La mayoría estará de acuerdo en que la comida chatarra es deliciosa y adictiva, pero más allá de eso, ¿hay otras razones para que nos guste tanto? ¿Qué hay de los precios? ¿El gusto es tan fuerte como para que paguemos muchísimo dinero por consumirla? En este caso, puede que la respuesta mayoritaria sea “no”, y el hallazgo de una nueva investigación podría explicar por qué.

Resulta que las ofertas de comidas combinadas y los descuentos y ofertas por tiempo limitado tienen mucho que ver en el alto consumo de comida chatarra, al menos en Australia.

Alto consumo de comida chatarra promovido por descuentos

Los estudios sugieren que más del 80 por ciento de los australianos mayores de 14 años consumen comida rápida de forma regular, aunque los adolescentes destacan como los mayores consumidores.

Sin lugar a dudas, esta popularidad es ventajosa para la industria de comida chatarra, pero al mismo tiempo genera un grave problema de salud. Como muchos saben, estos productos suelen ser ricos en calorías y bajos en nutrientes; además, se han vinculado con obesidad y mala salud en general.

Menú repleto de descuentos y ofertas en comida rápida.

Dicho esto, es evidente que se trata de un problema que merece mayor atención. Siguiendo este objetivo, los investigadores monitorearon las promociones de comida rápida ofrecidas por algunas de las principales cadenas en Australia durante un período de tres meses; esto incluyó ofertas por tiempo limitado y ofertas de comida chatarra combinada que, por lo general, ofrecen descuentos por la compra de algún platillo específico.

Luego, evaluaron la salubridad de la comida en promoción. En el proceso, tomaron en cuenta también la cantidad de energía que aporta (kilojulios o kJ), la cual compararon con la ingesta energética diaria recomendada de 8700 kJ por día para adultos.

Ofertas de comida combinada y ofertas por tiempo limitado

El estudio confirmó lo que muchos ya habrán observado a lo largo de su vida: las cadenas de comida rápida ofrecen una amplia gama de promociones. Dentro del período evaluado, los investigadores registraron más de 500 ofertas combinadas y casi 200 ofertas por tiempo limitado en 10 compañías.

En su artículo indican que las ofertas por tiempo limitado proporcionan un descuento medio del 42 por ciento, mientras que las combinadas de hasta un 45 por ciento respecto al precio de los platillos individuales. Y lo más importante y preocupante: todas las ofertas por tiempo limitado aplicaban a productos clasificados como insaludabres.

Descuentos en comida rápida de alto contenido energético y baja en nutrientes

El contenido energético de la mayoría de los productos en ofertas combinadas era muy alto. Para tener una idea, algunos de ellos proporcionaban hasta el 90 por ciento de la ingesta energética diaria recomendada.

Acompañamientos típicos de comida rápida.

Pese a ello, el contenido calórico varió sustancialmente de acuerdo al acompañamiento y la bebida seleccionada. Por ejemplo, seleccionar papas gritas grndes y una botella de bebida azucarada de 600 ml ofrece casi 6,000 kJ, que equivale a casi el 70 por ciento de la ingesta diaria recomendada para adultos.

La historia cambia un poco si, en lugar de papas fritas y gaseosa, se escoge una ensalada y agua. En estos casos, casi el 70 por ciento de la comida chatarra en oferta combinada proporciona más de un tercio de la ingesta calórica recomendada.

Promociones de comida insalubre dirigidas a niños

Por si fuera poco, los niños parecen ser uno de los objetivos principales de las promociones de las cadenas de comida rápida. Muchas de sus promociones, específicamente ofertas de comida combinadas, estaban dirigidas a niños, y más del 80 por ciento de sus productos eran insalubres. Estos incluían bebidas y acompañamientos de alto contenido energético a un precio más bajo que el habitual; en pocas palabras, una peligrosa oferta de más por menos.

También merece atención el hecho de que estas promociones fueron lanzadas por seis cadenas que firmaron un compromiso para reducir la comercialización de alimentos no saludables para los niños.

¿Cómo abordar el problema?

Vemos pues que, a pesar del énfasis actual por promover un estilo de vida y una alimentación saludable, la realidad sigue distando mucho de dicho objetivo. Todos amamos la comida chatarra, y más aún si hay descuentos, es cierto, pero a veces lo que queremos no es exactamente lo que necesitamos, y este es un excelente ejemplo de ello.

Es por ello que la comunidad científica ha optado por concienciar a las autoridades respecto a la importancia de la reducción de estos productos. Reino Unido, por ejemplo, prohibió las ofertas del estilo “dos por uno” en comida chatarra, una moratoria que entrará en vigencia en abril de 2022.

Y dado el amplio acceso a comida insalubre en Australia, este podría servir de referencia para la implementación de nuevas políticas pro-salud. Quizás este tipo de limitaciones pueda también formar parte de la Estrategia Nacional de Obesidad en desarrollo.

Referencia:

Combo meal deals and price discounts on fast food encourage us to eat more junk. It’s time for policy action. https://theconversation.com/combo-meal-deals-and-price-discounts-on-fast-food-encourage-us-to-eat-more-junk-its-time-for-policy-action-163882

Escribir un comentario