Cuidar al planeta es una tarea que todos los habitantes de la Tierra deberíamos tomar en cuenta. Por el momento, tal situación no es una realidad. Pero, poco a poco cada vez más personas están intentando disminuir su huella ambiental. Ahora, ello podría no ser tan sencillo. Sobre todo cuando vemos que no todos los productos reutilizables son tan ecológicos como se pensaba.

Los encargados de revelar tal realidad fueron los investigadores Hannah Fetner y Shelie A. Miller. El dúo de científicos presentó su estudio a través de una publicación en la revista The International Journal of Life Cycle Assessment. Dentro de ella, estudiaban el impacto ambiental de diferentes utensilios de cocina reutilizables y lo comparaban con el de sus contrapartes desechables.

¿Peor el remedio que la enfermedad?

Para la presente investigación, los autores se enfocaron en cuatro productos reutilizables, para determinar qué tan ecológicos eran. Específicamente, los elementos fueron las pajillas de bambú, las tazas de café reusables, los tenedores (de madera y metal) y los envoltorios de hamburguesas hechos con cera de abeja.

En cada uno de los casos, los investigadores analizaron lo que se denominó como “periodo de recuperación”. Básicamente, él hace referencia a la cantidad de veces que debería ponerse en uno un producto para que su huella ambiental sea menor que la de los desechables.

Pitillos de bambú ecológicos.
Vía bamboo-straws.com

Una vez se cruza tal umbral, se puede considerar que el producto reutilizable es, en efecto, ecológico. El detalle está en que no todos los elementos utilizados, al menos en el actual estudio, mostraron la capacidad de llegar a tal punto de equilibrio.

(…) no asuma siempre que lo reutilizable es la mejor opción. (…) Nuestro estudio mostró que algunas alternativas reutilizables nunca alcanzan el punto de equilibrio porque se necesita más energía y generación de más emisiones de gases de efecto invernadero para lavarlas que para fabricar el artículo de plástico de un solo uso”, dijo Miller.

Como un ejemplo de lo anterior, se presentaron tantos las pajillas de bambú como las envolturas de sándwich reutilizables. En ambos casos, la energía y agua gastados para lavarlas terminaba haciendo su uso más negativo para el ambiente que la utilización de una pajita o envoltura desechable.

No todo es negativo

Ahora, afortunadamente, no todas las categorías de productos reutilizables tuvieron efectos ecológicos negativos. De hecho, según se vio, elementos como las tazas de café reutilizables (como las de cerámica) y los tenedores de cualquier material dejaron una huella menor que sus contrapartes desechables.

Ahora, ello no se vio en un inicio ya que los costos de manufactura de ambos elementos y sus “impactos ascendentes” durante la fabricación son más altos que los de los elementos desechables. No obstante, como los productos ya mencionados sí pudieron cruzar el umbral del “periodo de recuperación”, con el tiempo y el uso su huella se hizo más pequeña de forma comparativa.

¿Qué puedo hacer para que uso de productos reutilizables sea más ecológico?

Tazas de café ecológicas.
Vía Piqsels.

Finalmente, Fetner y Miller hicieron una serie de recomendaciones que se podrían tomar en cuenta para tener un mundo más verde. Entre ellas, estuvo por ejemplo la utilización del lavavajillas en lugar del lavado manual de los productos reutilizables, ya que los consumos energéticos y de agua son menores, y más ecológicos.

Adicionalmente, recomiendan que valdría la pena disminuir el uso general de algunos productos –como las pajillas y los envoltorios–. Ello tanto para las versiones reutilizables como para las desechables. De esa forma, realmente se reduciría su impacto ambiental.

Asimismo, si ya se tiene el producto, recuerdan que la mejor manera de reducir su huella es utilizarlo tantas veces como sea posible. De esa forma, se alargará su vida útil hasta su máximo antes de que deba ser desechado.

Finalmente, recuerdan que cuidar el ambiente es una tarea constante y generalizada que va mucho más allá de nuestros utensilios de cocina. De allí que insten a las personas a abogar por cambios generalizados en sus comunidades, para que se integren sistemas de energía renovable y se realicen cambios estructurales para contar con una infraestructura más verde.

Referencia:

Environmental payback periods of reusable alternatives to single-use plastic kitchenware products: https://doi.org/10.1007/s11367-021-01946-6

Escribir un comentario