China ha emitido un anuncio confirmando la primera muerte por un caso de contagio de un virus extraño transmitido por monos, según lo reportado por The Washington Post. Según parece, la enfermedad ocasionada por el patógeno es capaz de afectar el cerebro de los humanos y, como consecuencia, ocasionar efectos graves que pueden incluso ocasionar la muerte.

China reporta primera muerte humana por raro virus común entre los monos

El caso actual ha reportado como fallecido a un veterinario de 53 años de Beijing. Según lo que se reporta, el hombre realizó la autopsia de dos macacos Rhesus y, solo un mes después sucumbió a los efectos de la enfermedad, dejando este mundo el 27 de mayo del 2021.

Según el experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Kobe en Tokio, Kentaro Iwata, la enfermedad es bastante común entre primates, pero no específicamente en humanos. De hecho, virus que la causa, también conocido como Herpes B o Mono B, no suele transmitirse a las personas.

Rostro de macaco rhesus.
Vía PxFuel.

Pero, el detalle está en que, si se llega a dar el contagio, los riesgos para el humano contagiado son altos. Ello ya que el virus ataca el sistema nervioso central y el capaz de causar cuadros de inflamación en el cerebro. Debido a ello, si no se la trata, su índice de mortalidad suele ser de un 80%.

¿Qué ha pasado?

Según lo declarado por el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, todo inició cuando la víctima presentó náuseas, vómitos y fiebre un mes después de realizar las disecciones de los monos.

Una vez el veterinario falleció, las autoridades de China analizaron muestras de su saliva y sangre para determinar qué causó realmente la muerte del hombre y si estaba relacionado con el virus de los monos. Efectivamente, en abril, luego de que se analizaran las muestras, se comprobó que el virus Mono B estaba en el sistema del difunto.

¿Otros podrían haberse contagiado?

Monos de la especie macacos rhesus reunidos.
Vía Wikimedia Commons.

La realidad es que dicho escenario es poco probable. Desde 1932, solo se han reportado menos 100 casos de tal enfermedad transmitida de primates a humanos, al menos en América del Norte. No se niega la posibilidad de que el número sea un poco mayor, considerando los casos que pudieron pasar bajo el radar.

Pero, aun así, los números siguen siendo demasiado bajos para considerarlos una amenaza real. Eso último sobre todo si tomamos en cuenta que luego los contagios de humano a humano son prácticamente nulos.

De hecho, de acuerdo al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. solo se ha llegado a documentar un caso de tal tipo de contagio. Por lo que, a diferencia de otras enferemedades (como el COVID-19) aunque el virus Herpes B transmitido por los monos haya causado la muerte de un humano en China, es poco lo que hay que preocuparse.

Empero, como una precaución extra, se tomaron muestras tanto del doctor como la enfermera que trataron a la víctima. Hasta la fecha, no se ha detectado que ninguno de ellos tenga el virus, por lo que la posibilidad de una cadena de contagios se presenta como bastante lejana.

Escribir un comentario