Las mujeres y las moscas tienen más cosas en común de lo que muchos podrían imaginar, y una de ellas es la ovulación. Una nueva investigación publicada en la revista PNAS nos deja evidencia de ello.

Los investigadores de la Universidad de Connecticut creen firmemente que un compuesto que sea capaz de detener la ovulación en las moscas también podría funcionar en mujeres humanas. De resultar así, existe la posibilidad de dar con nuevos métodos anticonceptivos, más eficaces y a un menor costo de efectos adversos.

Métodos anticonceptivos femeninos actuales conllevan efectos adversos

Aunque nuestro instinto de supervivencia nos motiva a continuar con nuestra especie, desde hace varias décadas las mujeres han empezado a retrasar el momento de tener hijos. Como muchos saben, en la actualidad existen una variedad de métodos anticonceptivos eficaces, y gracias a ellos muchas sociedades han tenido éxito en el control de natalidad y, al mismo tiempo, han disfrutado de los beneficios a nivel social.

Mujer con expresión de duda al sostener y ver un blíster con pastillas anticonceptivas.

Sin embargo, existe una realidad no tan agradable, y es que la mayoría de los métodos anticonceptivos disponibles causan efectos secundarios a las mujeres que los usan. La historia detrás de los de los ensayos que llevaron a su aprobación es un claro ejemplo de ello.

El problema parece perpetuarse por la falta de inversión en la investigación dirigida a mejorar los métodos actuales o buscar alternativas eficaces y más saludables. Por fortuna, la Fundación Bill y Melinda Gates ha enfocado parte de sus esfuerzos en ello y parecen estar obteniendo resultados prometedores.

Aún es pronto para hablar de un nuevo compuesto específico para detener la ovulación en las mujeres, pero la investigación reciente realizada en moscas y ratones nos adelanta que la exploración podría ser más sencilla.

Así ocurre el proceso de ovulación

Años atrás, los investigadores descubrieron cómo ocurre la ovulación de las moscas de la fruta, y el proceso es similar al de un ratón o un ser humano; en general, los óvulos maduran dentro del ovario para luego ser fertilizados por un agente masculino.

Pero para la fertilización, es necesario que los óvulos emerjan de pequeños capullos denominados folículos, y no todos lo logran. En los humanos, lo habitual es que salga uno por cada ciclo menstrual.

Mujer sosteniendo un calendario para saber la fecha en que ocurrirán su ovulación.

Los científicos ya comprenden mejor cómo ocurre el proceso, por lo que se plantearon como meta determinar cómo detenerlo. Y es que detener la ovulación (la liberación del óvulo viable del folículo) podría funcionar como una nueva forma de control de natalidad.

Pero estudiar el proceso en humanos conllevaría serios problemas éticos; en su lugar, un modelo animal sería más accesible, pero ¿cuál se le asemejaría más? Interesados por determinarlo, los investigadores recurrieron a las moscas de la fruta.

En busca de una droga capaz de detener la ovulación en moscas y ratones

Los experimentos consistieron en colocar folículos de la mosca de la fruta en un plato y probar diferentes compuestos potenciales para detener la ovulación listados en la biblioteca de medicamentos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, según siglas en inglés). Si alguno de los compuestos lograba inhibir la ovulación en las moscas de la fruta, el siguiente paso sería probarlo en ratones.

Los investigadores probaron 1,170 drogas, entre las cuales solo funcionaron seis. Seleccionaron cuatro de ellas para hacer nuevas pruebas en ratones, y los resultados mostraron eficacia solo para tres. Dos de ellas parecían funcionar sin causar desequilibrios hormonales, pero una de ellas, la clorpromazina, es muy tóxica y puede dañar permanentemente la fertilidad humana.

Compuestos que inhiben la ovulación en moscas también podrían funcionar en mujeres

Aunque la investigación aún no logra su cometido de encontrar un compuesto capaz de detener la ovulación, sí arrojó resultados significativos: la mosca de la fruta es un modelo animal útil para probar compuestos con este objetivo que puedan funcionar en mujeres humanas.

De modo que, si un medicamento logra detener la ovulación tanto en moscas como en ratones, es probable que pueda funcionar también en mujeres. Y, bajo esta vía, las investigaciones serían mucho más simples y rápidas.

Referencia:

A platform utilizing Drosophila ovulation for nonhormonal contraceptive screening. https://www.pnas.org/content/118/28/e2026403118

Escribir un comentario