La pérdida de dientes no solo puede afectar nuestro proceso digestivo, también aumenta los riesgos de padecer deterioro cognitivo y demencia. Así lo demuestra un nuevo artículo publicado en la revista JAMDA.

En la investigación se expone que las personas con mayor pérdida de dientes tienen mayor probabilidad (1.48 veces más) de desarrollar deterioro cognitivo. Así como 1.28 veces más posibilidades de ser diagnosticados con demencia. En ese sentido, la profesora en Salud Global en la Facultad de Enfermería Rory Meyers de la Universidad de Nueva York, la Dra. Bei Wu, expresa:

“Dada la asombrosa cantidad de personas diagnosticadas con la enfermedad de Alzheimer y demencia cada año, y la oportunidad de mejorar la salud bucal a lo largo de la vida, es importante obtener una comprensión más profunda de la conexión entre la mala salud bucal y el deterioro cognitivo”.

El deterioro cognitivo es directamente proporcional a la pérdida de dientes

Como parte del análisis, los investigadores utilizaron un conjunto de datos longitudinales para evaluar hasta qué punto la pérdida de dientes aumentaba los riesgos de desarrollar deterioro cognitivo.

Sus hallazgos determinaron que el deterioro cognitivo es directamente proporcional a la perdida de dientes. Eso significa que por cada diente perdido se incrementan las probabilidades de padecer demencia. De hecho, estiman que por cada diente faltante el riesgo de sufrir deterioro cognitivo y demencia aumenta en un 1.4 por ciento y 1.1 por ciento, respectivamente.

Dentaduras postizas reducen el riesgo de padecer demencia

Además de confirmar la relación entre la pérdida de dientes y degeneración cognitiva, los autores detectaron que las personas con dentaduras postizas tienen menos riesgos de ser diagnosticados con demencia. Por ende, sugieren que los dientes postizos podrían combatir el deterioro cognitivo.

“Esta relación de ‘dosis-respuesta’ entre el número de dientes perdidos y el riesgo de disminución de la función cognitiva refuerza sustancialmente la evidencia que vincula la pérdida de dientes con el deterioro cognitivo, y proporciona alguna evidencia de que la pérdida de dientes puede predecir el deterioro cognitivo”, dijo Xiang Qi, estudiante de doctorado en la NYU Meyers.

Pero, ¿por qué la pérdida de dientes se relaciona con la demencia?

Los expertos afirman que masticar aumenta el flujo sanguíneo y lo niveles de oxígeno en la sangre. En efecto, se logra una mejor cognición y una mejor función de la corteza prefrontal del cerebro responsable de la toma de decisiones y el razonamiento.

Por otro lado, la perdida de dientes podría reflejar desventajas socioeconómicas, falta de cuidado y hábitos saludables de una persona. Se tratan de factores que promueven el deterioro cognitivo.

Estos hallazgos resaltan la importancia de promover una buena salud bucal. De esa manera, se reducen los riesgos de desarrollar deterioro cognitivo y consecuentemente demencia.

Referencia:

Dose-Response Meta-Analysis on Tooth Loss With the Risk of Cognitive Impairment and Dementia. https://doi.org/10.1016/j.jamda.2021.05.009

Escribir un comentario