Dicen que los ojos son la ventana del alma, pero ¿qué hay de nuestra fisionomía? A través de ella podemos dar indicios de nuestra edad y revelar nuestro estado de ánimo. Aunque eso no es todo, una investigación reciente señala que las mujeres pueden predecir actitudes sexuales de los hombres con solo observar la forma de sus rostros.

Intrigados por saber si al mirar al alguien podemos predecir qué tan abiertos están a tener una relación sexual casual, Joseph Antar e Ian Stephen llevaron a cabo un análisis que involucró a 103 jóvenes y, a la cuales aplicaron un cuestionario de sociosexualidad –sexo sin ataduras–. Como parte de ese proceso, fotografiaron a los voluntarios para posteriormente pedir a los participantes  que miraran las imágenes. Todo ello, para que hicieran conjeturas sobre la voluntad de la persona de iniciar una relación sexual casual.

Las mujeres fueron más precisas que los hombres

Tras el experimento, los investigadores detectaron que las conjeturas de las mujeres, al ver las imágenes con los rostros de los hombres, coincidieron con precisión con la sociosexualidad que ellos habían expuesto en los cuestionarios.

“Pudieron saber si un hombre buscaba sexo casual en lugar de una relación a largo plazo, con solo mirarlo a la cara. Para los hombres, fue una historia diferente. Si bien la mayoría de ellos pensó que podrían saberlo, en realidad no lo hicieron”, destacan los autores.

¿En qué se basaron las mujeres para realizar esas conjeturas?

Rostro de un hombre

Según se explica en el artículo, la forma del rostro fue clave para predecir las conductas sexuales de los hombres. Por ejemplo, aquellos con mayor separación entre los ojos y un rostro más amplio en general reportaron estar abiertos a una relación sexual casual.

De igual modo, los hombres con narices más anchas, mandíbulas más fuertes y labios más delgados expusieron estar dispuestos a tener un encuentro sexual sin ataduras. Ciertamente, estos rasgos marcados se atribuyen a hombres con niveles más altos de testosterona.

Otros estudios

Más allá de revelar la sociosexualidad de una persona, la fisionomía está vinculada con el deseo y las preferencias sexuales de una persona. Así se expone en un artículo publicado en la revista Archives of Sexual Behavior.

En este, los analistas aplicaron una encuesta a los participantes y tomaron como referencia el índice FWHR (high facial width to height ratio), una medida del ancho y largo de la cara, para avaluar sus preferencias sexuales.

En efecto, encontraron que  las personas que tienen un FWHR alto, es decir caras más cuadradas y anchas, tienen mayor deseo sexual que las personas con caras más pequeñas y estrechas. Incluso, estas mismas personas están más abiertas a los encuentros sexuales causales y eventualmente ser infieles.

Como has podido notar, el rostro no solo refleja el estado de ánimo de una persona sino también sus preferencias sexuales y disposición para tener una relación sexual casual (bueno, en el caso de los hombres).

Referencia

The Facial Width-to-Height Ratio Predicts Sex Drive, Sociosexuality, and Intended Infidelity. https://doi.org/10.1007/s10508-017-1070-x

Facial shape provides a valid cue to sociosexuality in men but not women. https://doi.org/10.1016/j.evolhumbehav.2021.02.001

Escribir un comentario