En general, llevar una dieta balanceada es lo más recomendable si queremos evitar males como la obesidad y enfermedades derivadas. Para los atletas olímpicos, la historia no es muy diferente, aunque ciertamente una buena alimentación rica en nutrientes y carbohidratos saludables puede influir en su desempeño deportivo.

A pesar de ello, Lars Nybo, un profesor del departamento de nutrición, ejercicio y deportes de la Universidad de Copenhague, no cree que un desajuste ocasional en el régimen pueda afectar negativamente su desempeño. Si bien su posición no va a favor de la comida chatarra, plantea que algunos deportistas de élite pueden disfrutar de ella incluso antes de sus competencias sin mayores riesgos. Veamos por qué.

Todos necesitamos energía y nutrientes en nuestro día a día

En lo que respecta a la vida diaria, dormir bien, llevar una dieta balanceada y hacer ejercicio pueden hacer mucho por nuestra salud física, salud mental y rendimiento cognitivo. Incluso podemos ceder a una que otra tentación culinaria siempre y cuando nuestro día a día se rija por un estilo de vida saludable.

Pero, ¿qué pasa con los atletas que compiten en los Juegos Olímpicos? ¿Tienen ellos esta misma flexibilidad que nosotros los mortales? Dar una respuesta general a esta pregunta es un poco difícil; en cambio, desglosarla en función de la amplitud y particularidades del mundo deportivo podría hacerlo más sencillo.

“Todos necesitamos la cantidad adecuada de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales, sal y ácidos grasos para un rendimiento óptimo”, explica Nybo. “Pero en algunas disciplinas, es esencial cargar carbohidratos durante las últimas 48 horas previas a un evento, mientras que los atletas de otras disciplinas pueden salirse con la suya comiendo comida chatarra en el desayuno”.

La flexibilidad de la alimentación de los atletas olímpicos dependerá de la disciplina

Logotipo de Juegos Olímpicos con varios atletas de diferentes disciplinas en cada uno de los aros con un paisaje desértico de fondo.

Por lo tanto, en general, combinar la dieta adecuada con el entrenamiento es fundamental para el éxito deportivo. Sin suficientes nutrientes ni energía, el papel del entrenamiento físico pasa a un segundo plano y se vuelve prácticamente nulo en el rendimiento.

No obstante, esto no quiere decir que los atletas están destinados a comer única y exclusivamente para suplir las necesidades de su cuerpo. No es el deber ser, pero algunos pueden incluso comer algo de comida chatarra los días previos a su competencia, aunque todo dependerá de la disciplina.

Mientras menos dure la competencia, la alimentación puede ser más flexible

Por ejemplo, un lanzador de balas amerita años de entrenamiento y de dieta para alcanzar la capacidad y fuerza necesaria para empujar un peso de 7 kilogramos lo más lejos posible durante una competenca. No solo el evento, sino también el entrenamiento, requiere una cantidad de nutrientes adecuada para un buen desempeño sin riesgos sobre la salud.

“Generalmente, un lanzador de balas consume una cantidad sustancial de comida a diario, y proteínas post-entrenamiento en particular, en el período previo a los Juegos Olímpicos, para desarrollar masa muscular con la que lanzar su pelota”, afirma Nybo.

Sin embargo, para el día del evento no necesitan tener una gran reserva de energía acumulada de antemano porque su trabajo al momento de actuar será bastante breve. Por ello, “un lanzador de peso puede comer comida chatarra o rosquillas en el desayuno” sin mayor riesgo.

Estos atletas olímpicos pueden romper su régimen de alimentación sin mayores riesgos

Algo similar ocurre con otros deportistas, como los velocistas de 100 metros, los lanzadores de jabalina y los saltadores de altura. Todos ellos necesitan energía y una excelente condición física, pero su actividad se limita a períodos relativamente cortos.

Por tanto, estos atletas olímpicos pueden llevar una alimentación no tan especies los días antes del evento. Lo importante, en cambio, es que no coman exceso, porque esto podría hacerlos más pesados, lo que sí tendría repercusión en su desempeño.

¿Los ciclistas necesitan una alimentación especial días antes de los Juegos Olímpicos?

La historia cambia drásticamente para disciplinas como el ciclismo, en especial para el de ruta, y los corredores. Estos deben mantener una dieta variada y saludable durante los días previos a las competencias, pero la de los dos últimos días previos a estas son de particular importancia.

Nybo apunta que un corredor o un ciclista debe consumir grandes cantidades de carbohidratos en forma de arroz o pan blanco durante este tiempo para obtener un buen rendimiento.

Pero, ¿por qué, si se trata “solo de correr o de conducir una bicicleta”? Pues bien, como hemos indicado a lo largo del artículo, todo depende de la disciplina, y al tiempo de la competencia.

Competencia de ciclismo con varios atletas durante juegos olímpicos.

En el caso del ciclismo, es necesario almacenar glucógeno (el azúcar de los alimentos) en los músculos y el hígado. Este compuesto constituye reservas de energía adicional que ayudarán a estos atletas olímpicos una vez que empiecen a pedalear, razón por la cual es tan importante que mantengan una alimentación adecuada a sus requerimientos.

“Además, los ciclistas necesitan comer comidas más ligeras y frecuentes durante una carrera larga, por ejemplo, chocolate y bebidas energéticas”, dice Nybo. “Este depósito de azúcar se ahorra y proporciona energía durante las carreras”.

Por lo tanto, tal y como sugieren las principales recomendaciones de nutrición de la actualidad, la flexibilidad no es tan mala. Lo importante siempre parece ser no caer en los excesos ni convertir en rutina los alimentos menos saludables.

Referencia:

In principal, some Olympians can indulge in junk food for breakfast and still perform. https://science.ku.dk/english/press/news/2021/in-principal-some-olympians-can-indulge-in-junk-food-for-breakfast-and-still-perform/

Escribir un comentario