Por lo general, la negligencia de algunos padres se asocia con antecedentes de maltrato infantil, pérdida de padres, abandono e incluso por consumo de drogas. Al considerar este último punto, investigadores de la Universidad de Kansas, Estados Unidos, llevaron a cabo una investigación para evaluar en qué medida el uso de sustancias y salud mental influyen en el comportamiento negligente de algunos padres.

Los investigadores entrevistaron a 3.545 padres para analizar su comportamiento hacia niños de 2 a 17 años. Y, determinar así la relación ente el consumo de drogas, apoyo social y la negligencia parental.

Trastornos depresivos recurrentes influyen en el comportamiento negligente de los padres

Tras el análisis, los autores detectaron que los antecedentes depresivos de los padres son determinantes en el comportamiento negligente que puedan desarrollar. Por ejemplo, algunos padres con adicción a las drogas pero sin un cuadro depresivo recurrente contribuyen a una mayor tasa de negligencia anual.

Por el contrario, los padres con episodios depresivos recurrentes, curiosamente registraron menor negligencia. Probablemente, eso se deba al apoyo financiero y psicológico que han recibido de familiares y amigos. Al respecto, la profesora asociada de bienestar social en la Facultad de Medicina de Nancy Kebble en la Universidad de Kuwait y autora principal del artículo, Nancy Kebble, expresa:

El uso de sustancias puede variar en diferentes contextos. Cuando un padre ya tiene niveles clínicos de depresión, ¿el abuso de sustancias exacerba las conductas de negligencia existentes? Este estudio es parte de la construcción de un caso de que no es una sola historia cuando se trata de pensar en cómo el uso de sustancias por parte de los padres se correlaciona con los comportamientos negligentes”.

El apoyo de los amigos y familiares es clave para superar desafíos

amigos abrazados contemplando el atardecer

En vista de que el comportamiento negligente de los padres no responde únicamente al consumo de sustancias, sino también a su salud mental y apoyo social recibido, los investigadores indican que el tratamiento debe ir más allá de la abstinencia entre los padres que abusan del alcohol y otras drogas. De hecho, Kebble agrega que:

Para los padres con depresión clínica, el uso de sustancias no parece tener un efecto significativo si cuentan con el apoyo social que pueda proporcionar recursos tangibles para ayudar a cuidar al niño”.

Si bien el apoyo social influye positivamente en el comportamiento de los padres, se debe tratar con cuidado, pues lleva implícito salidas con personas cercanas que pueden sacar a los padres de los hogares y alejarlos de sus obligaciones parentales. “Las personas en nuestras vidas pueden alejarnos de nuestras responsabilidades tanto como pueden ayudarnos a superar los desafíos”, agrega Kebble.

Esta investigación sugiere que antes de tomar una decisión sobre el tratamiento a ofrecer a los padres negligentes, no solo se debe considerar el trastorno por consumo de drogas, sino también el estado emocional de las personas. Por tanto, un plan personalizado es probablemente la mejor estrategia.

Referencia

Examining unique substance-related risk profiles for neglectful behaviors among parents with and without clinical depression. https://doi.org/10.1016/j.childyouth.2021.105987

Escribir un comentario