Probablemente todos estén de acuerdo en que el 2020 y el 2021 han sido años muy estresantes y un nuevo estudio nos proporciona nueva evidencia de ello. Según una serie de encuestas realizadas antes y después del confinamiento en Italia por la pandemia de COVID-19, esta medida para limitar los contagios afectó de diferentes formas el descanso y la naturaleza de los sueños de las personas.

Según indican en su artículo en Journal of Sleep Research, despertarse varias veces, tener dificultades para conciliar el sueño, así como un recordar mejor lo soñado y experimentar sueños lúcidos fueron algunos de los episodios más frecuentes durante el encierro. A pesar de ello, muchos informaron que se habían aliviado tras las flexibilización y que la temática cambió, incluyendo sitios llenos de personas.

Una encuesta durante y después del confinamiento por la pandemia de COVID-19

Los investigadores aplicaron una encuesta en línea en la que participaron 90 sujetos, abarcando un período de estudio de dos semanas: la primera, desde el 28 de abril hasta el 4 de mayo, durante el confinamiento total; y la segunda del 5 al 11 de mayor de 2020, durante la flexibilización del encierro.

Los participantes proporcionaron información tanto información sociodemográfica como detalles sobre su ritmo de descanso y sueños en ambos períodos. Tras analizar los datos recolectados, los investigadores confirmaron lo planteado por trabajos previos similares: la pandemia de COVID-19, y concretamente el confinamiento, afectó la calidad del sueño de las personas.

Durante el encierro, los italianos se despertaron más veces al dormir y tuvieron más dificultades para conciliar el sueño; asimismo, mostraron con mayor frecuencia sueños lúcidos y más recuerdos de los sueños en general. Todos estos episodios fueron más frecuentes durante el encierro que después de este. Además, durante el período posterior al confinamiento, aumentó la frecuencia de sueños con la temática de reuniones, en los que había lugares abarrotados de gente.

¿Por qué el confinamiento por COVID-19 afectó los sueños de las personas?

Los eventos traumáticos vividos durante el confinamiento por COVID-19 y la frecuencia del recuerdo de los sueños mostraron un vínculo fuerte. Por ello, los investigadores creen que la estrategia, junto al contexto de un coronavirus propagándose rápidamente, tuvo un efecto de “trauma colectivo”.

Una forma de lidiar con el estrés por el encierro

Cuando experimentamos situaciones adversas, hacemos lo posible por solventarlas, y quizás esto podría explicar mayor frecuencia de los sueños lúcidos durante el confinamiento. Puede que los sueños lúcidos reflejaran un intento humano por hacer frente a la experiencias de la vigilia.

En cuanto a los sueños en lugares abarrotados de gente, los investigadores creen que puede explicarse a través de la hipótesis de continuidad. Puede que muchos añoraran volver a salir después de haber pasado demasiado tiempo en casa y sumergidos en la incertidumbre.

Referencia:

The impact of the end of COVID confinement on pandemic dreams, as assessed by a weekly sleep diary: a longitudinal investigation in Italy. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsr.13429

Escribir un comentario