Un equipo de funcionarios ambientales alemanes ha publicado un informe que ofrece una explicación a un episodio de comportamiento extremadamente extraño en peces. Los salmones de una piscifactoría en Alemania probablemente empezaron a saltar frenéticamente en junio de 2020 por haber estado intoxicados con cocaína.

En su informe los investigadores explican el procedimiento que aplicaron para llegar a esta conclusión. En resumidas cuentas, tomaron muestras de agua de los arroyos que alimentaban los tanques de peces y las analizaron. Los resultados sugieren que la intoxicación con cocaína podría ser la causa de los saltos salvajes de los salmones alemanes.

El comportamiento extraño de los salmones en un arroyo

Un día de junio de 2020, los salmones dentro de piscifactoría de Alemania empezaron a saltar despavoridos fuera del agua de un arroyo. Según explica Daniel Fey, jefe del departamiento de Ecología y Acuicultura, este comportamiento es indicativo de contaminación; dicho de forma simple, los peces reaccionaron así debido a la incomodidad que le causaba alguna sustancia en el agua en la que nadaban.

Por fortuna, los salmones no tenían daños graves de salud. De hecho, sus saltos icónicos duraron solo un día, luego de lo cual volvieron a su estado normal. Sin embargo, los funcionarios de la Agencia Estatal de Medio Ambiente de Renania del Norte-Westfalia (también conocida como Lanuv) han estado indagando en la causa.

Varias sustancias dentro del arroyo, pero ninguna vinculada al comportamiento de los salmones

El estudio reveló la presencia de varios herbicidas, insecticidas, pesticidas y productos farmacéuticos diferentes, pero todos en niveles bastante bajos. Aunque las sustancias pueden llegar a ser nocivas, sus concentraciones no explicaban el comportamiento frenético de los salmones.

¿Intoxicación con cocaína?

Sin embargo, los análisis revelaron también “dos sustancias conspicuas” en una de las corrientes del arroyo analizadas: una de ellas era cocaína, y la otra su producto de degradación química benzoilecgonina.

Salmones saltando debido a la intoxicación con cocaína.
Crédito: gencia Estatal de Medio Ambiente de Renania del Norte-Westfalia.

Los investigadores no encontraron la droga en las muestras tomadas directamente del tanque, lo cual podría limitar la posibilidad de que la cocaína fuera la causante de los saltos de los salmones. Pero también existe la posibilidad de que no la detectaran allí dentro porque el tanque estaba muy diluido.

“No se pudo determinar una causa clara del comportamiento de los peces”, dice el informe. “Sin embargo, no se puede descartar una reacción a la cocaína detectada en el agua del arroyo”.

El misterio de la descarga ilegal de agua residuales en el arroyo en que se encontraban los salmones

Curiosamente, la cocaína condujo a otro hallazgo interesante: una descarga ilegal de aguas residuales en el arroyo en el que comenzaron a saltar los salmones. En vista de ello, informaron a las autoridades locales, pero el informe como tal no deja claro quién estuvo detrás de la descarga ilegal, o de dónde provenía.

También llama la atención que los salmones de Alemania no han sido los únicos peces expuestos a situaciones de este tipo. Recientemente, los investigadores en Chequia confirmaron que la trucha puede hacerse adicta a la metanfetamina y que incluso pueden experimentar síntomas de abstinencia al limitar su exposición a la droga.

Por lo que no es descabellado deducir que este episodio de comportamiento extraño de los salmones alemanes estuviera relacionado con narcotraficantes y fabricantes de cocaína. En otras regiones de Europa, las bandas acostumbran desechos tóxicos de su trabajo en los arroyos y ríos locales.

Referencia:

Jahresbericht 2020. https://www.lanuv.nrw.de/fileadmin/lanuvpubl/2_jahresberichte/LANUV-Jahresbericht_2020.pdf

Escribir un comentario