Llevar un animal a casa puede ser una gran adición al núcleo familiar. Sus curiosas actitudes y continua compañía pueden convertirse en una fuente inagotable de entretenimiento y buenas energías. Sin embargo, no todo es siempre positivo y, al darse cuenta, muchos dueños se están arrepintiendo de adoptar mascotas durante la pandemia.

A dicho fenómeno se lo ha denominado ‘Pet regret’ (Arrepentimiento de mascotas, al traducirlo de forma literal). Aunque siempre ha habido individuos que devuelven a los animales, el aumento de adopciones causado por la pandemia ha hecho que el número de dichos casos también se incremente.

Tal ocurrencia ha sido retratada recientemente por The Guardian, gracias al testimonio de personas como Linda Cantle de Wood Green, The Animals Charity. Así, podemos ver que el ‘Pet regret’ ha ido de la mano con el descubrimiento de que la convivencia con animales va mucho más allá de solo acariciarlos o colocarles regularmente comida y agua.

‘Pet regret’, lo que pasa cuando los dueños se arrepienten de adoptar a sus mascotas

Vía maxpixel.net

[Los nuevos dueños] Esperan que las mascotas entren en sus vidas, será maravilloso y todos vivirán felices para siempre. Pero la realidad es que puede ser difícil”, explica Cantle.

Según la experta, dicha situación se debe a que muchos de ellos o son simplemente dueños primerizos o solo tuvieron mascotas durante su infancia. Como consecuencia, al momento de adoptar mascotas durante la pandemia, realmente no tenían una idea de las responsabilidades y labores que tal decisión traería.

Ante una situación como esa, encuestas como la realizada por la aseguradora Petplan nos ayudan a tener una mejor idea del panorama general entre los nuevos dueños. Según sus registros, obtenidos de una encuesta de más de 2 mil personas, el 46% de los adultos entre 18 y 34 años se arrepentían de adoptar mascotas en la pandemia. En el grupo de 35 a 54 años, el porcentaje de arrepentidos fue de 32%.

Dichos porcentajes comprueban la posibilidad de que los dueños arrepentidos sean primerizos y que, por ende, realmente no estuvieran acostumbrados a cuidar o entrenar a un animal. Algo que luego se tradujo en dueños insatisfechos y mascotas tristes o estresadas.

Ello incluso cuando, según refleja la más reciente campaña de Petplan, el 85% de los dueños han considerado que su mascota los ha ayudado a lidiar con la pandemia. Ya que al menos el 25% del mismo grupo ha expresado paralelamente su arrepentimiento o preocupación por tener una ahora que las restricciones de la cuarentena se están suavizando.

¿Qué mascota ha generado más arrepentimiento entre los dueños?

Conejos, las mascotas que han generado más arrepentimiento entre los dueños durante la pandemia.
Vía maxpixel.net

De entre todas las mascotas mencionadas en la investigación, los conejos fueron los que causaron más arrepentimiento entre los dueños. Cantle explica que ello puede deberse a que, aunque pueden verse muy tiernos, los conejos son de alto mantenimiento y no suelen ser criaturas muy sociales.

Como resultado, no tienden a ser la mejor combinación para casas con niños que constantemente querrán interactuar con ellos. Asimismo, los dueños deben saber que, para que su conejo sea sano y feliz, debe tener al menos un compañero y además espacio suficiente para correr y moverse. Si eso no se cumple, más pronto que tarde la criatura podría deprimirse, hacerse inactiva y comer cada vez menos.

La pandemia hizo ver a muchos dueños que no sabían qué hacer con sus mascotas después de adoptarlas

Según Cantle, las llamadas a la línea gratuita de Wood Green para ayudar a entender el comportamiento de las mascotas han tenido un aumento del 66% en su actividad desde el inicio de la pandemia. Igualmente, la asistencia a las clases de capacitación de la organización casi se ha duplicado, al igual que su demanda general.

Dicha situación también ha ocurrido con otras entidades como Cats Protection y Dogs Trust. Cada una de ellas han observado un incremento de casi el 100% en el número de solicitantes buscando asistencia y guía con sus mascotas felinas y caninas. Ellos debido a que, de un modo u otro el adoptar mascotas durante la pandemia los ha dejado poco preparados para enfrentar incluso más retos que en épocas más tranquilas.

No solo los dueños se ven perjudicados

Gato enojado.
Vía maxpixel.net

Si bien es cierto que el ‘Pet regret’ se da entre los dueños arrepentidos de adoptar mascotas en la pandemia, ellos definitivamente no son las únicas víctimas acá. En primer lugar, los animales que terminan de vuelta en refugios pueden luego desarrollar problemas de apego y estrés por no ver más a quienes eran sus dueños.

Asimismo, aquellos animales que sí se quedan con los dueños igualmente experimentan otros problemas. Por ejemplo, los gatos tienden a estresarse por la excesiva compañía y desarrollan problemas de conducta como agresión y excesivo territorialismo.

Por su parte, otras criaturas como los loros pueden acostumbrarse tanto a tener a sus dueños en casa que desarrollan estrés por separación una vez ellos vuelven a sus trabajos. Un problema que también suele ser común entre los perros.

Algo que se agrava incluso más si fueron cachorros durante la pandemia, ya que crecieron sin suficientes interacciones sociales con otros humanos o canes. Lo que los hace más rebeldes, asustadizos y hasta agresivos. Existen formas de ayudar a lidiar con ese tipo de estrés, pero solo serán efectivas cuando el dueño realmente está comprometido con el cuidado del animal.

Escribir un comentario