Los científicos han quedado impresionados con la distribución de miles de tumbas islámicas medievales en la región de Kassala, en el este de Sudán. Aunque difíciles de detectar, estas se disponen siguiendo patrones muy peculiares que parecen tener un significado profundo y estrechamente vinculado a las costumbres funerarias y al concepto de familia del pueblo Beja.

Según los hallazgos de un nuevo estudio publicado en PLOS One, las tumbas están ubicadas en función de tumbas “madre” que funcionaban como referencia para entierros posteriores.

Imágenes satélites revelaron más de 10,000 tumbas islámicas en Kassala

Los investigadores usaron imágenes satelitales para identificar la ubicación de más de 10,000 monumentos en la región. Entre ellos, había túmulos de piedra elevados y relativamente simples, un modelo muy extendido a lo largo de la prehistoria e historia africana; y “qubbas”, como se denominan las tumbas y santuarios islámicos en el mundo panárabe.

Tras mapear las tumbas islámicas en Sudán, el siguiente paso era comprender la historia detrás de la distribución de cada uno de los monumentos. Esta tarea representó todo un reto para los arqueólogos dada la escasez de datos.

Hipótesis: la distribución de las tumbas seguía un patrón con significado cultural

Pese a ello, contaban con información suficiente como para sospechar que la disposición de las tumbas ocultaba procesos complejos arraigados entre las comunidades regionales.

“A simple vista, estaba claro que las tumbas agrupadas estaban condicionadas por el entorno, pero su disposición espacial puede haber implicado un significado más profundo”, dijo Stefano Costanzo, estudiante de doctorado en arqueología en la Universidad de Nápoles L’Orientale en Italia y autor principal del artículo.

Diferentes imágenes que muestran la distribución de las tumbas islámicas en Kassala, Sudán.
(A – C) Túmulos funerarios. (D) Una qubba de dos pisos en buen estado. (E – G) Vistas del paisaje con la distribución de las tumbas islámicas alrededor del Jebel Maman, Sudán. Crédito: Stefano Constanzo.

Con esta hipótesis planteada, él y sus colegas aplicaron una técnica especial de modelado estadístico denominada proceso de cúmulos Neyman-Scott. Aunque se desarrolló originalmente para estudiar los patrones que pudieran existir en la disposición de las estrellas y las galaxias, la técnica parecía encajar con los intereses arqueológicos de este trabajo.

“La característica más importante de este modelo radica en el hecho de que puede manejar conjuntos de datos arqueológicos que [carecen de datos de excavación y registros históricos] pero están compuestos por una gran cantidad de elementos, que es la base para análisis estadísticos significativos”, explicó Costanzo.

Una posible explicación para la distribución de las tumbas islámicas en esta región de Sudán

El modelo reveló que las tumbas islámicas estaban constituidas por varios subgrupos que giraban alrededor de tumbas madre. Los investigadores creen que esta organización derivaba del “carácter sagrado general de la ubicación y las trayectorias sociales de los grupos móviles que aún existen”.

Por otro lado, las áreas en las que había más material de construcción también tenían más tumbas. Además, los factores ambientales, como la topografía de la región de Sudán, parecían jugar un papel en la distribución de las tumbas islámicas.

Cabe recordar que la región de Kassala está habitada por la gente de Beja, que ha habitado la región durante dos mil años. Dentro de su cultura, existe una profunda apreciación hacia las tumbas antiguas, y puede que estas representen por sí mismas un recuerdo de su propia familia.

Pese a que la técnica estadística fue diseñada con fines muy diferentes, el estudio recibió críticas positivas de parte de la comunidad científica. Sin embargo, Philip Riris, profesor de modelado arqueológico y paleoambiental de la Universidad de Bournemouth en el Reino Unido, destacó el amplio período temporal que separa a las tumbas como una limitante significativa en la aplicación del modelo. Sin saberlo, los científicos podrían haber mezclado diferentes rituales funerarios y, en dado caso, su interpretación no sería tan acertada.

Referencia:

Creating the funerary landscape of Eastern Sudan. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0253511

Escribir un comentario