La historia de la planta conocida como cannabis sativa ha estado ligada a la humanidad desde hace miles de años. Ya sea que se la usara como parte de ritos religiosos antiguos, como una medicina o simplemente como un medio recreativo, su forma más popular –la marihuana– siempre ha estado entre nosotros. Sin embargo, ello no implica que siempre haya sido la misma. Ello sobre todo si estudiamos su historia y rastreamos los antepasados del cannabis hasta China, su punto de origen.

Una investigación recientemente publicada en Science Advances tomó tal meta en sus propias manos y desarrolló uno de los estudios históricos más grandes e inclusivos en lo que respecta al origen de la planta cannabis sativa. Ello ya que, aunque sabemos cómo es ahora y la forma en la que está compuesta, la historia nos muestra que sus versiones salvajes –o silvestres– no siempre fueron como la que conocemos hoy.

Inicios del cannabis – Sus antepasados pudieron provenir de China

Al final, para poder identificar los verdaderos orígenes de la planta, el estudio debió alargarse por 4 años. Durante ese tiempo, los investigadores involucrados se encargaron de analizar, categorizar y rastrear el genoma de 110 variedades de cannabis.

Planta de cannabis sativa.
Vía Pixabay.

Las muestras recolectadas provinieron de variadas partes del mundo como Indina, Suiza, China, Pakistán y Perú, entre otros. Al final, los análisis de las muestras de cannabis señalaron que los posibles antepasados de la planta estuvieron en el este Asia, específicamente, en lo que actualmente es China.

Ahora, la historia del cannabis salvaje al menos debe remontarse hasta hace al menos 12 mil años. Ya que, según los estudios, ese fue el momento en el que las variedades silvestres de la planta podrían haber iniciado su camino a la “domesticación”.

Entonces… ¿cuándo se domesticó el cannabis?

A pesar de que el proceso empezó más de 12 mil años atrás, los investigadores explicaron que los antepasados del cannabis en China no empezaron a mutar a lo que conocemos como la marihuana actual hasta hace 4 mil años. En otras palabras, la humanidad tuvo al menos 8 mil años de interacción con el cannabis antes de obtener el producto más rico en THC –el compuesto alucinógeno y psicotrópico– y menos CBN –el elemento desinflamante y relajante de la planta–.

Planta cannabis cuyos antepasados pudieron venir de China.
Vía Pixabay.

De acuerdo a tales tiempos, las modificaciones genómicas más fuertes del cannabis y su domesticación se dieron en paralelo con las de otros cultivos modernos y actualmente conocidos en China. Entre ellos, se mencionaron algunos como el arroz, la soja la nuez de zorro, el maíz de retama, el albaricoque y el melocotón.

El cannabis salvaje probablemente ya esté extinto

Además de lo anterior, el estudio también ayudó a añadir un total de 82 genomas nuevos a la lista de 28 que existía para el cannabis sativa. Por lo que, se ha enriquecido exponencialmente la base de conocimiento genético que se tiene de la planta no solo en el presente, sino a lo largo de su historia.

Gracias a ello, también identificaron tres variantes de ella presentes en la actualidad. Los dos linajes principales de la cannabis sativa son los ya conocidos: cáñamo y marihuana (uno usado por su fibra y el otro como entretenimiento o medicina).

Por su parte, según parece, el tercer linaje del cannabis es lo más cercano en la actualidad a lo que fueron sus antepasados salvajes en China. Actualmente, dicha variante se encuentra solo en Asia. Y, aunque es similar a sus ancestros, los investigadores explican que no es totalmente salvaje, ya que la mano humana también afectó su crecimiento. Lo que los ha llevado a considerar que, lastimosamente, las versiones más “puras” o silvestres del cannabis ya no se encuentran en ninguna parte.

Referencia:

Large-scale whole-genome resequencing unravels the domestication history of Cannabis sativa: DOI: 10.1126/sciadv.abg2286

Escribir un comentario