La menstruación por lo general nos hace pensar en el ciclo reproductivo de la mujer, pero su influencia es mucho más amplia; incluso está conectado con el sistema inmunológico. En parte, por ello es que muchas mujeres han experimentado alteraciones en su período después de recibir la vacuna contra COVID-19 este año.

Pero, ¿por qué? ¿En qué punto se conectan las vacunas, el sistema inmunológico y la menstruación? Como indicamos en una nota previa, aún no hay mucha documentación al respecto, pero en realidad no se trata de algo realmente nuevo ni sorprendente. Los médicos explican por qué.

La menstruación y el sistema inmunológico están conectados

Aunque poco nos percatemos de ello, existe un vínculo entre el útero y el sistema inmunológico. En primer lugar, porque este último se distribuye en todo el cuerpo, incluido el revestimiento del útero, para ofrecer protección oportuna frente a las irregularidades.

El revestimiento del útero tiene células inmunitarias y los cambios hormonales, que pueden ocasionar el estrés emocional, estrés físico y estrés químico, también pueden alterarlas.

Sin embargo, el obstetra y ginecólogo George Fyffe brindó una explicación más amplia a Cleveland Clinics hace poco. Cuando se acerca la ovulación, el sistema inmunológico del cuerpo femenino se acelera para evitar cualquiera interferencia; recordemos que estamos “diseñados” y “dotados” con mecanismos que apoyen nuestra supervivencia.

Bajo esta dinámica, aumenta la protección para evitar que cualquier agente infeccioso interfiera con posible fertilización e implantación del óvulo. De cumplirse este cometido, el siguiente paso del sistema inmunológico es volverse más flexible para aceptar y favorecer el embarazo.

“El hipotálamo en el cerebro es el centro de control hormonal que trabaja en conjunto con la glándula pituitaria anterior. Juntos, se envían mensajes en forma de hormonas a los ovarios y al útero para aumentar o disminuir los niveles hormonales para facilitar la ovulación, el embarazo y el regreso del ciclo menstrual si no se produce la fertilización. El estrés emocional, el estrés físico y el estrés químico pueden afectar el centro de control hormonal, lo que puede provocar cambios en el ciclo menstrual”.

La razón por la que las vacunas pueden alterar la menstruación

Una de las razones por las que las vacunas podrían estar alterando la menstruación por su efecto de estimular el sistema inmunológico. Cada cuerpo es diferente, pero en general, esta respuesta podría ser la causa de las diferentes irregularidades reportadas por las mujeres en las redes.

El estrés físico, químico y psicológico podrían también estar jugando un papel. La tensión respecto a los efectos secundarios de la vacuna contra COVID-19, los temores derivados de la desinformación, otros problemas de salud subyacentes e incluso la ingesta de medicamentos podrían estar compartiendo el protagonismo en el fenómeno.

“Las mujeres que toman medicamentos para trastornos convulsivos, diabetes, afecciones de la tiroides , hipertensión, depresión u otras afecciones pueden notar irregularidades en sus ciclos menstruales”, explica el Dr. Fyffe. “Estos medicamentos pueden interferir con las hormonas responsables de la menstruación. Algunos incluso pueden causar la pérdida de la menstruación”.

¿Hay mujeres con mayor riesgo de experimentar alteraciones menstruales tras vacunarse?

El vínculo entre el sistema inmunológico y la menstruación es complejo, pero hemos logrado simplificarlo para comprenderlo. Pero lo dicho hasta ahora nos lleva a otra pregunta importante: ¿todas las mujeres pueden experimentar irregularidades menstruales o algunas son más propensas que otras?

Dar una respuesta sin evidencia científica sería irresponsable, pero los expertos siempre están para aclarar el panorama. La Dra. Kathryn Clancy, que ha estado muy activa en las redes sociales sobre este tema, compartió sus estimaciones también.

“Existe una pequeña posibilidad de que los cuerpos que tienen más práctica endometrial, como los cuerpos que han tenido muchos más ciclos menstruales, básicamente, las personas mayores, las personas que han estado embarazadas, las mismas personas que han dado a luz”, dijo, estén más propensos a experimentar alteraciones.

“Existe la posibilidad de que esos cuerpos sean un poco más propensos a tener períodos más abundantes después de una vacuna, simplemente porque la vasculatura del útero va a estar mucho más establecida en ellos”.

No hay razón para preocuparse hasta el momento

Desde arriba, manos de una mujer sobre una laptop con una figura tejida de un útero al lado en referencia a la menstruación.

A pesar de ello, los expertos creen que no hay de qué preocuparse hasta el momento. Hasta ahora, los cambios en la menstruación debido a las vacunas se resuelven rápidamente, tal y como ocurre con otros factores que alteran el período.

La Dra. Kathleen Jordan, especialista en medicina interna y enfermedades infecciosas dice que “los estudios de vacunas han demostrado que la mayoría de estos cambios se producen durante los primeros días posteriores a la vacunación y se resuelven rápidamente”.

Por tanto, las alteraciones en el ciclo menstrual después de la vacuna contra COVID-19 no parecen ser algo del otro mundo, pues ya sabemos que este está relacionado con el sistema inmunológico. Lo importante es verificar tanto su intensidad como duración. Como dicen los médicos, no deberían tardar en resolverse; sin embargo, si no ocurre así, lo mejor será buscar la opinión de un experto.

Referencias:

Will a COVID-19 Vaccine Throw Your Period Off? https://health.clevelandclinic.org/will-a-covid-19-vaccine-throw-your-period-off/

Can COVID-19 vaccines affect periods? https://www.medicalnewstoday.com/articles/can-covid-19-vaccines-affect-periods#How-long-do-these-changes-last?

Escribir un comentario