¿Pueden las vacunas contra COVID-19 causar infertilidad? ¿Las vacunas, en general, pueden afectar la capacidad para concebir? ¿Suponen algún riesgo durante el embarazo? Todas estas son dudas comunes y frecuentemente investigadas en Internet, según la herramienta Google Trends, pero ¿por qué?

Preocupaciones sobre un presunto vínculo entre las vacunas y la infertilidad femenina

En la actualidad, cuando tenemos dudas de algo, simplemente abrimos nuestro navegador y planteamos nuestras duda a a Google. Esta simple táctica nos abre las puertas a numerosas fuentes que, según sus algoritmos, podrían dar respuesta a nuestra interrogante, algo especialmente útil en esta pandemia.

Google es útil incluso cuando escuchamos rumores o recibimos cadenas de Whatsapp y queremos confirmarlos o, más frecuentemente, descartarlos. Algo así ocurrió con una campaña de desinformación (una más) contra las vacunas diseñadas para combatir la propagación de la COVID-19.

El origen del rumor

El 1 de diciembre de 2020, los Dres. Wolfgang Wodarg y Michael Yeadon solicitaron denegar la autorización de uso de emergencia de la vacuna BNT162b2 para COVID-19 fabricada por el dúo Pfizer-BioNTech con tecnología de ARN mensajero.

Vacuna contra el coronavirus frente a logo de Pfizer, una de las candidatas que ofrecen más efectividad en cuanto a protección de la vacuna.
Crédito: Marco Verch/CCNull.

En aquel momento, sus argumentos fueron preocupaciones infundadas sobre el efecto de la sustancia sobre la fertilidad femeninas; alegaron que la infertilidad en las mujeres podría estar vinculada a los anticuerpos que generan las vacunas. Sin embargo, estas preocupaciones carecían de fundamento; como ellos mismo reconocieron, no existe evidencia que asocie las vacunas con este riesgo.

Como ya muchos sabrán, a pesar de dicha solicitud, la Agencia Europea de Medicamentos y la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. aprobaron el uso de emergencia de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Hasta el día de hoy, los procesos de vacunación han avanzado significativamente, pero, a pesar de ello, las dudas en el público persisten. Una de ellas es el “probable” vínculo de las vacunas contra COVID-19 con la infertilidad femenina.

Y aunque parezca algo difícil de creer para muchos, los datos del principal buscador de Internet lo reflejan claramente. Las búsquedas de Google relacionadas con vacunas contra COVID-19 e infertilidad aumentaron en un 34,9 por ciento después de que los médicos expusieran su preocupación en aquel momento.

Para determinarlo, los autores del nuevo estudio usaron la herramienta Google Trends y algo de estadística. Por medio de ella, analizaron los resultados de los términos de búsqueda “infertilidad”, “infertilidad y vacuna” y “infertilidad y vacuna COVID” en los EE.UU. del 4 de febrero de 2020 al 3 de febrero de 2021.

En el punto de mayor interés, los términos de búsqueda de Google “infertilidad”, “infertilidad y vacuna” e “infertilidad y vacuna COVID ” experimentaron aumentos del 119,9 por ciento, 11,251 por ciento y 34,9 por ciento, respectivamente, con relación a los valores pronosticados.

Grupos antivacunas y campañas de desinformación contra las vacunas

Ciertos estudios han confirmado algunos efectos adversos relacionados con las vacunas contra COVID-19 diseñadas por diferentes marcas. Como suele ocurrir con la mayoría de los medicamentos, hay ciertos riesgos en su administración pero, de resultar aprobado, significa que los expertos en salud han concluido que los beneficios los superan con creces.

Pese a que la probabilidad de padecerlos sigue siendo muy baja en comparación con los riesgos que supone una infección con el coronavirus, muchas personas han dudado de recibir su inyección. Esto, en parte, se debe a campañas de desinformación lideradas por movimientos antivacunas en las redes sociales que han tergiversado los reportes y, además, propagado datos falsos.

El caso del rumor que vincula las vacunas contra COVID-19 con la infertilidad femenina fue como echar agua a aceite caliente. Las dudas, presentadas sin fundamento, se difundieron rápidamente y probablemente hayan mermado el interés de las personas por vacunarse; en especial, entre mujeres que estaban embarazadas o que buscaban quedar embarazadas.

El aumento de las búsquedas de Google relacionadas con las vacunas y la fertilidad tiene un lado positivo

En efecto, “la información errónea sobre la vacuna COVID-19 se correspondió con un aumento de las búsquedas en Internet de temas relacionados con la infertilidad en los EE.UU.”, escribieron los autores en su artículo.

“Disipar la información errónea e informar a los pacientes sobre los riesgos y beneficios de la vacunación COVID-19 puede evitar vacilaciones o rechazos innecesarios a la vacuna, lo que contribuye al éxito de los esfuerzos de vacunación”.

Pero como dice el dicho, “no hay mal que por bien no venga”. Es lamentable que se siga difundiendo información errónea sobre las vacunas contra COVID-19, sobre todo en algo tan delicado como la infertilidad. Sin embargo, los picos de búsquedas en Google sobre las vacunas contra COVID-19 reflejan un interés genuino del público por aprender sobre el tema, y esto es algo positivo.

Referencia:

United States internet searches for “infertility” following COVID-19 vaccine misinformation. https://www.degruyter.com/document/doi/10.1515/jom-2021-0059/html

Escribir un comentario