La pandemia del COVID-19 nos obligó a todos a permanecer en casa y a aislarnos de todas nuestras rutinas cotidianas. Ahora que la vacunación ha iniciado, la gente está entusiasmada por regresar a su normalidad… y también de probar más cosas fuera de ella. Tal es el caso de las actividades sexuales, que podrían ver un aumento en frecuencia y creatividad en la época postCOVID.

Para reflejar esa posibilidad, podemos contar con el reportaje realizado recientemente en Mashable. Dentro de ella, tenemos un vistazo cercano a la experiencia de los ciudadanos de Nueva York ahora que la vacunación ha avanzado, y pueden volver a sus vidas normales, así como también explorar un poco más sobre sí mismos y su sexualidad.

La actividad sexual postCOVID está aflorando

Para mostrar cómo la propensión a la exploración sexual ha aumentado después de la pandemia, podemos poner como ejemplo las fiestas sexuales que se han organizado en Nueva York. La que fue reflejada en detalle por Mashable fue la organizada en junio por Snctm, un exclusivo club sexual que reanudó sus actividades en mayo del 2021.

Según lo reportado por Snctm, las solicitudes de ingreso al club se incrementaron una vez cesaron las restricciones más fuertes por la pandemia. Asimismo, todos los eventos que se han realizado desde mayo se han llenado hasta el tope (dos con 99 personas cada uno y el último con 250 asistentes).

Pero Snctm no ha sido el único que ha experimentado dicho aumento. Mashable también habló con el club de cannabis y sexo, New Society for Wellness (NSFW), que tiene sede en Nueva York. De acuerdo a Daniel Saynt, director y autodenominado “principal conspirador” de NSFW, las membresías del club subieron hasta más de 6 mil integrantes, lo que implicó que sus números prepandémicos se duplicaron.

Tan solo con ese par de casos, podemos observar claramente una propensión postCOVID a la exploración más abierta de las actividades sexuales. A medida que las medidas de restricción se liberen en otras zonas de Estados Unidos y el mundo, dicha tendencia podría replicarse.

¿Qué dicen los expertos sobre tal posibilidad?

La reapertura: una espada de doble filo para la consciencia

Vía stock.adobe.com

Para conocer la perspectiva de la ciencia, Mashable habló con el terapeuta de relaciones sexuales, el Dr. Joe Kort. Desde su propio testimonio, el experto comentó que tanto él como sus colegas han tenido más trabajo que nunca desde que inició la crisis sanitaria.

Desde su experiencia, los solteros en un principio se mostraron emocionados por volver a salir y conocer nuevas personas. Sin embargo, las preocupaciones del COVID-19 no se desaparecieron del todo. De allí que las decisiones y actividades sexuales postCOVID estuvieran de algún modo influenciadas por una nueva cautela.

Cuando ella llegaba a niveles demasiado altos, los terapeutas se encontraron con condiciones como el FOGO (Fear of going out) o ‘miedo a salir’ y el FODA (fear of dating again) o ‘miedo a tener citas de nuevo’; ambos ocasionados por las preocupaciones post pandémicas.

Una vez recibieron las vacunas, las personas se mostraron más seguras a la hora de retomar sus actividades sexuales. No obstante, ello vino de la mano con unas precauciones y preocupaciones previas que el Dr. Kort comentó ver antes con frecuencia solo en hombres homosexuales frente al VIH/SIDA.

Las personas están entusiasmadas por retomar sus actividades sexuales (pero con cautela)

Para completar la perspectiva de la ciencia, también se contó con lo dicho por el Dr. Justin Lehmiller. El conocido investigador del Instituto Kinsey realizó una investigación al encuestar a 2 mil adultos entre mayo y junio del 2021.

Dentro de su encuesta, el autor del libro ‘Tell me what yoy want: the science of sexual desire’, preguntó qué tan dispuestas estarían las personas a retomar sus actividades sexuales en la época postCOVID. Según las respuestas obtenidas, aquellas personas vacunadas (el 43% de la muestra) se presentaron como más entusiastas.

Aun así, de la mano con su disposición vino un nivel de cautela que fue menor entre aquellos no vacunados (40% menos riesgos sexuales). En otras palabras, las personas que han recibido al menos una vacuna contra el SARS-CoV-2 se mostraron más propensas a tomar precauciones a la hora de retomar sus prácticas sexuales.

Las actividades sexuales también se han hecho más creativas y abiertas

Vía shutterstock.com

Ahora, a medida que se liberaron las restricciones por la pandemia, la mente de la sociedad también parece haberse abierto un poco más. Los aumentos de membresías a clubes de sexo serían apenas un ejemplo de ello.

Otro podría ser también lo reflejado en el estudio de Lehmiller, que reveló que el 42% de las personas se mostraron más dispuestas a hablar con sus parejas sobre posibles prácticas sexuales con miembros del mismo sexo. Ello fue de la mano con la autopercepción del 73% de la muestra, que comentó ser más “pervertida” ahora que antes de la pandemia.

Igualmente, otras prácticas como la no-monogamia ética (ENM, por sus siglas en inglés) también se han hecho más comunes. Según Kort y Lehmiller, tal práctica ya venía en aumento antes de la pandemia y, como refleja NPR.org, en la época postCOVID ello podría incrementarse incluso más.

Escribir un comentario