Nuestra luna ha sido testigo de innumerables promesas de amor y, en general, de todos los desastres que hemos vivido los humanos en la Tierra. Los ha visto en primera fila, como buen satélite natural, y sin necesidad de lentes especiales para vernos en tres dimensiones… o al menos eso es lo que creemos.

Por supuesto, se trata de una estimación bastante poética, porque aunque los científicos hablan de sus caras y la aprecian con frecuencia, la luna en realidad sigue siendo un misterio para nosotros. Pero, ¿cambiaría esto si estuviera más cerca de nosotros? O, dejando de lado el misterio y limitándonos a lo que ya sabemos, ¿qué pasaría si la luna estuviera más cerca de la Tierra?

Neil Comins, físico de la Universidad de Maine, ha dado respuesta a esta interrogante , y curiosamente no dista demasiado de lo que han mostrado películas como Todopoderoso. Te explicamos por qué.

Las mareas oceánicas en la Tierra seguramente aumentarían

Luna sobre el mar durante una noche oscura.

Si hay algo que la humanidad ha tenido claro desde hace mucho tiempo es que la luna tiene efectos sobre los océanos; esta tiene su propia gravedad, por lo que atrae a los océanos hacia ella. Así que si, de un momento a otro, la luna estuviera más cerca de la Tierra, probablemente el efecto más notorio sería el incremento abismal de las mareas.

Las estimaciones de Comins sugieren que las mareas en la Tierra serían ocho veces más altas si la luna estuviera a la mitad de la distancia a la que está ahora. Por consiguiente, algunas islas serían rebosadas por el agua durante buena parte del día. Las ciudades costeras desaparecerían debido a las mareas altas.

Más terremotos y actividad volcánica

Pero las mareas océanicas no serían la única consecuencia. Comins recuerda que la atracción gravitacional de la luna no solo afecta los océanos, sino también los suelos. De llegar a estar más cerca, esta fuerza aumentaría, lo que haría circular ondas de energía a través del planeta, es decir, experimentaríamos más terremotos.

Jazmin Scarlett, vulcanóloga histórica y social de la Universidad Queen Mary de Londres, ofrece un panorama más detallado de lo que podríamos esperar. El acercamiento “impactaría realmente en la corteza terrestre, lo que significa que podría desencadenar más terremotos, podría desencadenar más erupciones volcánicas”.

La experta cree que nuestro sistema planeta-satélite empezaría a parecerse un poco a Júpiter y sus lunas, conocidos por su alta actividad volcánica.

Con la luna más cerca, días y noches más largas en la Tierra

Hombre sobre una escalera sosteniendo a la luna brillante en el cielo.

Todo esto también haría que el giro de la Tierra también se hiciera más lento. En la actualidad, se sabe que la rotación de nuestro hogar se está desacelerando aproximadamente una milésima de segundo por siglo; pero si la luna estuviera más cerca aún, la rotacion sería aún más lenta y, por ende, nuestros días y noches aún largos.

Y aunque suene a semanas más agotadoras y más largas, es probable que podamos compensarlas con una vista espectacular de fenómenos como los eclipses solares, sin contar que sería más frecuentes.

Pero los días y las noches más largas por tener la luna más cerca podrían también desencadenar cambios en los ritmos circadianos en la Tierra; los animales tendrían que adaptarse a una luna más brillante alumbrando sus noches, bien con más audacia para esconderse de los depredadores, o para descansar mejor. Además, es probable que el clima cambie.

¿Podría la luna llegar a estar aún más cerca de la Tierra?

Luna cerca de la Tierra en el espacio.

Conocidas las consecuencias, queda evaluar la posibilidad de que ocurran en verdad. ¿Podría la luna llegar a estar aún más cerca de la Tierra o es algo que difícilmente podamos “apreciar”?

Comins fue a los extremos y planteó un escenario drástico en el que sí sería posible: si un objeto lo suficientemente masivo, como un asteroide, pasara cerca del sistema Tierra-luna, estando esta última en el lugar correcto de su órbita en el momento indicado. En este escenario, la luna se acercaría en espiral hacia nosotros.

De ocurrir esto, probablemente nos tome algo de tiempo apreciar los efectos. Quizás esto nos daría tiempo suficiente para preparar nuestras cámaras y tomar la revancha luego de años de fotos decepcionantes de la luna en nuestros celulares.

Referencia:

What would happen if the moon were twice as close to Earth? https://www.livescience.com/what-if-moon-closer-to-earth.html

Escribir un comentario