Por imponentes que parezcan muchos monumentos, llegarán circunstancias contrarias al deseo de muchas personas de preservarlos. Como ejemplo, la construcción del túnel de carretera A303, que ha puesto en riesgo el status de patrimonio mundial de Stonehenge otorgado por la UNESCO.

Este jueves la organización aprobó un informe en el que se exponen preocupaciones justificadas de los daños irreversibles sobre un área de “valor universal excepcional”. El status se cambiará a patrimonio mundial en peligro para el año próximo a menos que se apliquen cambios en el diseño del túnel.

Un túnel de carretera pone en riesgo el status de patrimonio mundial de Stonehenge

Turistas en Stonehenge.
Crédito: Finnbarr Webster/Getty Images.

Si bien la advertencia parece drástica, las razones son muy sólidas. El mes pasado, el comité de la UNESCO informó al tribunal superior que la decisión de apoyar la construcción del túnel era ilegal. Al parecer, la aprobación gubernamental no tomó en cuenta los daños que el proyecto ocasionaría tanto a este como a otros sitios prehistóricos y artefactos antiguos.

La decisión vino de la mano de Grant Shapps, el secretario de transporte británico, quien hizo caso omiso del consejo desde 2018; esto luego de que la organización y los resultados de su propia inspección determinaran que la construcción causaría un “daño sustancial” al monumento, por lo que debería detenerse.

El gobierno ignoró la recomendación de la UNESCO

En aquel entonces, la UNESCO propuso un túnel más largo, que cubriera una mayor parte de la carretera. Sin embargo, las autoridades aprobaron la opción más barata a un alto costo de pérdida de un monumento icónico en la zona.

“El estado parte [el gobierno del Reino Unido] determinó que los beneficios adicionales del paisaje no justificarían los costos adicionales… Se lamenta que para una propiedad del patrimonio mundial tan icónica, persistan los argumentos de que los beneficios percibidos de un túnel más largo no compensar los costos”.

No está demás recordar que el mes pasado, el Departamento de Transporte ratificó su aprobación del proyecto aunque ponga en riesgo el status de patrimonio mundial de Stonehenge. Citando:

“Estamos seguros de que la decisión tomada por el secretario de estado de continuar con el proyecto A303 Stonehenge fue correcta, legal y bien informada. Las razones se exponen en la carta de decisión. No podemos comentar más ya que este es un caso de litigio en vivo”.

Patrimonio mundial en riesgo

En consecuencia, el comité de la UNESCO decidió descartar nuevas conversaciones con el gobierno de Reino Unido. Esto sería posible, en cambio, si las autoridades se comprometieran a detener la construcción del túnel.

Los grandes proyectos urbanos se consideran una señal de avance, pero muchas veces estos implican destruir el legado de nuestros antepasados. Y aunque muchos prefieran mirar hacia adelante, no cabe duda de que el pasado puede darnos las pistas para un mejor futuro.

Hace poco, también informamos sobre un proyecto de parque temático en México que amenaza con destruir las ruinas de Teotihuacán, ubicado al norte de la Ciudad de México. Pese a las órdenes de detener la construcción, los trabajos han continuado, por lo que es probable que se pierdan también muchos tesoros arqueológicos y, con ello, parte del recuerdo azteca.

Referencias:

National Infrastructure Planning. https://infrastructure.planninginspectorate.gov.uk/projects/south-west/a303-stonehenge/

State of conservation of properties inscribed on the World Heritage List. https://whc.unesco.org/archive/2021/whc21-44com-7B.Add-en.pdf

Escribir un comentario