e incluso, un año después, Google publicó Lens y se convirtió en una referencia de apps para escaneo.

Escribir un comentario