Es bien sabido que el consumo de cigarrillos y afines puede tener graves consecuencias para la salud de las personas. A pesar de que los principales afectados son los pulmones, todo el organismo también es vulnerable a dichos elementos. Unos que incluso pueden desencadenar problemas cancerígenos. Ahora, una nueva técnica podría evitar tal situación al reducir los niveles de nicotina en el tabaco, haciéndolo menos dañino.

El estudio que ha traído tal posibilidad a la mesa se desarrolló en las manos de los investigadores Mingzhuo Li, Xianzhi He, Christophe La Hovary, Yue Zhu, Yilun Dong, Shibiao Liu, Hucheng Xing, Yajun Liu, Yucheng Jie, Dongming Ma, Seyit Yuzuak y De-Yu Xie. El conjunto, realizaron una publicación en el Journal of Advanced Research, donde compartieron sus resultados.

El tabaco podría hacerse menos dañino al reducir sus niveles de nicotina

La Universidad Estatal de Carolina del Norte dio a conocer anteriormente una herramienta capaz de alterar el metabolismo de las plantas. Para ponerla a prueba, los autores del estudio la probaron específicamente con las plantaciones de tabaco y trataron de averiguar si podría reducir la nicotina, u otro químico dañino en su composición.

Efectivamente, el nuevo método logró modificar los procesos metabólicos de las plantas para disminuir su producción de dichos químicos. En otras palabras, se creó una variante del tabaco que contaba con menores proporciones de elementos cancerígenos o nocivos en general.

¿Por qué alternativas anteriores no han sido tan efectivas?

La opción presentada por la Universidad Estatal de Carolina del Norte no es la primera en ofrecer la posibilidad de modificar el metabolismo de las plantas. Pero, sí parece ser pionera en hacerlo sin magnificar la producción de otros químicos dañinos para la disminución de otros.

Cigarrillos sobre fondo negro.
Vía maxpixel.net

Se pueden usar varias técnicas para reducir con éxito compuestos químicos específicos, o alcaloides, en plantas como el tabaco, pero la investigación ha demostrado que algunas de estas técnicas pueden aumentar otros compuestos químicos dañinos mientras reducen el compuesto objetivo. (…) Nuestra tecnología redujo una serie de compuestos dañinos, incluida la nicotina adictiva, la N-nitrosonornicotina (NNN) cancerígena y otras nitrosaminas específicas del tabaco (TSNA), simultáneamente sin efectos perjudiciales para la planta”, explicó Xie, profesor de biología vegetal y microbiana.

En otras palabras, podríamos estar frente a la primera alternativa realmente aplicable a largo plazo para hacer menos dañino el tabaco al disminuir su contenido de nicotina. Algo que también se podría aplicar a otras plantaciones también para hacer su consumo más seguro sin que deban perder sus propiedades.

¿Cómo se ha logrado reducir la cantidad de nicotina en el tabaco?

Lo que ha hecho diferente al mecanismo actual es la forma en la que aborda el tratamiento de la nicotina y de cualquier otro componente dañino en el tabaco. Para poder hacerle frente, trabaja nivel molecular con los factores de transcripción y elementos reguladores a.

Específicamente, se centra en aquellos correspondientes con elementos como la nicotina, la NNN y las TSNA. Al controlar la sobreexpresión de los genes asociados se puede disminuir la presencia de dichos químicos en las plantas y, en consecuencia, se hacen menos peligrosas.

Referencia:

A de novo regulation design shows an effectiveness in altering plant secondary metabolism: https://doi.org/10.1016/j.jare.2021.06.017

Escribir un comentario