Solemos ver a las bacterias como las malas de la película, pero los científicos lograron dar la vuelta a la tortilla con un nuevo desarrollo: gotas nasales fabricadas a base de una bacteria amigable que podrían ayudar a prevenir infecciones mortales.

En su artículo publicado en la revista Science Translational Medicine, detallan los resultados de un pequeño ensayo en el que participaron 26 voluntarios humanos. Entre ellos, el más resaltante fue el de una respuesta inmune fuerte y duradera entre los participantes, lo que sugiere un tratamiento preventivo eficaz y seguro que además podría ayudar a luchar contra la resistencia bacteriana.

Una prima benigna de la bacteria que causa meningitis

Desde hace un buen tiempo, hablar de infecciones bacterianas implica hablar de antibióticos, y esto, a su vez, suele dirigir al problema de la resistencia microbiana. El uso indiscriminado de estos medicamentos ha llevado a los patógenos a un nivel peligroso de resiliencia, y aunque muchos hagan caso omiso de ello, la realidad en los hospitales ya muestra evidencia de ello.

La nariz y garganta de alrededor del 10 por ciento de los humanos adultos están pobladas por la bacteria Neisseria meningitidis, una bacteria gram negativa que puede causar meningitis. Si llega al torrente sanguíneo, puede desencadenar formas de la enfermedad potencialmente mortales, incluida la sepsis.

En este trabajo, los científicos usaron una versión modificada genéticamente de la Neisseria lactamica, una prima de la N. meningitidis que también suele habitar la cavidad nasal. La razón es que un estudio anterior mostró que la proliferación de esta bacteria benigna evitó que la N. meningitidis prosperara en alrededor del 60 por ciento de los participantes.

Un gen en común que podría funcionar como antígeno para prevenir infecciones

Sin embargo, el enfoque actual no se limitó a probar de nuevo que la colonización de la bacteria amigable impedía infección con su prima malvada. En su lugar, evaluaron el papel de la modificación genética de la N. lactamica.

Esta versión lleva un gen adicional también presente en la N. meningitidis que funciona como un antígeno en el sistema inmunológico de quien la hospeda, sin causar daños. Los antígenos son esas sustancias que nuestras defensas usan para generar anticuerpos contra patógenos específicos, como diferentes especies de virus y bacterias.

De este modo, de manera similar a como funcionan las vacunas, la proteína asociada al gen podría preparar al cuerpo para luchar de forma efectiva ante una exposición a la bacteria nociva.

Las gotas nasales generaron una respuesta inmune sólida y duradera

Tras su aplicación durante el ensayo, los participantes mantuvieron la bacteria benigna de forma asintomática en sus fosas nasales a los 28 días. Y más importante aún: 86 por ciento de ellos todavía la portaba 90 días después, al igual que la respuesta inmune positiva.

Los investigadores destacan que el tratamiento generó una respuesta inmune más fuerte y duradera que la que mostraron los sujetos del grupo de control. Como escribieron los autores en su artículo:

“GM-Nlac se puede implementar de forma segura, sobrevivir en su nicho biológico y ser erradicado eficazmente según sea necesario sin transmitirse a otros adultos que viven cerca de los participantes del estudio”.

Por tanto, las gotas nasales a base de la bacteria GM-Nlac, como denominó a esta versión, podrían constituir un candidato prometedor para prevenir infecciones mortales.

Gotas nasales para controlar la bacteria de la meningitis y otras infecciones

Gotas nasales al lado de una caja con paños para la nariz.

“Este trabajo ha demostrado que es posible proteger a las personas de enfermedades graves mediante el uso de gotas nasales que contienen bacterias amistosas modificadas genéticamente”, dice Robert Read , profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Southampton en el Reino Unido.

El pequeño ensayo fue el primero de su tipo, pero sienta las bases para investigaciones futuras que aborden un enfoque similar pero con otras bacterias peligrosas. “Creemos que es probable que esta sea una forma muy exitosa y popular de proteger a las personas contra una variedad de enfermedades en el futuro”, añadió Read.

Referencia:

A recombinant commensal bacteria elicits heterologous antigen-specific immune responses during pharyngeal carriage. https://stm.sciencemag.org/content/13/601/eabe8573

Escribir un comentario