En el universo se albergan infinidad de mundos a la espera de que los encontremos para que podamos conocer sus secretos. Ahora, cuatro exoplanetas recién descubiertos en dos sistemas estelares distintos nos abren las puertas no solo para conocer más sobre ellos, sino sobre nuestro propio planeta.

El hallazgo se publicó en Astronomical Journal y fue fruto del trabajo de investigadores de tanto de la Universidad de Loughborough como de las de 25 institutos de todo el mundo. Para su desarrollo, el proyecto contó con el apoyo y dirección de la NASA.

De allí que los datos utilizados para su realización vinieran del Satélite de reconocimiento de exoplanetas en tránsito (TESS, por sus siglas en inglés) de la agencia espacial norteamericana.

Sobre el cuarteto de exoplanetas

Lo primero que alertó a los investigadores sobre la existencia de los exoplanetas recién descubiertos fueron las fluctuaciones periódicas en el brillo de sus estrellas. La dupla está compuesta por un par de astros ya conocido: TOI 2076 y TOI 1807.

Planeta Tierra ante el cosmos.
Vía PxHere.

Sin embargo, solo ahora se ha podido confirmar que cada una forma parte de un sistema estelar similar al nuestro y que tienen exoplanetas orbitándolas. Ambas parecen haberse originado de la misma nube de gas hace más de 200 millones de años luz. Pero cada una se desarrolló a su manera y construyó sistemas distintos.

Por ejemplo, la estrella TOI 2076, en la constelación Boötes, cuenta con tres exoplanetas, TOI 2076-b, -c y –d. El primero es tres veces el tamaño de la Tierra y gira alrededor de su astro cada 10 días. Los otros dos son al menos 4 veces el tamaño de nuestro planeta y tienen una órbita de 17 días.

Por su parte, en TOI 1807, en la constelación Canes Venatici, solo hay un exoplaneta (TOI 1807-b). De entre todos, es el único que había sido al menos registrado previamente por la NASA –en el 2020–, pero solo se confirmó su existencia recientemente. Asimismo, se destaca entre el grupo por ser el más “veloz”, ya que orbita a su estrella cada 13 horas.

¿Cómo los exoplanetas recién descubiertos nos pueden revelar secretos de la Tierra?

Lateral de un planeta de cara al espacio.
Vía maxpixel.net

Como bien sabemos, el cosmos está lleno de exoplanetas por lo que podríamos preguntarnos qué hace tan especiales a los recién descubiertos. Acá es cuando su edad sale a colación.

Según parece, el cuarteto exoplanetario se encuentra en su etapa de “adolescencia”, según los investigadores. En otras palabras, no son planetas recién nacidos, pero tampoco han terminado de asentarse. De allí que su estudio detallado pueda ayudarnos a entender qué procesos vivió la Tierra durante su propia “adolescencia”, al igual que el resto de los planetas del sistema solar.

Este descubrimiento es importante por dos razones. Una es la edad de las dos estrellas. La investigación de las estrellas y sus planetas en esta etapa de la evolución dará una idea de la evolución temprana de nuestro propio sistema solar. La segunda es el origen común de las dos estrellas. Nacieron en la misma nube de gas, pero después de haberse separado, podemos aprender cómo estos dos sistemas estelares se han desarrollado por separado”, añadió el Dr. Shaun Atherton, quien participó en la investigación y además forma parte de la Escuela de Ciencias de Loughborough.

Referencia:

TOI-2076 and TOI-1807: Two Young, Comoving Planetary Systems within 50 pc Identified by TESS that are Ideal Candidates for Further Follow Up: https://iopscience.iop.org/article/10.3847/1538-3881/ac06cd

Escribir un comentario