Si bien teclear rápidamente y cometiendo pocos errores es de gran utilidad en nuestros tiempos, escribir a mano todavía sigue siendo útil para el aprendizaje y desarrollo de ciertas habilidades. Un nuevo estudio publicado en la revista Psychological Science nos trae nueva evidencia de ello.

Los autores descubrieron que la escritura a mano ayuda a las personas a aprender más rápido y de forma más efectiva que mecanografiando o viendo videos. Por lo tanto, puede que aún sea muy pronto para dejar de lado el uso de lápiz y papel.

Escritura a mano, mecanografía y observación de videos

En un esfuerzo por confirmar los beneficios de la escritura a mano a la hora de aprender, los investigadores diseñaron un experimento en el que enseñarían el alfabeto árabe a 42 personas. Los expusieron a videos que mostraban el nombre y la forma en que se escriben las letras así como audios con su pronunciación.

Luego, se dividieron en tres grupos para practicar lo que acababan de aprender y escuchar de tres formas diferentes: escritura a mano, mecanografía y observación de videos. El primero escribiría con lápiz sobre un papel; el segundo, tendría que ubicar la letra en el teclado; y el último, identificaría las letras en una pantalla.

Escribir a mano acelera y mejora el aprendizaje

Todos los participantes lograron reconocer las letras aprendidas del alfabeto árabe y cometieron pocos errores durante las pruebas. Sin embargo, los investigadores notaron que los que escribieron a mano lo hicieron más rápido que los otros; algunos de ellos lo lograron en apenas dos sesiones.

Pero no se trata solo de aprendizaje rápido, sino también de que sea efectivo. Por ello los investigadores también exploraron en qué medida los grupos podían generalizar el nuevo conocimiento adquirido.

letras del alfabeto árabe.

Sí, todos fueron capaces de aprender el alfabeto a través de los diferentes métodos, pero ¿quienes podían ponerlo en práctica en diferentes ámbitos? Los resultados mostraron que el grupo de escritura a mano usó fue el mejor en el deletreo de nuevos palabras, la lectura de palabras desconocidas y la escritura de las mismas. Al final del estudio, escribir a mano condujo a un mejor aprendizaje y al desarrollo rápido de habilidades para la lectura y la ortografía a un nivel experto.

“Con la escritura, obtiene una representación más sólida en su mente que le permite avanzar hacia estos otros tipos de tareas que no implican de ninguna manera la escritura a mano”, explicó Robert Wiley, ex Ph.D. de la Universidad Johns Hopkins.

Aún no es momento de abandonar el lápiz y el papel

Lápiz y sacapuntas sobre un cuaderno para escribir a mano.

En cuanto al porqué, el equipo cree que podría estar en el refuerzo de las lecciones visuales y auditivas a través de la escritura. Escribir a mano ofrece una experiencia perceptivo-motora en la que se unifica la información obtenida, lo que favorece el aprendizaje a través del procesamiento y asentamiento de la misma de forma más integral y duradera.

Y aunque los resultados se obtuvieron evaluando a personas adultas, es probable que ocurra algo similar en los niños. Por ello, los maestros y los padres deben hacer tanto hincapié en el uso de lápiz y papel en las aulas y en casa. Las computadoras definitivamente llegaron para quedarse, pero no por ello debemos dejar de entrenar nuestro cerebro y cuerpo a través de recursos que ofrecen beneficios tan importantes.

Referencia:

The Effects of Handwriting Experience on Literacy Learning. https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/0956797621993111

Escribir un comentario